Las fusiones elevarán un 50% el grado de concentración de la banca española
  1. Empresas
SEGÚN EL ÍNDICE DE COMPETENCIA MÁS SEGUIDO

Las fusiones elevarán un 50% el grado de concentración de la banca española

CaixaBank y Bankia dan un mordisco a la competencia con su unión, que podría venir acompañada de operaciones entre Sabadell, BBVA, Kutxabank, Unicaja o Liberbank

placeholder Foto: Fusiones bancarias. (EC)
Fusiones bancarias. (EC)

El grado de concentración del sector bancario está en pleno proceso de escalada. La fusión acordada entre CaixaBank y Bankia ya ha dado un empujón importante a escala nacional, con una cuota de mercado en crédito superior al 22% y en fondos del 25%, que se intensifican en mayor medida en algunas comunidades autónomas. Los posibles matrimonios del Sabadell con BBVA o Kutxabank y de Unicaja con Liberbank elevan aún más la presión contra la competencia del sector.

La futura CaixaBank, incorporando en su perímetro a Bankia, será el banco líder en España en volumen de activos, crédito, depósitos o fondos. Aunque los expertos recuerdan que cada vez que hay una unión entre bancos hay pérdida de clientes por cierre de oficinas y políticas comerciales de los rivales para aprovecharlo, la fusión suma una cuota de mercado del 22% en crédito.

Este nivel superaría a Banco Santander, que dio un impulso con el Popular, y dispararía el grado de concentración de la banca española. El baremo que se suele usar de aproximación es el Índice de Herfindahl-Hirschman (IHH), que es una suma de los cuadrados de las cuotas de mercado. El nivel mínimo es cero ante un número infinito de competidores y el máximo 10.000 en monopolio (100 al cuadrado). Si hay dos jugadores que se reparten por igual el mercado, la suma es de 5.000; y si son 10 con un 10% cada uno, entonces es de 1.000.

Foto: Bolsa de Madrid

En España, hay 12 bancos significativos, y más entidades que también compiten por crédito o fondos de inversión, por ejemplo. Pero como aproximación, se pueden realizar los cálculos con estas 12 firmas. En este caso, el IHH en crédito pasa con la fusión de CaixaBank y Bankia de 932 puntos hasta 1.163 puntos, lo que supone un incremento del 25%.

No hay baremos prefijados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre cuándo es aceptable o no el grado de concentración. La Comisión Europea señala en un documento sobre las directrices para evaluar concentraciones que se plantean problemas a partir de los 2.000 puntos. Aun así, el análisis suele ser tanto cuantitativo como cualitativo por parte de la CNMC y de la Comisión Europea, como conversaciones con rivales o informes del sector.

De hecho, al tener CaixaBank negocio relevante en Portugal, la Comisión Europea podría tener que dar el plácet a la operación, y no solo la CNMC. Aunque en estos casos suelen coordinarse. En cualquier caso, es en Estados Unidos donde sí hay niveles establecidos sobre concentración de un sector a través del IHH, y suele usarse de referencia en las investigaciones académicas.

Así, con entre 1.000 y 1.800 puntos, habría una concentración moderada del mercado, a partir de los 1.800, el mercado se consideraría concentrado, y cuando el aumento sea de más de 100 puntos, se necesita una investigación antimonopolio. En el caso español, la fusión entre CaixaBank y Bankia sobrepasa los 1.000 puntos con un incremento de más de 100 puntos. Asimismo, según estimaciones de AFI, por oficinas en cada comunidad autónoma, el IHH superaría los 2.500 puntos en Murcia, los 2.000 en Cataluña y se acercaría en la Comunidad Valenciana y en la Comunidad de Madrid.

placeholder Gráficos de AFI.
Gráficos de AFI.

A escala nacional, en fondos de inversión, el aumento es mayor que en crédito, de más de 300 puntos o del 37% desde 940 puntos hasta los 1.289 puntos. No en vano, CaixaBank ya es líder del mercado con una cuota del 18% en fondos españoles, y alcanzará el 25% con Bankia. Mientras que en fondos de pensiones la concentración es más aguda, al aumentar un 32%, hasta los 1.620 puntos.

Más fusiones

La nueva ola de fusiones de la banca española no parece que se vaya a quedar con la futura CaixaBank, en la que el Estado tendrá un 16% a través del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB). Como adelantó este medio, Sabadell está llevando a cabo conversaciones al más alto nivel con BBVA y con Kutxabank, mientras que Unicaja y Liberbank han vuelto a sentarse tras las negociaciones fallidas del pasado año.

El mercado, de hecho, ha puesto el foco en Sabadell, como se observa en la volatilidad de sus bonos contingentes convertibles (CoCos o AT1). Si se une con BBVA, habría un incremento mayor del grado de concentración del sector que si es con Kutxabank. El resultado sería una cuota de mercado de casi el 22% en crédito, por encima del Santander y rozando el nivel de CaixaBank.

Foto: Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell. (EFE)

En este caso, el IHH se elevaría en otros 200 puntos, y ya a más de 340 respecto al nivel actual. Es decir, un 47% más, que sería de casi el 49% de incremento con una fusión adicional entre Unicaja y Liberbank, que sumarían una cuota de mercado del 3,5%. El índice se iría hasta los 1.382 puntos, dentro de niveles de concentración moderada si se siguen los baremos de las autoridades estadounidenses.

La concentración es mayor en fondos de inversión y aún más en fondos de pensiones, según los cálculos a partir de las cuotas que publica la patronal Inverco. Teniendo en cuenta solo las cuotas de los bancos —las cifras del IHH son mayores, al tener en cuenta todos los jugadores—, habría un aumento del 55% en fondos de inversión, hasta los 1.465 puntos. Mientras que en fondos de pensiones el salto sería del 58%, hasta los 1.942 puntos, y más de 2.000 al considerarse a los competidores independientes. Es decir, el mercado entraría en un terreno que se consideraría concentrado en Estados Unidos, y para la Comisión Europea, niveles a vigilar.

Pendientes de autorizaciones

Cuando hay dimensión comunitaria, como ocurre en CaixaBank por Portugal, la Comisión Europea es la institución competente para analizar la operación, aunque hay mecanismos para trasladarla a la CNMC, que también tendrá que estudiar esta fusión. Normalmente, las empresas realizan la autorización cuando ya se ha formalizado el acuerdo, una vez que lo han aprobado las juntas de accionistas.

CaixaBank y Bankia tienen previsto realizar juntas extraordinarias de accionistas para aprobar la fusión en noviembre. En ese momento se aprobará la fusión, pendiente “de las autorizaciones pertinentes”, entre las que están la de Competencia. La CNMC tiene un mecanismo de aprobación en dos fases, según la Ley de Defensa de la Competencia.

Foto: Liberbank ampliará capital 500 millones para reducir su cartera inmobiliaria

En la primera, la CNMC hace un análisis y la empresa presenta compromisos que son testados por la institución que preside Cani Fernández, para establecer finalmente un informe de propuesta de decisión por parte de la Dirección de Competencia que resolverá el Consejo de la CNMC. Este procedimiento de fase uno dura un mes.

Después, puede haber una segunda fase si no se ha dado el visto bueno en la primera, en la que se hace un test de mercados y se solicita más información a la empresa, hay un pliego de concreción de hechos, un periodo de alegaciones y una presentación de compromisos que se evalúa antes del informe con la propuesta que pasará al Consejo de la CNMC. Esta fase es de otros dos meses, aunque fuentes consultadas dan por hecho que la unión entre CaixaBank y Bankia se aprobará en la primera.

El grado de concentración del sector bancario está en pleno proceso de escalada. La fusión acordada entre CaixaBank y Bankia ya ha dado un empujón importante a escala nacional, con una cuota de mercado en crédito superior al 22% y en fondos del 25%, que se intensifican en mayor medida en algunas comunidades autónomas. Los posibles matrimonios del Sabadell con BBVA o Kutxabank y de Unicaja con Liberbank elevan aún más la presión contra la competencia del sector.

Banca
El redactor recomienda