Santander demanda a American Airlines para romper su alianza por el covid-19
  1. Empresas
ACUERDO EN BRASIL

Santander demanda a American Airlines para romper su alianza por el covid-19

La entidad española acude a los tribunales norteamericanos para cancelar anticipadamente su pacto en Brasil con la aerolínea, que le cuesta decenas de millones al año

placeholder Foto: Flota de aviones de American Airlines parada por la pandemia. (Reuters)
Flota de aviones de American Airlines parada por la pandemia. (Reuters)

La crisis del coronavirus está provocando enfrentamientos empresariales que hasta hace unos meses nadie hubiera imaginado. Dos de los nuevos grandes adversarios son Banco Santander y el gigante American Airlines. La entidad presidida por Ana Botín ha decidido llevar la aerolínea norteamericana a los tribunales para romper su alianza en Brasil a causa del covid-19, algo que podría costarle cientos de millones, según información judicial a la que ha tenido acceso El Confidencial. El banco y la compañía estadounidense no hicieron comentarios, al tratarse de un asunto judicializado.

Santander presentó su demanda a comienzos de julio en los juzgados de Nueva York. Lo hizo tras un intento fallido de romper su pacto de forma amistosa a finales de junio, que fue rechazado por la aerolínea. Ambas compañías tenían un acuerdo similar en Argentina, que se canceló en agosto. Por ello, la entidad española se puso en manos del prestigioso bufete Sullivan & Crownwell para organizar su demanda contra la mayor aerolínea del mundo, que presentó el 10 de julio.

Foto: Un avión de American Airlines. (Reuters)

El motivo de la ofensiva legal es la alianza en tarjetas de crédito que firmaron Santander Brasil y la aerolínea en diciembre de 2016, por 10 años. Ambas compañías lanzaron una tarjeta —Santander AAdvantge— para clientes del banco con la que estos generan millas de vuelo a medida que realizan compras. Al cerrarse el tráfico de vuelos entre Estados Unidos y Brasil, los titulares de estos plásticos ya no tienen alicientes para seguir usándolos, lo que está provocando pérdidas millonarias al banco.

Así, el pacto entre Santander y American Airlines fija un mínimo de negocio que el banco tiene que reportar a la aerolínea cada año, de tres millones de dólares del primer año a los 69,5 millones de dólares del último año del acuerdo, 2027. En el caso de 2020, Santander se comprometía a generar ingresos por valor de 46,7 millones de dólares a American Airlines.

'Act of God'

El banco español se aferra a que el contrato ya no tiene validez por su incumplimiento durante más de 90 días. Para Santander, esto se debe a que no ha habido vuelos entre Brasil y EEUU durante este periodo, lo que convierte el covid-19 en un caso de fuerza mayor —'act of God', en la terminología anglosajona—.

"El cese de los vuelos entre Estados Unidos y Brasil ha socavado la premisa fundamental del acuerdo y ha erosionado sustancialmente el valor de la tarjeta de crédito Santander / AAdvantge lanzada por Santander para clientes brasileños. Con Estados Unidos y Brasil liderando el mundo en casos confirmados de covid-19 (...) los efectos de la pandemia probablemente continuarán teniendo un impacto fundamental en los vuelos en el futuro previsible", apunta el banco en su escrito enviado a American Airlines en junio. La demanda añade que, aunque se reactive el tráfico aéreo entre estos dos países, "estos vuelos no serán igual de atractivos para los clientes como eran cuando American Airlines Y Santander llegaron a su acuerdo".

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander. (EFE)

Brasil es el principal mercado para Santander, donde obtuvo un 32% de su beneficio ordinario en la primera mitad del año, casi 1.000 millones de euros. También es donde más pleitos tiene, en gran parte, fiscales. La entidad perdió 10.798 millones entre enero y junio tras un ajuste contable sobre el fondo de comercio de algunas filiales y los créditos fiscales.

Por su parte, American Airlines está, como todas las compañías del sector, inmersa en una crisis sin precedentes. Tiene en marcha un posible ajuste laboral de 19.000 empleados, un 30% de su plantilla, por el covid, a pesar de las ayudas de 5.800 millones de dólares recibidas del Gobierno norteamericano. La empresa perdió 4.300 millones de dólares en la primera mitad del año.

La crisis del coronavirus está provocando enfrentamientos empresariales que hasta hace unos meses nadie hubiera imaginado. Dos de los nuevos grandes adversarios son Banco Santander y el gigante American Airlines. La entidad presidida por Ana Botín ha decidido llevar la aerolínea norteamericana a los tribunales para romper su alianza en Brasil a causa del covid-19, algo que podría costarle cientos de millones, según información judicial a la que ha tenido acceso El Confidencial. El banco y la compañía estadounidense no hicieron comentarios, al tratarse de un asunto judicializado.

Noticias del Banco Santander Aerolíneas
El redactor recomienda