Majorica suspende pagos con la expectativa de un inversor local que salve la empresa
  1. Empresas
Las ventas se derrumban por el coronavirus

Majorica suspende pagos con la expectativa de un inversor local que salve la empresa

La compañía no acumula un gran pasivo. Fuentes financieras aseguran que ronda los tres millones de euros, pero el problema radica en que el volumen de negocio ha caído un 75%

Foto: Tienda de Majorica. (Majorica)
Tienda de Majorica. (Majorica)

Majorica, la empresa de joyería especializada en la fabricación de perlas artificiales, suspendió pagos este lunes. Según han avanzado fuentes financieras conocedoras de esta crisis, Majorica se juega ahora su futuro a que algún inversor apueste por la continuidad de la compañía. Por ahora, hay un grupo inversor vinculado a empresarios familiares locales que prepara un plan para dar continuidad a la compañía, según han apuntado fuentes financieras y empresariales de Baleares, donde la compañía tiene su histórica planta en Manacor.

Este lunes, se depositó el concurso de acreedores en los juzgados de Palma de Mallorca, pero todavía no ha sido asignado a un juzgado en concreto. La compañía tiene una plantilla de 280 trabajadores. La nueva situación de la empresa ya ha sido comunicada a los representantes sindicales.

La razón de la entrada en concurso ha sido la crisis provocada por la pandemia, que ha reducido las ventas un 75%, según fuentes cercanas a la compañía. En los últimos dos años, la facturación había rondado los 20 millones, incluso algún año había sido superior. Ahora, la cifra con la que se prevé acabar el año justo llegará a los cinco millones, con lo que la situación de la compañía se ha convertido en imposible. La fábrica de Manacor lleva meses cerrada.

La razón de la entrada en concurso ha sido la crisis provocada por la pandemia, que ha reducido sus ventas un 75%, según fuentes cercanas

La compañía no acumula un gran pasivo. Fuentes financieras aseguran que ronda los tres millones de euros, de los que la mitad correspondería a deudas con Hacienda y la Seguridad Social. Pero al derrumbarse los ingresos por el coronavirus, ha sido imposible seguir. El grupo ya suspendió pagos en 2002 y salió de esta complicada situación cinco años después.

En todos los frentes

La crisis ha afectado en todos los frentes. Por culpa del covid-19, se perdió la temporada turística, lo que ha afectado a las cinco tiendas de Mallorca y también a las visitas guiadas para turistas a la planta de Manacor. Además, El Corte Inglés, donde el grupo mantiene diversos 'corners', permanece cerrado o ha estado clausurado por culpa de los confinamientos, lo que también ha dañado el volumen de negocio.

Ahora, el futuro de la compañía pasará por el administrador concursal, que tiene que ser designado por el juez. El Gobierno balear de Francina Armengol sigue con inquietud la evolución de esta crisis.

El plan del nuevo socio

El plan del nuevo socio pasa por tres líneas de acción: una quita de la deuda, todavía por cuantificar, mantener al actual equipo directivo y reducir la plantilla a la mitad, sin centrarlo únicamente en la factoría de Manacor. Así se lograría seguir con la empresa activa para mantener la marca.

Coronavirus Baleares Pandemia Turismo Joyas Concurso de acreedores
El redactor recomienda