El BCE ignora a la banca y hará test de estrés a fondo para apretar las tuercas al sector
  1. Empresas
A MEDIADOS DE 2021

El BCE ignora a la banca y hará test de estrés a fondo para apretar las tuercas al sector

El supervisor y la EBA desoyen las peticiones del sector financiero, que quería esquivar unos test de estrés que "no tienen sentido", ya que sus balances ya están estresados por el covid

placeholder Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters)
Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters)

El Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) no darán una nueva tregua a la banca con los test de estrés. Tras cancelar el que estaba previsto para 2020 por el covid-19, los grandes bancos de la Unión Europea (UE) habían solicitado también un aplazamiento del de 2021, dado el estrés al que ya están sometidos por la crisis. Lejos de ello, desde el supervisor y el regulador europeos, han transmitido a las entidades que no va a haber una nueva suspensión.

Fuentes próximas al BCE explican que este examen va a ser clave para dotar al supervisor de las armas necesarias en su trabajo, forzando si es necesario que se fusionen las entidades más débiles. "Estresar unos balances ya de por sí estresados no tiene sentido conceptualmente, salvo que el MUS [Mecanismo Único de Supervisión] necesite armas para forzar las cosas", señalan dichas fuentes.

placeholder José Manuel Campa, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). (Reuters)
José Manuel Campa, presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés). (Reuters)

Junto al objetivo de acelerar la consolidación, también está el de obligar a destapar agujeros a las entidades que se están negando a asumir la realidad del covid-19. El presidente del MUS, Andrea Enria, señaló en una entrevista a 'Handelsblatt', este domingo, que hay tres tipos de bancos en estos momentos: los que ya están analizando a fondo sus carteras de créditos para anticiparse a los impagos; los que, sin hacer el examen interno, han adelantado provisiones, y los 'negacionistas', u optimistas.

"No puedo decirlo [cuántos son los optimistas], pero nuestros equipos de supervisión están analizando estos bancos muy a fondo y están discutiendo las cosas con ellos en gran detalle. No es prudente que un banco posponga ese paso hasta el último momento y espere a que expiren las moratorias. Si muchos clientes posteriormente no pagan, todo se desmoronará a la vez", asegura Enria.

Foto: Sede del BCE en Fráncfort. (EFE)

El supervisor italiano advierte de que el volumen de créditos morosos podría dispararse con 1,3 billones de impagos en caso de que haya nuevos episodios de rebrotes y confinamientos en los próximos meses. Actualmente, hay medio billón de créditos dudosos en Europa, lo que eleva la tasa de mora al 3%.

Tras cancelar los test de estrés de 2020, el BCE decidió hacer un ejercicio interno con los últimos datos públicos de la banca. En ellos, se puso de manifiesto que algunas entidades podrían tener problemas de capital en los próximos años, en el escenario adverso. Según las previsiones puestas sobre la mesa este martes por el FMI, la economía española se acercaría a una caída del PIB este año próxima a las previsiones más agoreras del BCE.

Los españoles, en el foco

Aunque el supervisor europeo no detalló el resultado del test de estrés por países, fuentes consultadas por este medio señalan que los bancos españoles salían entre los que menos capital conservarán tras la crisis.

La diferencia de este test interno con el que pondrán en marcha el próximo año la EBA y el BCE es que en el primero se usaron datos públicos y se estresaron, y el de 2021 exigirá colaboración e información actualizada por parte de los equipos de supervisión de las grandes entidades europeas.

Foto: Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), del BCE. (EFE)

La EBA ya ha anunciado que los test examinarán más a fondo la exposición a moratorias y líneas de avales públicos, así como a la exposición de divisas de las grandes entidades, por la exposición a otras economías afectadas por el coronavirus. El marco de los test de estrés se conocerá entre finales de año y comienzos de 2021, y los resultados, en el tercer trimestre del próximo año.

Más allá de este ejercicio, la EBA y el BCE están en proceso de rediseñar los test de estrés para dotarlos de mayor credibilidad en el mercado, después de haber pasado por alto grandes crisis en el pasado.

Banco Central Europeo (BCE) Test de estrés Banca Autoridad Bancaria Europea (EBA)
El redactor recomienda