Registrado este mismo jueves

'Fortnite', Tinder y Spotify forman un frente común contra la App Store

Estos gigantes tecnológicos, así como muchas otras empresas, se han organizado para pelear contra el monopolio que consideran que Google y Apple ejercen en sus contenedores de 'apps'

Foto: Icono de Apple App Store. (EFE)
Icono de Apple App Store. (EFE)

Los gigantes digitales comienzan a formar un frente contra el dominio que ejercen los grandes contenedores de aplicaciones. Epic Games —la empresa creadora de 'Fortnite'—, Tinder o Spotify, además de muchas otras, han registrado este jueves una organización sin ánimo de lucro en Washington para pedir cambios legislativos y regulatorios que acaben con lo que consideran una suerte de monopolio que tienen Apple y Google.

La Coalición para la Justicia en las Apps, como ha quedado bautizada, será una especie de 'lobby' que ya ha comenzado su actividad. Trabajarán para conseguir que el Congreso y sus diferentes comités investiguen el funcionamiento de estas tiendas de aplicaciones, ineludibles para aquellos que quieran instalar una 'app' en sus dispositivos con Android (Google) o iOS (Apple).

Según ha explicado una portavoz a 'The Wall Street Journal', el grupo se formó en agosto, cuando diversos desarrolladores empezaron a compartir sus experiencias trabajando en las tiendas de 'apps'. "Estos contenedores de aplicaciones no deben abusar del control que tienen y se deben prestar a sus supervisados para asegurar que su comportamiento promueve un mercado competitivo que da a los consumidores alternativas", explican en una nota.

La batalla legal ya ha comenzado. El próximo 28 de septiembre, se celebrará una vista oral en un juzgado de California por la demanda que Epic Games creadora de 'Fortnite', un juego con 350 millones de usuarios registrados puso a Google y a Apple por eliminar de sus tiendas de aplicaciones el popular videojuego. Ambas se han defendido alegando que Epic añadió al juego un sistema de pagos no autorizado para ahorrarse el abono de las pertinentes comisiones que se llevan los dos gigantes tecnológicos cuando un usuario hace una compra en el juego.

Esta disputa es la más reciente, pero no la única. En marzo de 2019, Spotify presentó una reclamación ante las autoridades de Competencia de la Comisión Europea en la que alegaba que Apple limitaba sus movimientos para así beneficiar a Apple Music, su propio servicio de música en 'streaming', lanzado a mediados de 2015.

Wall Street, el día de la salida a bolsa de Spotify. (Reuters)
Wall Street, el día de la salida a bolsa de Spotify. (Reuters)

El problema en ambos casos es que Apple, como los demás, obliga a todas las aplicaciones que están disponibles en su Apple Store a utilizar su sistema de pagos. Por ello les cobra una tarifa del 30%, que se reduce a la mitad después del primer año. La alternativa que les queda a empresas como Spotify o Netflix es dejar de ofrecer pagos a través de las aplicaciones, lo que obliga a sus usuarios a registrarse a través del ordenador y no desde los dispositivos móviles.

En el caso de Spotify, el gigante de Cupertino se defendió rápidamente explicando que "le damos una plataforma para que los usuarios se bajen una aplicación y además un ecosistema de pagos seguros en el que confían. No serían lo que son sin ese ecosistema". Para Daniel Ek, CEO de la plataforma escandinava, el problema es que Apple es "un proveedor de una plataforma, pero también un competidor directo. Eso hace que tenga interés en poner en desventaja a sus rivales".

Tomando el frío dato, tiene cierta razón. Si Spotify utilizara el sistema de pagos de Apple en su 'app' en iOS, quiere decir que tendría que pagar un 30% de los 9,99 euros que cuesta la suscripción mensual a su más inmediato rival, que ofrece un servicio idéntico y al mismo precio.

Estas prácticas no han molestado solo a las empresas implicadas. El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, así como la Comisión Europea, están investigando ya a Apple para determinar si cumple con las normas de competencia en lo que a sus contenedores de aplicaciones se refiere.

Un negocio de 500.000 millones

La App Store es una de las grandes vías de ingresos de Apple. Según datos de la propia compañía, en el año 2019, los usuarios generaron un total de 519.000 millones de dólares a través de las aplicaciones que se bajan desde dicha plataforma. Eso quiere decir que si a las arcas de Cupertino va, como mínimo, el 15% de ese total, Apple se embolsó casi 78.000 millones de euros en un año.

Desglosado por actividad, hasta 413.000 millones son generados directamente por la venta de bienes y servicios físicos, una categoría en la que las aplicaciones de comercio móvil fueron las grandes protagonistas. De hecho, la venta minorista fue responsable de la facturación de 268.000 millones.

Por detrás quedan 'apps' de viaje, que generaron 57.000 millones, y las de uso de vehículos compartidos, que superaron los 40.000 millones. Algo por debajo, en torno a los 31.000 millones, se quedaron las de reparto de comida a domicilio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios