CNMV

Amrest (Tagliatella) logra otra dispensa de los bancos y sube hasta un 11% en bolsa

"El pasivo corriente del grupo excede el activo en 770,8 millones de euros a 30 de junio de 2020. Esta situación indica la existencia de una incertidumbre material"

Foto: La Tagliatella es un restaurante de comida italiana (iStock)
La Tagliatella es un restaurante de comida italiana (iStock)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El grupo de restauración Amrest ha informado este miércoles de que ha logrado nuevamente una dispensa de los bancos por incumplir "determinados compromisos financieros (covenants)" sobre su nivel de apalancamiento al cierre del tercer trimestre.

La compañía -controlada por la mexicana Finaccess, del magnate Carlos Fernández- ha precisado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que como consecuencia de este acuerdo, la deuda de largo plazo a fecha de 30 de septiembre "se reclasifica en el pasivo no corriente".

Ya a principios del mes pasado, la compañía obtuvo también una "carta de dispensa" por parte de las entidades financieras al no alcanzar una de las metas acordadas con éstos cuando le concedieron un préstamo sindicado.

De hecho, el informe del auditor KPMG sobre sus cuentas semestrales incluye una advertencia en la que apunta a que el incumplimiento de dicho objetivo provocó que el préstamo fuera clasificado como pasivo.

"El pasivo corriente del grupo excede el activo en 770,8 millones de euros a 30 de junio de 2020. Esta situación indica la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento", señaló KPMG en un documento que se hizo público a finales de septiembre.

No obstante el grupo, que gestiona más de 2.300 locales bajo marcas como La Tagliatella, Bacoa, Blue Frog y Sushi Shop, pero también en calidad de máster franquiciado con las enseñas Burger King, Pizza Hut y Starbucks, ha revelado hoy que pagó en septiembre 56,8 millones de euros a los bancos para amortizar parcialmente el préstamo sindicado concedido por éstos.

"Amrest mantiene una sólida posición financiera para atender con suficiencia sus distintos compromisos financieros", han destacado desde la compañía, cuyos responsables han asegurado asimismo que continúan con la reapertura de restaurantes -tras el cierre de gran parte de ellos por las restricciones impuestas debido a la pandemia- y ya disponen del 98 % de su red nuevamente operativa.

La compañía obtuvo también una "carta de dispensa" por parte de las entidades financieras al no alcanzar una de las metas acordadas

Las acciones de la firma han arrancado la sesión bursátil de este miércoles disparadas con una subida superior al 6% hasta los 4,55 euros, aunque en su máximo diario ha llegado a superar la barrera del 11%. El grupo de restauración Amrest ha informado este miércoles de que ha logrado nuevamente una dispensa de los bancos por incumplir "determinados compromisos financieros (covenants)" sobre su nivel de apalancamiento al cierre del tercer trimestre.

La compañía -controlada por la mexicana Finaccess, del magnate Carlos Fernández- ha precisado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que como consecuencia de este acuerdo, la deuda de largo plazo a fecha de 30 de septiembre "se reclasifica en el pasivo no corriente".

Ya a principios del mes pasado, la compañía obtuvo también una "carta de dispensa" por parte de las entidades financieras al no alcanzar una de las metas acordadas con éstos cuando le concedieron un préstamo sindicado.

De hecho, el informe del auditor KPMG sobre sus cuentas semestrales incluye una advertencia en la que apunta a que el incumplimiento de dicho objetivo provocó que el préstamo fuera clasificado como pasivo.

"El pasivo corriente del grupo excede el activo en 770,8 millones de euros a 30 de junio de 2020. Esta situación indica la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento", señaló KPMG en un documento que se hizo público a finales de septiembre.

No obstante el grupo, que gestiona más de 2.300 locales bajo marcas como La Tagliatella, Bacoa, Blue Frog y Sushi Shop, pero también en calidad de máster franquiciado con las enseñas Burger King, Pizza Hut y Starbacks, ha revelado hoy que pagó en septiembre 56,8 millones de euros a los bancos para amortizar parcialmente el préstamo sindicado concedido por éstos.

"Amrest mantiene una sólida posición financiera para atender con suficiencia sus distintos compromisos financieros", han destacado desde la compañía, cuyos responsables han asegurado asimismo que continúan con la reapertura de restaurantes -tras el cierre de gran parte de ellos por las restricciones impuestas debido a la pandemia- y ya disponen del 98 % de su red nuevamente operativa.

Las acciones de la firma han arrancado la sesión bursátil de este miércoles disparadas con una subida superior al 9 %, hasta los 4,55 euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios