COLOCAR 600M EN BONOS EN PLENA PANDEMIA

Los bonistas piden un 25% más a El Corte Inglés para llenar la despensa de liquidez

El grupo de distribución consigue demanda más que suficiente para vender bonos por 600 millones de euros, pero a un precio muy superior al de su última emisión

Foto: La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, en un acto. (EFE)
La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, en un acto. (EFE)
Adelantado en

El Corte Inglés ya sabe cómo lo valoran los inversores tras publicar la semana pasada las primeras cifras de pérdidas provocadas por el covid-19. Según indican fuentes financieras, el grupo de grandes almacenes tendrá que pagar un interés mayor al que abonaba hace dos años si quiere colocar 600 millones de euros en bonos para llenar sus arcas de liquidez por lo que pueda pasar en la segunda parte de su ejercicio fiscal.

Según estas fuentes, El Corte Inglés ha conseguido demanda más que suficiente para colocar entre inversores institucionales la emisión de bonos anunciada justo hace una semana. Pero la compañía tendrá que pagar un precio próximo al 3,75% de interés, un 25% superior al 3% que abonó justo hace dos años, cuando recurrió al mismo sistema de financiación y por el mismo importe.

Fuentes próximas a la operación indican que se trata, pese a todo, de un precio atractivo, al estar por debajo del 4%. Ninguna compañía del sector del ‘retail’ o distribución ha conseguido colocar bonos por debajo de ese nivel en las últimas semanas. Pero para El Corte Inglés supone encarecer su financiación, por lo que el grupo presidido por Marta Álvarez y dirigido por Víctor del Pozo como consejero delegado ha optado por esperar a que mejoren las condiciones del mercado.

Por ello, la emisión de bonos que iba a lanzarse este jueves, después de tres días de prospección de mercado por parte de Bank of America, se ha paralizado momentáneamente para volver a sondear a los inversores. Entre ellos, al propio Banco Central Europeo (BCE), que estaba interesado en suscribir la colocación y cuya participación abarataría el precio final de los títulos. La operación podría ser lanzada en los próximos días si los compradores abaratan sus pretensiones.

Desde El Corte Inglés, se defiende que la compañía no tiene prisa en llevar adelante la emisión, ya que los últimos bonos vencen en enero de 2022. Se trata de los emitidos en 2015 a un precio de 3,875%, bajo la denominación de Hipercor, y cuyo precio el grupo consideraba que podría rebajar considerablemente. No al 3%, el coste de la emisión de octubre de 2018, pero sí a una cota próxima al 3,5%.

Además, la sociedad dispone de más de 2.000 millones de liquidez tras la refinanciación de su deuda por 1.300 millones acometida a las pocas semanas de la irrupción del virus, que tuvo una gran aceptación en el mercado. De hecho, los bonos, que llegaron a caer hasta el 80% de su valor nominal, ya cotizan a la par. El 'holding' también ha recurrido al mercado de pagarés para llenar la despensa de dinero fresco.

Sin embargo, el empeoramiento de la economía derivado de la segunda ola del covid-19 ha encarecido el mercado de deuda y sacudido el de renta variable, como refleja la caída del 4,7% del Ibex 35 en lo que va de septiembre. El Corte Inglés presentará los resultados de su primer semestre fiscal (acaba el 30 de septiembre) a mediados de octubre, después de reconocer pérdidas de 510 millones en el primer trimestre y deslizar una mejora de las ventas y del beneficio operativo en el segundo.

"Las ventas diarias están siendo similares a las de 2019 e incluso hay días que están por encima. Pero la ausencia de turistas en la temporada de verano y el desplome del negocio de viajes pasarán factura a las cuentas globales", explican fuentes próximas a la compañía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios