Denuncian en Anticorrupción y CNMV la 'venta' a Nyesa de las Torres de Hércules
  1. Empresas
sospechas sobre nyesa

Denuncian en Anticorrupción y CNMV la 'venta' a Nyesa de las Torres de Hércules

Un accionista de la compañía denuncia que el icónico edificio, uno de los más importantes de Andalucía, se sobrevaloró para beneficiar a Olaf y Rubí, que se convirtió así en el primer accionista

Foto: Torres de Hércules. (Rafaeldelahoz.com)
Torres de Hércules. (Rafaeldelahoz.com)

La sombra de la sospecha se cierne sobre Nyesa, compañía que tras seis años suspendida de cotización, volvió al parqué hace dos años gracias a una operación que, ahora, amenaza con volver a enviarla al ostracismo. Se trata de la integración de la sociedad rusa Marma, que entonces se ejecutó con la entrega del 98% de la compañía a cambio del 30% de la sociedad española. El espectáculo acaba de comenzar.

Hace dos meses, la empresa tuvo que reconocer, mediante un hecho relevante, estar en causa de disolución, con un patrimonio negativo de 10,1 millones de euros, en el que ha incurrido tras registrar un deterioro de 45 millones en el activo estrella de Marma, el Proyecto Narvskaia, un ambicioso desarrollo residencial en Rusia, con más de 53.000 metros cuadrados de edificabilidad e inspirado en un viejo barrio londinense, con apartamentos tipo 'loft', oficinas y espacios comerciales, además de un hotel de 80 habitaciones.

Foto: Foto: Reuters.

Pero este no es el único ‘agujero’ de la compañía, según ha denunciado un accionista de Nyesa ante la Fiscalía Anticorrupción y ante la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Según los escritos presentados, y a los que ha tenido acceso este medio, la valoración que se concedió al edificio Torres de Hércules, en Cádiz, uno de los más altos e icónicos de Andalucía, también puede haber supuesto un importante perjuicio para los inversores, y tendría como objetivo último dar el control total de la compañía a Olaf y Rubí, en perjuicio de los anteriores accionistas.

Las sospechas de este inversor se remontan a marzo de 2019, cuando Nyesa concedió un valor de 21,96 millones al edificio, conforme a la valoración otorgada por Tecnitasa, y le descontó el coste de 4,6 millones de su hipoteca, lo que arrojó un valor final de 17,37 millones, a partir del cual se realizó la propuesta de aumento de capital. Además, Sociedad de Tasación, en su condición de experto independiente, emitió un informe “en el cual afirma que la valoración de las aportaciones no dinerarias se corresponde, al menos, con el valor nominal y la prima de emisión de las acciones que se emiten como contrapartida”, según recoge la denuncia.

placeholder Torres de Hércules.
Torres de Hércules.

Con estas garantías, la junta general de Nyesa aprobó la ampliación no dineraria, mediante la cual, la sociedad Olaf y Rubí inyectó el inmueble y pasó a convertirse en el primer accionista de Nyesa, con un 21,44% del capital. Sin embargo, apenas siete meses después, y a solicitud de los abogados del demandante, Valtec emitió un informe que concedía al edificio un valor un 60% inferior: 6,5 millones en términos de valor de mercado por actualización de rentas y 6,6 millones por comparación.

“Es por ello por lo que mi representada ha llegado a la conclusión lógica y fundada de que las valoraciones atribuidas, tanto al consejo de administración como por el experto independiente, no se corresponden con lo que es el valor razonable de las aportaciones al momento de realizarse, motivo que determina la presentación de la denuncia, ya que la valoración efectuada por el consejo de administración de Nyesa, así como las conclusiones del informe de Sociedad de Tasación, son completamente irracionales y opuestas a la verdad, y tuvieron como única finalidad justificar la ampliación de capital con pleno conocimiento del engaño que incluía”, señala el demandante en su escrito.

Foto: Junta general de accionistas de Realia.

La presentación de la denuncia en Anticorrupción se remonta al pasado febrero, justo antes del decreto del estado de alarma que paralizó el país. Sin embargo, ha sido hace apenas unas semanas cuando ha vuelto a tomar relevancia, debido al deterioro de 45,6 millones de euros que la propia Nyesa reconoció públicamente el pasado 30 de junio por Marma. Este agujero, unido a las sospechas que desde hace más de un año tiene el demandante respecto a la operación de Torres de Hércules, ha sido denunciado ahora ante la CNMV.

En el escrito remitido al supervisor del mercado, se apunta hacia un paralelismo en la forma de actuar, otorgando unas valoraciones que, en poco tiempo, se demuestran excesivas. En el caso de Marma, “en menos de dos años, el activo ha pasado de valer 58.280.601,96 euros a menos de 13 millones de euros, lo cual, sin duda alguna, es llamativo, se ha perdido más del 75% del valor”, recoge la documentación a la que ha tenido acceso este medio.

Nyesa ha justificado este deterioro en que, cuando se integró Marma, se preveía desarrollar el Proyecto Narvskaia con cargo a anticipos de clientes. Sin embargo, un cambio normativo en Rusia, que entró en vigor el 1 de julio de 2019, ha hecho inviable esta opción, lo que ha forzado el deterioro y ha dejado a Nyesa en causa de disolución, de la que Nyesa quiere ahora salir con una operación acordeón (reducción de capital y posterior ampliación).

placeholder Nyesa estuvo suspendida de cotización seis años.
Nyesa estuvo suspendida de cotización seis años.

El hecho de que no haya sido hasta el pasado junio cuando la empresa ha comunicado este cambio en la normativa rusa, a pesar de que el proyecto acumula retrasos desde 2018 y de que hace más de un año de la modificación legal, lleva al demandante apuntar a que podría tratarse de una operativa orquestada.

“Es decir, desde hace más de dos años, los gestores de Nyesa ya conocían distintos factores que apuntaban a un deterioro más que importante del activo, pero han mantenido hasta ahora la valoración del activo, ocultando esa información al mercado, en claro incumplimiento de sus obligaciones de transparencia. Pero es que, según se reconoce en el informe anual, ya el 12 de febrero de 2020 se contaba con un informe de valoración emitido por Savills Aguirre Newman, que apuntaba a ese deterioro, por lo que no podemos entender cómo han esperado hasta el 30 de junio de 2020 para difundir una información tan importante, que ha colocado la sociedad en causa de disolución”, señala el escrito.

Dicho informe de Savills también reconoce un deterioro de casi 2,8 millones de euros en Torres de Hércules, casi el 20% del valor que se le confirió en la ampliación no dineraria de hace un año, pérdida que Nyesa no incluyó en el hecho relevante del pasado junio, en el que sí reconocía el deterioro por la operación de Marma, pero que aparece en el informe anual. Estas rápidas pérdidas de valor llevan al demandante a concluir que se “deberían poner en juicio los métodos de valoración utilizados por dicha compañía y la forma de realizar distintas aportaciones”. Ahora, la pelota está en el tejado de Anticorrupción y la CNMV.

Nyesa Fiscalía Anticorrupción CNMV Sociedad de Tasación
El redactor recomienda