SE ESTRENA EN EL BME GROWTH

Cuatroochenta, la aventura de Castellón que quiere subirse a la ola 'techie' en bolsa

La empresa, especializada en servicios y productos de digitalización para empresas, se estrena este jueves en el MBE Growth con una capitalización de 20,8 millones

Foto: Sergio Aguado, Vicente Montesinos y Alfredo Cebrián, los socios mayoritarios de Cuatrochenta.
Sergio Aguado, Vicente Montesinos y Alfredo Cebrián, los socios mayoritarios de Cuatrochenta.

Cuatroochenta, una empresa fundada en 2011 por dos jóvenes emprendedores en el parque tecnológico de la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón, se estrena este jueves en el parqué con un toque de campana marcado por el covid en el mercado BME Growth (la nueva denominación del Mercado Alternativo Bursátil). Con el código 480S como identificador de negociación, la compañía, especializada en soluciones informáticas y de software para la gestión empresarial, es la única no Socimi que se ha lanzado a cotizar en plena pandemia y en un momento en el que la bolsa española atraviesa por muchos vaivenes y con valoraciones en general muy inferiores a las del mes de marzo, cuando aparecieron los primeros brotes y el Gobierno se vio forzado a decretar el primer estado de alarma.

La empresa no se estrena con una oferta pública de acciones (OPV), sino mediante el sistema de 'listing', es decir, son los actuales accionistas quienes ponen en el mercado sus títulos. Hace una semana, 480S cerró, con el asesoramiento de Renta 4, una ampliación de capital de 2,5 millones de euros que fue suscrita "con sobredemanda" por inversores minoristas y 'family officce'. La cifra representa cerca del 12% del capital total y ha servido para valorar a la compañía de Castellón en 20,8 millones de euros, a 9,35 euros por acción. Se trata de números modestos, al igual que los casi seis millones de euros de facturación del año pasado, si bien sus gestores señalan que acumulan crecimientos interanuales de negocio de más del 20% (el 45% entre enero y abril) y que el objetivo de la salida a bolsa es ofrecer oportunidades de valor a los accionistas y a la vez mostrar una imagen de solvencia a sus posibles nuevos clientes, toda vez que ahora se verán sometidos a las auditórias periódicas que exige BME y a las obligaciones en materia de trasparencia.

Las oficinas centrales de Cuatroochenta (480S).
Las oficinas centrales de Cuatroochenta (480S).

"Es una idea que llevábamos en la cabeza Sergio (Aguado, CTO de Cuatroochenta) y yo desde hace algunos años. Queríamos llegar a máximo de capacidad y no ponernos limitaciones. Ya desde el segundo año fuimos trazando planes y empezamos a hablar de esta posibilidad", explica Alfredo Cebrian, CEO y cofundador. Los dos emprendedores tienen 38 y 36 años, respectivamente. Vicente Montesinos, inversor y presidente del club de fútbol Castellón CD, es el presidente del consejo de administración. Los tres suman el 80% de las acciones y han firmado el compromiso de no desprenderse de sus títulos, durante un año los dos primeros, y seis meses el tercero.

Cuatroochenta, según explican sus fundadores, se ha especializado en diseño, desarrollo e implantación de soluciones en la nube (estándar, propia y de ciberseguridad) orientadas a mejorar el rendimiento y los resultados de las organizaciones, tanto en España como en Latinoamérica. Tiene entre sus clientes a grandes empresas como Ferrovial, FCC o Sareb, presencia en 15 países, oficinas en Castelló, Burgos, Madrid, Milán, Panamá, Bogotá y Santo Domingo y una plantilla de 100 personas en la que aproximadamente el 50% son ingenieros informáticos especializados en desarrollo de software y el resto analistas de negocio, profesionales centrados en mejorar la experiencia de usuario o equipo de de soporte, explica Cebrián.

La intención es emplear los fondos obtenidos con la ampliación de capital en abordar nuevas inversiones y crecer tanto a nivel orgánico como inorgánico, realizando adquisiciones de empresas complementarias. Para ello, 480S ha lanzado junto a otros empresarios de Castellón una asociación denominada Xarxatec dirigida a generar talento en colaboración con el sistema educativo de Castellón, tanto universitario como la UJI como de formación dual con el IES Caminás.

Alfredo Cebrián no oculta que la salida a busca aprovechar la ola de confianza en las empresas tecnológicas o 'techie', impulsadas además por el avance en la digitalización como consecuencia de la pandemia. Compañías españolas de servicios tecnológicos han experimentado un fuerte crecimiento a lo largo de este año. Es el caso de Lleidanet, cuyo valor en el BME Growth se ha disparado un 825% desde el arranque de 2020. En el caso de Cuatroochenta, Cebrián confía en que el mercado ponga en valor el crecimiento del negocio y su potencial futuro. Aunque presentó Ebitda positivo y un resultado en verde de unos 200.000 euros en 2019, el empresario señala que no prevén repartir dividendos y que los beneficios se reinvertirán en hacer crecer el proyecto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios