SE DISIPA EL RIESGO DE CONDENAS MASIVAS

IRPH: el Supremo desactiva una bomba de 13.400 M en los cimientos de la banca

En una escueta nota, el Supremo dice sobre cuatro hipotecas que la contratación no fue abusiva. La banca espera que acabe con el riesgo de condenas masivas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Adelantado en

La decisión del Tribunal Supremo sobre el IRPH es “una victoria moral para el consumidor pero sin efectos económicos”. Así resume el abogado Fernando Zunzunegui el impacto de la escueta nota de prensa que envió el Supremo este miércoles adelantándose a su propia sentencia. Asociaciones y bancos no distan demasiado en sus análisis de esta conclusión, pero estos últimos recuerdan que se ha desactivado ya la amenaza de condenas masivas.

De esta forma, se desactiva una bomba de más de 13.400 millones sobre la banca. En concreto, solo los cinco grandes bancos tienen una cartera de 13.378 millones en préstamos hipotecarios referenciados al IRPH, según los últimos datos recopilados por JP Morgan. El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios tiene como origen indicadores construidos a partir de los tipos de interés de los bancos (IRPH Bancos) y de las cajas (IRPH Cajas), validados por el Banco de España.

Los bancos tienen cerca de un millón de hipotecas con este índice, que aunque se comercializó con diferenciales inferiores al euríbor, ha acabado teniendo peor comportamiento. El Supremo ha vuelto a dar un espaldarazo a la banca con el IRPH, alejando cualquier riesgo de tener un nuevo caso como las cláusulas suelo, con devoluciones masivas de dinero que, según estimaciones de Goldman Sachs, habrían llegado hasta los 44.000 millones de costes en el peor de los escenarios para ellos.

CaixaBank es el banco que más se juega con esto, con una cartera de 5.678 millones, según JP Morgan, el 7% del crédito concedido en España. Seguidamente, están Santander, con 3.000 millones o el 5% de la cartera, BBVA, con 2.800 millones o el 4%, Bankia, con 1.200 millones o el 2% del portafolio, y, en quinto lugar, Banco Sabadell, con 700 millones o el 1%.

Aunque había cierta expectación, la respuesta del mercado ha sido nula. Básicamente, elimina el riesgo que aún había dejado vivo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que dictaminó el 4 de marzo de este año que los jueces españoles podrán comprobar si hay carácter abusivo en el cálculo del índice y sustituirlo por un índice legal aplicable de manera supletoria.

Pero en cuatro casos que han llegado al Supremo, el alto tribunal señala que, siguiendo la jurisprudencia del TJUE, ha apreciado falta de transparencia por no haber informado de la evolución del índice durante los dos años anteriores pero “no había abusividad”. Y sobre esta idea se han centrado los bancos para tener una valoración positiva del fallo, dado que la falta de transparencia no implica abusividad. Esto es, el Supremo no considera que hubiera imposición de condiciones que no habrían sido aceptadas si el consumidor las hubiera conocido. Asimismo, no podía haber desequilibrio entre las partes porque ninguna sabía el futuro comportamiento del IRPH.

El IRPH era un índice oficial, publicado por el Banco de España y en el BOE, lo que supone una diferencia con otros casos en los que se juzga la falta de transparencia y la abusividad de los contratos, como las cláusulas suelo o las multidivisas. “Se presume el correcto funcionamiento del Banco de España y es difícil de mantener que un índice oficial es desequilibrado y abusivo”, señala el jurista Fernando Zunzunegui. “De ahí que sea compatible considerar que el IRPH es un índice con falta de transparencia en la comercialización, por no informar de la evolución del índice en los dos años anteriores a la contratación, y al mismo tiempo no abusivo, por no ser desequilibrado y no causar un perjuicio al consumidor. Por eso, considero que la sentencia es una victoria moral para el consumidor (ya que queda probado que la banca actuó con falta de transparencia) pero sin efectos económicos (al ser un índice equilibrado que no ha causado perjuicio al consumidor)”, agrega.

Aun así, los bancos son conscientes de que continuarán los litigios. Y de que habrá victorias y derrotas en primera y segunda instancia. Desde la asociación de consumidores Asufin, aseguran que la sentencia del Supremo es “salomónica” y que la vía europea sigue abierta, ya que hay una resolución pendiente del TJUE por la cuestión prejudicial del juzgado de primera instancia de Reus, mientras que “sabemos de la intención del juzgado de primera instancia 38 de Barcelona de seguir interrogando a Luxemburgo”.

Fuente: Asufin.
Fuente: Asufin.

Por ahora, hay disparidad de sentencias por parte de los tribunales a lo largo del mapa español. Según Asufin, hay 30 sentencias acumuladas a favor de los consumidores y otras 17 en contra. Esto ocurre en juzgados de primera instancia, pero en las audiencias provinciales los bancos están dando la vuelta a varios procesos. En mayo, como informó El Confidencial, había seis victorias de la banca en las audiencias provinciales de un total de ocho sentencias en segunda instancia.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios