JP Morgan cuestiona la estructura de capital de Telefónica y duda del dividendo
  1. Empresas
ANALISTAS "EXTREMADAMENTE PREOCUPADOS"

JP Morgan cuestiona la estructura de capital de Telefónica y duda del dividendo

El banco de negocios estadounidense advierte del desequilibrio entre la deuda y el patrimonio de la operadora, a la que ha rebajado de forma signficiativa sus previsiones de resultados

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez- Pallete, en un acto. (EFE)
El presidente de Telefónica, José María Álvarez- Pallete, en un acto. (EFE)

JP Morgan ha remitido a sus inversores un informe en el que expone su preocupación por la situación financiera de Telefónica, a la que ha rebajado sus previsiones de ingresos, 'cash flow' (generación de caja) y beneficio bruto de explotación (Oibda, por las siglas en inglés). Un recorte que hace muy difícil que la compañía española de telecomunicaciones pueda afrontar el pago del dividendo y de la deuda, que supera los 55.000 millones de euros.

El banco de negocios estadounidense, que en otro informe realizado en septiembre le rebajó el precio objetivo desde los 3,4 hasta los 2,9 euros por acción, afirma que “seguimos extremadamente preocupados por la sostenibilidad de la estructura de capital actual de Telefónica”. Se refiere JP Morgan a que el porcentaje de deuda sobre fondos propios o 'equity' es de un 73% frente al 27%, un desequilibrio que la operadora debería de corregir vendiendo activos, suspendiendo el dividendo o ampliando capital.

Fuente: JP Morgan.
Fuente: JP Morgan.

El banco de inversión americano, dirigido en España por Ignacio de la Colina, adelanta que los resultados del tercer trimestre de 2020, previstos para la próxima semana, mostrarán caídas del 13% de los ingresos y del 17,7% del Oibda. Debido a estos descensos, JP Morgan ha rebajado un 11% la previsión de ingresos para el conjunto del año, un 15% la estimación de beneficio bruto y un 30% la generación de caja o 'cash flow'.

Al disminuir de forma tan significativa la caja, el banco considera que la compañía no dispone del dinero suficiente para repartir el dividendo de 0,4 euros por acción —2.800 millones de euros al año— que José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha reiterado querer distribuir entre sus accionistas. “El dividendo está mal cubierto por el 'free cash flow' y las inversiones necesarias del espectro”, explica el informe, que añade que si paga el dividendo, no podrá rebajar la deuda, la gran preocupación de la mayoría de los inversores y la causa principal del mal comportamiento bursátil. "Dada su escasa capacidad para repagar la deuda de forma orgánica, sospechamos que las acciones seguirán teniendo un mal comportamiento".

Telefónica cotiza a niveles de hace 25 años, con una capitalización de apenas 16.000 millones, cuando llegó a valer más de 100.000 millones en bolsa. Otro banco de inversión, Goldman Sachs, acaba de rebajarle también el precio objetivo, desde los 4,7 hasta los cuatro euros por acción. “Nuestro principal foco de discusión es el balance y la generación de caja, dada la proporción de tres a uno de la deuda sobre el 'equity'”, argumenta el banco americano. Goldman Sachs ha rebajado las previsiones de ingresos y Oibda para el grupo en 2020, y señala que la compañía debería acelerar su desapalancamiento o endeudamiento.

Foto: Telefónica ultima invertir 5.000 millones en una filial de fibra en Alemania

Por su parte, el grupo suizo Mirabaud ha hecho lo propio, al rebajar entre un 2 y un 4% su estimación de beneficio bruto de explotación, y al ajustar un 10% el precio objetivo de Telefónica, hasta los 4,33 euros por acción. El bróker francés, como Goldman Sachs y JP Morgan, explica que la operadora está sufriendo mucho por el impacto de las divisas latinoamericanas y la presión competitiva en España, liderada por la agresiva campaña de precios de Orange y el trasvase continuado de clientes a MásMóvil.

En noviembre de 2019, el consejo de administración de Telefónica lanzó un nuevo plan estratégico que tenía como principales objetivos reducir la deuda y mantener el dividendo mediante la venta o colocación en bolsa de su negocio en Latinoamérica, salvo Brasil, la búsqueda de un inversor para su nueva división de tecnología y la puesta en valor de sus activos de infraestructuras. De momento, la compañía no ha podido ejecutar ninguna de estas tres opciones. No obstante, la pasada primavera, el grupo anunció un acuerdo con Virgin para fusionar su filial en el Reino Unido en una operación valorada en 38.000 millones. La operación está pendiente del visto bueno de las autoridades de Competencia.

Accionistas Ignacio de la Colina José María Álvarez Pallete Noticias de Telefónica
El redactor recomienda