Ximo Puig busca gestoras para levantar 260 millones en dos fondos para salvar empresas
  1. Empresas
EL IVF SONDEA EL MERCADO DE CAPITAL RIESGO

Ximo Puig busca gestoras para levantar 260 millones en dos fondos para salvar empresas

El Instituto de Finanzas sondea el sector del capital riesgo y la inversión en deuda, y convocará la semana que viene dos licitaciones para elegir agentes. Aportará 75M de salida

Foto: El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, en rueda de prensa. (EFE)
El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, en rueda de prensa. (EFE)

El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) lanzará a partir de la semana que viene dos convocatorias públicas para seleccionar dos gestoras privadas con el objetivo de levantar sendos fondos de inversión con una capacidad para movilizar cerca de 260 millones de euros. El llamado banco de la Generalitat ha sondeado el mercado del capital riesgo y los inversores de deuda, y cree que existe demanda suficiente para poner en marcha dos instrumentos de respaldo a pequeñas y medianas empresas viables en la Comunidad Valenciana que tengan necesidades de capital en el contexto de la pandemia del covid, bien para reestructurar deuda a largo plazo, bien para realizar operaciones de crecimiento a través de adquisiciones aprovechando posibles oportunidades de fusiones o absorciones.

Estos dos fondos específicos que el IVF pondrá en manos de operadores privados forman parte de la estrategia global de apoyo financiero lanzada para el tejido productivo, en un momento en que todas las previsiones contemplan tensiones de liquidez y tesorería como consecuencia de la caída de la actividad. El IVF quiere aprovechar la relación trabada con gestores y fondos en los procesos de creación de nuevos instrumentos a través de sus proyectos de 'banca pública' y de saneamiento de entidades como la Sociedad de Garantía Recíproca, cuyos activos tóxicos y créditos impagados han ido siendo traspasados a fondos como Anacap en subastas supervisadas por Alantra que atrajeron a entidades como Oatkree.

Para intentar arrancarlos y atraer capital privado, la Administración autonómica hará una aportación propia de 75 millones de euros. Será la gasolina inicial. De estos, 50 millones se inyectarán en el llamado Fondo Valenciano de Crecimiento y Competitividad Empresarial (Creix), dirigido a articular operaciones de inversión en capital y préstamos participativos con empresas con capacidad para generar valor al objeto de impulsar su crecimiento y competitividad. La misión de la gestora seleccionada será doble: por un lado, buscar inversores hasta levantar un instrumento de 200 millones (es decir, 150 millones adicionales a la aportación pública), y por otro, seleccionar proyectos empresariales susceptibles de ser invertidos.

Foto: Foto: iStock.

Gestoras de capital, fondos y 'family offices' han mantenido ya contactos con el IVF y han mostrado interés en participar ante la perspectiva de una demanda importante de inversión, dada la posibilidad de que aparezcan oportunidades como consecuencia de la pandemia. La gestora percibirá una comisión fija y otra variable en función de la consecución de objetivos de rentabilidad, con rendimientos medios del 8% como meta.

Creix será un fondo de naturaleza jurídica privada. "Las empresas que han superado con éxito la crisis tendrán a su disposición facilidades crediticias con distintos grados de subordinación y fondos de capital riesgo, con gestión privada e inversión pública minoritaria para financiar la realización de inversiones estratégicas y la ejecución de operaciones corporativas de fusión y adquisición de empresas". Ello ayudará a "aumentar el tamaño medio de la empresa valenciana y favorecer su competitividad", señaló el director del IVF, Manuel Illueca. "Lo que queremos es atraer capital a las empresas valencianas, tanto de dentro de la autonomía o de fuera, en un contexto de necesidad de solvencia y a la vez generación de oportunidades", afirmó.

Foto: El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig. (EFE)

El segundo fondo para el que el IVF busca gestora es otro que ha bautizado como Impulsa. Es un fondo de deuda dirigido a empresas valencianas viables, pero que están sufriendo problemas de tesorería para afrontar compromisos financieros como consecuencia de la pandemia. El fondo, dotado inicialmente con 25 millones y que el IVF espera que levante hasta 35 millones de inversores privados, favorecerá operaciones de reestructuración de su deuda, incidiendo en los sectores más afectados por el covid, como el turismo, el ocio y el transporte. En su caso, acometerá operaciones más pequeñas, de entre 500.000 y 2,5 millones de euros, con una participación pública minoritaria. Estos préstamos participativos ayudarán a absorber la deuda no sostenible de las empresas, según apuntó Illueca, y se unen también a la línea de préstamos participativos con que ya cuenta el IVF, dotada con 40 millones de euros y gestionada en exclusiva con fondos públicos para los préstamos participativos inferiores a los 500.000 euros.

Las dos líneas Creix e Impulsa se complementarán finalmente con el llamado Fondo Valenciano de Resiliencia, una herramienta pública de último recurso para rescatar mediante préstamos híbridos, deuda subordinada e, incluso, aportaciones de capital a empresas medianas consideradas "estratégicas" que pasen por dificultades por el covid, al estilo del fondo de rescate que el Gobierno ha puesto en marcha para grandes empresas y operaciones de más de 25 millones. La Generalitat que preside Ximo Puig ya ha iniciado el procedimiento para notificar a Bruselas el paquete de ayuda dentro del marco temporal de ayudas de Estado que la Comisión Europea ha articulado en la coyuntura de la pandemia del coronavirus, tal como informó El Confidencial.

El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) lanzará a partir de la semana que viene dos convocatorias públicas para seleccionar dos gestoras privadas con el objetivo de levantar sendos fondos de inversión con una capacidad para movilizar cerca de 260 millones de euros. El llamado banco de la Generalitat ha sondeado el mercado del capital riesgo y los inversores de deuda, y cree que existe demanda suficiente para poner en marcha dos instrumentos de respaldo a pequeñas y medianas empresas viables en la Comunidad Valenciana que tengan necesidades de capital en el contexto de la pandemia del covid, bien para reestructurar deuda a largo plazo, bien para realizar operaciones de crecimiento a través de adquisiciones aprovechando posibles oportunidades de fusiones o absorciones.

Fondos de Inversión Gestoras de fondos Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda