INGRESA EN EL PENAL DE ASTURIAS

Magdaleno, la reina de los concursos, entra en prisión tras negarle el indulto el Gobierno

La abogada, que fue administradora de concursos mediáticos como el de Marsans o Martinsa, ingresa en una prisión de Asturias para cumplir la sentencia por estafa a Broseta

Foto: La abogada Antonia Magdaleno.
La abogada Antonia Magdaleno.

La abogada Antonia Magdaleno ha culminado su particular descenso a los infiernos con el ingreso en prisión en la cárcel de Asturias. El Gobierno ha rechazado su petición de indulto al cumplimiento de la condena de cuatro años de privación de libertad que le impuso en 2017 la Audiencia Provincial de Valencia, confirmada por el Tribunal Supremo, por un delito de estafa al despacho Broseta Abogados. El fallo consideró probado que la letrada, conocida como la dama de los concursos por su especialización en procesos concursales y su participación en algunas de las quiebras más mediáticas del país, escamoteó al bufete para el que trabajaba 4,6 millones de euros por los honorarios que recibía de los concursos de la gallega Martinsa-Fadesa y la bilbaina Urazca, que facturaba a través de una sociedad limitada.

La negativa del indulto por parte del Gobierno, adelantada este miércoles por 'Levante-EMV', se produce pese a que la abogada había negociado con Broseta un plan de pagos entregando dinero y bienes inmobiliarios con el fin de devolver los fondos y cumplir con la parte económica de la sentencia. El propio despacho valenciano, según fuentes cercanas al mismo, no se había opuesto a la conmutación de la pena. Sin embargo, el Consejo de Ministros ha visto insuficientes las razones del indulto y ha rechazado esta primera solicitud, pese a llegar acompañada de un nutrido número de firmas de respaldo del sector de la abogacía y la judicatura. Magdaleno también había atravesado por una situación familiar complicada, con el fallecimiento de su pareja y una niña menor a su cargo.

La batalla judicial entre Magdaleno y Broseta fue la comidilla del sector durante varios años. Cuando aparecieron las discrepancias, ella se escindió de Broseta y montó su propio despacho en Valencia junto con su equipo. En esa guerra, Magdaleno incluso intentó cerrar el despacho de Broseta por incumplimiento de la ley de sociedades profesionales, aunque sin éxito, tal como relató El Confidencial.

Finalmente, los tribunales entendieron que la abogada había cometido un delito de estafa por ocultar sus ingresos reales a Broseta e incumplir los acuerdos internos de refacturación y dictaron una sentencia condenatoria cuyo recurso fue rechazado. Sin antecedentes penales, el hecho de haber cubierto la responsabilidad civil del fallo y no tener el rechazo de la víctima (Broseta Abogados) han sido insuficientes para obtener el indulto, aunque fuentes cercanas a la letrada confían en que, al menos, sirvan para obtener beneficios penitenciarios y acortar su estancia en la cárcel.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios