EL BDE PIDE UNA ADOPCIÓN PRUDENTE DE SU FIN

Alerta de mora en la gran banca: los hogares más vulnerables acaparan las moratorias

El supervisor ha comprobado que la mayor parte de moratorias se concentra en familias que ya tenían una posición financiera más débil antes de la pandemia

Foto: (iStock)
(iStock)

El Banco de España (BdE) muestra preocupación con la amenaza de morosidad que se cierne sobre los bancos cuando se disipen los efectos de las moratorias y los créditos ICO. Mientras que en el primer caso hay una negociación con Bruselas y con la Autoridad Europea de Banca (EBA) para evitar un colapso de empresas y un aumento de los impagos tras el primer año de carencia, el supervisor avisa del riesgo que supone para los balances de los bancos el fin de las moratorias.

La crisis sanitaria y, como consecuencia, la económica, oscila hacia los escenarios más pesimistas de hace unos meses ante la segunda oleada, que ya está provocando nuevas restricciones a la movilidad y a la actividad. Si se prolonga esta situación, hay un severo riesgo de que se dispare la morosidad cuando se disipen los esquemas implementados en marzo y abril para evitar, precisamente, un ‘boom’ de impagos.

Esta situación es especialmente peligrosa para familias y bancos y, por añadido, para la estabilidad financiera del país, debido a que las moratorias a hipotecas se concentran en los hogares más vulnerables. Así lo muestra un análisis del BdE incluido en su informe de estabilidad financiera, en el que también calcula que la morosidad para el crédito hipotecario se habría duplicado estos meses desde algo más del 4% hasta el 9% sin estas moratorias, tanto la decretada por el Gobierno como las acordadas por el sector. Es decir, el volumen de activos dudosos se habría disparado un 100% hasta superar los 100.000 millones de euros.

Desde el inicio de la pandemia hasta finales de septiembre, según el informe de estabilidad financiera, ha habido 1.507.000 solicitudes de moratorias, de las que se ha concedido el 89%. El grado de aceptación elevado es común en todas las entidades. En un primer momento creció rápido el número de moratorias legales, a través del esquema del Gobierno, y desde junio ganaron mayor aceptación las sectoriales, con 787.000 solicitudes y el 92,5% de aceptación. El saldo vivo pendiente de amortización de hipotecas suspendidas asciende a 20.500 millones de euros, frente a los 3.000 millones de préstamos no hipotecarios, y sumándose a los 28.700 millones en moratorias sectoriales. En conunto, son 52.000 millones o el 7,9% del 'stock'.

Evolución de las moratorias. Fuente: BdE
Evolución de las moratorias. Fuente: BdE

El BdE ha realizado un estudio econométrico para analizar el tipo de hogar que se ha acogido a las moratorias. Como era de esperar, son familias que están sufriendo en mayor medida el impacto económico de la pandemia, como por ejemplo a través de expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE). Pero también son prestatarios que ya antes de la crisis tenían una situación mayor de vulnerabilidad que la media, con peor posición financiera e historial crediticio. "Los hogares de menor renta, con peor historial de crédito o en situación de morosidad, con mayor volumen de deuda sobre renta en 2019, con un valor más elevado del servicio de la deuda de la hipoteca (en el momento de la concesión) y con avalistas asociados, son los que presentan más probabilidad de acceder a una moratoria en la hipoteca", arguye el informe de estabilidad financiera.

"Hay un cierto riesgo de que cuando terminen las moratorias muchos hogares pasen a una situación de morosidad si la normalización de la actividad económica no es rápida. Son préstamos que tienen unas condiciones estándar más relajadas, que en el momento de la concesión tenían ratios de deuda sobre los ingresos del hogar o un servicio de la deuda más alto", señala Ángel Estrada, director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del Banco de España. "Han sido las entidades más grandes las que habían concedido más préstamos en el pasado y también las que están teniendo un mayor porcentaje de moratorias", añade. Entre estos bancos también están algunos de los que han sido más rentables estos años en el mapa español.

Fuente: BdE
Fuente: BdE

El BdE separa en su ejercicio a los hipotecados por quintiles (20% en cada caso del total). En el más endeudado hay 5,8 puntos porcentuales de más probabilidad para estar acogido a una moratoria. También es un 29% más probable que una familia con hipoteca se haya acogido a una moratoria si tenía también un préstamo al consumo a finales de 2019. Asimismo, la probabilidad de ver una moratoria en un hogar con mal historial crediticio es del doble que en uno con perfecto historial de pagos, mientras que si la hipoteca está avalada la probabilidad crece en un 19%. Por otro lado, los autónomos acceden a las moratorias en un 58% más que los asalariados. Esta correlación también se da por regiones. En las zonas con mayor incidencia de la pandemia en el empleo también hay más probabilidad de moratorias.

El tamaño de los bancos y la ratio de dudosos son dos aspectos clave a la hora de ver mayor o menor proporción de moratorias en esta pandemia. En los más grandes la proporción es mayor en un 35%, y en los que tienen más dudosos en un 10% superior. Por tanto, los resultados empíricos indican que los hogares más vulnerables han sido los que más han recurrido a las moratorias, de acuerdo con la finalidad de estos programas, lo que hace prever que una vez terminado el periodo de carencia exista un riesgo elevado de que dichos hogares pasen a una situación de dudosidad si no se ha normalizado la actividad económica", insiste el BdE.

Los datos ponen de manifiesto que las moratorias han tenido "un impacto significativo a corto plazo" para aliviar la situación económica de las familias más desfavorecidas y para contener la morosidad bancaria. Para el futuro, "es necesario una adaptación prudente y ordenada" de estos programas con el fin de evitar que la retirada precipite potenciales problemas de liquidez", opina el BdE. En este sentido, agrega, gran parte de los hipotecados con moratorias legales de duración de tres meses las están transformando a su vencimiento en moratorias sectoriales con duración de hasta un año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios