51 empleos afectados

El covid remata a Pimkie: nuevo ERE y la filial en España se queda vacía

La empresa textil francesa mantiene los empleos en las tiendas, pero deshace su equipo logístico y deja solo nueve personas en la oficina central

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

La empresa textil francesa Pimkie desmantela su filial en España con un nuevo ERE dirigido a sus oficinas y logística. Con 51 trabajadores menos en la plantilla (ninguno de tiendas), la sede central de Barcelona solo contará con nueve personas y su equipo logístico desaparecerá en favor de un servicio externalizado que, dentro de la compañía, consideran más rentable.

Este reducido grupo tendrá que gestionar la actividad en España de más 80 tiendas en todo el país: a pesar de que factura 53,2 millones de euros, viene retrocediendo año a año en tiendas, trabajadores e ingresos. Todo este repliegue, que lleva larvándose durante mucho tiempo, llega a uno de sus momentos más críticos con este ERE, cuando los ingresos del sector se han desplomado por el covid más de un 41% en lo que va de año.

En solo dos años, la empresa ha pasado de contar con 550 empleados a solo tener 410, más del 25% de toda su plantilla

La filial española lleva ya tres ejercicios consecutivos dando pérdidas, el último en 2019, con 1,3 millones de euros en negativo. Esta tendencia hizo que el año pasado se desprendieran de 89 trabajadores y cerraran 16 establecimientos. La compañía necesitaba recortar gastos para salir de unos números rojos que llevan persistiendo durante años.

Volviendo al último ERE, Pimkie, propiedad del Grupo Mulliez (Decathlon, Auchan, Leroy Merlin…), está en negociaciones con los sindicatos para llevar a cabo este recorte. En solo dos años, la empresa ha pasado de contar con 550 a solo tener 410. Más del 25% de toda su plantilla despedido en ese periodo.

Los intentos para sacar la compañía del ciclo de pérdidas que atraviesa han venido aparejados de relevos en la dirección para lograr cambiar el modelo de la compañía. Desde 2014, han tenido tres directores generales en España, el primero, Sergi Brunet, que entró ese año, seguido de Clement Dhier, que llegó en 2018, y luego, tras el ERE, desembarcó en la filial española Fabrizio Pezzoli. Este último tomó el mando del grupo unificando los negocios de todos los países del sur de Europa y es el primero que se encarga también de Portugal e Italia, dirigiendo los tres mercados desde Milán.

Este baile de liderazgos comenzó un año después del primer ERE que hizo la compañía al sur de los Pirineos, en 2013, cuando se tomó la decisión de despedir a 80 trabajadores y cerrar 20 tiendas. Y, desde entonces, la empresa ha pasado de facturar 80 millones en 2017 y superar la 100 tiendas en España a ingresar solo 53 millones en sus últimos resultados. De esta forma, se ha perdido un 40% de todo su mercado en tan solo dos ejercicios.

Esta situación de crisis puede ser dramática con el coronavirus. El sector textil es uno de los más afectados por la pandemia. Según datos de Acotex, un 41% de la facturación del mismo se ha perdido irremediablemente y apuntan a que a final de año la hemorragia puede ser mucho mayor. Tradicionalmente, una caída de entre el 1% y 2% era motivo de preocupación en la patronal. En este contexto, apuntan a que todo el sector va a tener que hacer frente a recortes de plantilla, pero falta ver qué ocurrirá con las compañías que ya estaban en esa tesitura.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios