El coronavirus irrumpe en el asalto de Airbus al reinado mundial de Boeing
  1. Empresas
Y asfixia a ambas

El coronavirus irrumpe en el asalto de Airbus al reinado mundial de Boeing

El último año, Airbus le comía terreno a grandes velocidades a Boeing, pero el covid lo ha cambiado todo. Estas son las cifras de un 2020 pésimo para ambas: pérdidas, despidos...

Foto: Un avión Airbus A330 Neo sobrevuela un cartel publicitario de Boeing. (EFE)
Un avión Airbus A330 Neo sobrevuela un cartel publicitario de Boeing. (EFE)

El ‘duopolio’ en el sector aeronáutico ha vivido unos resultados históricos, extraños y muy parecidos. Airbus y Boeing han sido duramente castigadas en sus cuentas por las ventas comerciales. Como las aerolíneas han reducido sus viajes, e incluso se han quedado en tierra, han recortado drásticamente sus compras de nuevas naves. Esta situación ha provocado que ambas compañías se encuentren con que, si en 2019 a estas alturas del año acumulaban beneficios de miles de millones de euros, ahora tienen pérdidas de dimensiones semejantes.

Saber quién sale menos dañado de la crisis será clave para ver cómo evoluciona la rivalidad histórica entre los dos grandes operadores del sector, que vivía hasta el estallido de la pandemia uno de sus momentos más críticos. Desde el mes de marzo de 2019, Airbus ha ido comiéndole terreno a su máximo rival, debido a que uno de sus modelos estrella, el Boeing 737 Max, tiene prohibida la circulación debido a diversos fallos en su producción que derivaron en dos accidentes mortales en Etiopía y Malasia que se llevaron la vida de 346 personas.

Foto: EC.

Desde entonces, el fabricante paneuropeo, a pesar de que siempre ha negado verse beneficiado, aumentó en 2019 las entregas de aviones comerciales hasta 725, mientras Boeing solo logró 346. El primer mes del año, Airbus comenzó pletórico, con 274 pedidos, mientras que su máximo rival no logró ninguno, cosa que no ocurría desde 1962.

Pero entonces llegó el covid. La aeronáutica norteamericana tiene que hacer malabares con ambas crisis y las normas de esta carrera han cambiado. Ya no se trata de saber quién ha logrado mejores resultados, sino quién resiste mejor el golpe y sale más reforzado frente al otro. Estos son los datos que han hecho públicos las compañías que controlan el 98% del mercado de la aviación.

¿Quién ha perdido menos?

Los nueve primeros meses del año se han saldado con pérdidas muy fuertes para ambas. Airbus ha pasado de beneficios a perder 2.686 millones de euros, cuando el año pasado a estas alturas ya había logrado unas ganancias superiores a los 2.186 millones. Aunque hay que matizar que ese descenso tan abultado se ha incrementado porque la dirección ha decidido provisionar 1.200 millones de euros.

Airbus ha decidido usar esta provisión para realizar su “reestructuración”, con lo que referencia a la inversión que va a tener que hacer la empresa para recortar su estructura operativa y reducir su plantilla. Esto demuestra que el ‘boom’ que esperaban, no solo se ha cortado de raíz, sino que ven necesario adelgazar sus gastos para una época más larga de vacas flacas.

Las pérdidas de su rival han sido parecidas. Con 2.987 millones de euros en negativo, se distancia mucho de los 374 millones que ya había ganado el año pasado a estas alturas y se queda muy lejos de los 7.036 millones conseguidos en 2018, antes de que la crisis del covid y la del 737 Max existieran.

Sin embargo, hay que remarcar que el tercer trimestre ha sido bueno para Boeing. No solo ha superado las estimacione del mercado, sino que ha frenado la sangría del segundo trimestre, donde se dejó 2.500 millones en pérdidas, y la ha reducido hasta los 466 millones. En el caso de su homólogo europeo, entre junio y septiembre, se ha dejado 770 millones de euros frente a los 1.200 millones del segundo trimestre.

El golpe en los ingresos no tiene precedentes para ninguna de las dos. Siguiendo con la firma norteamericana, los desplomes han sido de casi un 50% en el área comercial, su principal fuente de ingresos hasta este año. En total, ha reducido un 27% su facturación, hasta situarse en los 42.800 millones, frente la caída del 35% de Airbus, que le ha empujado a los 30.161 millones.

Aunque, donde Airbus sigue haciendo valer la ventaja de no atravesar dos crisis es en las entregas. Boeing ha pasado de entregar 806 aviones comerciales en 2018 a reducir en 2019 esta cifra hasta los 380 para acabar con 98 los nueve primeros meses de este 2020, la trayectoria de su rival ha sido muy distinta. Hace dos años, logró su récord con 800 envíos. Desde entonces, ha recortado esta cifra, pero siempre superando ampliamente a su homólogo al otro lado del Atlántico. En lo que llevamos de año, la aeronáutica europea ha conseguido 341 entregas (casi todas ellas concentradas en el primer trimestre).

A pesar de esta diferencia, que parecía impensable hace no tanto, desde Boeing transmiten que su larga travesía por el desierto debido a la crisis del 737 Max puede tocar a su fin. En la presentación de los resultados, afirmaron que ven cerca la vuelta a los vuelos de este modelo de avión, lo que podría cambiar esta ‘supremacía’ del líder europeo. Con este asunto resuelto, ‘solo’ tendrían una crisis a la que hacer frente, la del covid-19.

Pero, volviendo a los ingresos, fuera de los aviones comerciales, Airbus registró caídas del 2% en su sección de helicópteros y del 20% en el caso de Defensa. Su rival, por el contrario, ha mantenido sus ingresos en esta área con una caída del 3%.

Despidos masivos

De la mano de estos recortes en los ingresos, ambas compañías ya han admitido que 2021 será un año marcado por los despidos y los recortes de plantilla. De hecho, el director ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, ha comentado el pasado miércoles que aumentaban la cifra de despidos que habían calculado tras ver los resultados del tercer trimestre y las malas previsiones debido a la expansión del covid-19 y el golpe que supondrá en las aerolíneas.

"No hay duda de que este momento es uno de los más difíciles en nuestros más de 100 años de historia", explicó Calhoun. "El impacto del covid-19 en nuestros clientes comerciales continúa siendo devastador". Por ello, afirmó que los recortes de empleos son “una acción dura pero necesaria”.

En total, su compañía se deshará de más de 30.000 empleos. Aún no se sabe qué parte de estos será en EEUU y cuál será en otros países. Cuentan con una plantilla de más de 160.000 trabajadores repartida por todo el mundo, por lo que en 2021 habrá dado salida a un 18,75% de todos los trabajadores.

En Airbus, las salidas también serán muy significativas y, además, afectarán de forma importante a España, donde el grupo emplea a más de 12.700 personas en fábricas como la de Sevilla o Getafe (Madrid). La cifra que han dado apunta a, como mínimo, 1.600 empleos que se perderán en el país ibérico. La cifra en todo el mundo ascenderá hasta los 15.000 puestos de trabajo, un 11% del total.

Bolsa

La competición en el parqué entre ambas ha sido tremenda. Airbus había logrado reducir la diferencia de valor en bolsa con Boeing a partir de marzo, cuando comenzó la crisis del 737 Max. En aquel entonces, la americana casi triplicaba el valor de su contraparte, con una capitalización bursátil de 248.000 millones de dólares frente a los 86.000 de su competidor. A comienzos de 2020, tras un ascenso del 20% de la europea y una corrección del 26,5% de su rival, la distancia se había reducido a menos del doble, con Airbus subiendo hasta los 104.000 millones y Boeing corrigiendo hasta los 180.000 millones.

El coronavirus ha provocado desde entonces caídas en bolsa prácticamente iguales. Desde marzo, el valor de los títulos de ambas se ha desplomado más de un 50%. Boeing ha sido ligeramente más castigada por el mercado, con una caída del 53%, pero la distancia entre ambas se ha mantenido igual, congelada en el tiempo, a la espera de que el covid remita.

El ‘duopolio’ en el sector aeronáutico ha vivido unos resultados históricos, extraños y muy parecidos. Airbus y Boeing han sido duramente castigadas en sus cuentas por las ventas comerciales. Como las aerolíneas han reducido sus viajes, e incluso se han quedado en tierra, han recortado drásticamente sus compras de nuevas naves. Esta situación ha provocado que ambas compañías se encuentren con que, si en 2019 a estas alturas del año acumulaban beneficios de miles de millones de euros, ahora tienen pérdidas de dimensiones semejantes.

Airbus Boeing Aeronáutica Malasia Aerolíneas Etiopía Pandemia
El redactor recomienda