POR EL EFECTO DIVISA

BBVA recorta el valor contable de su filial en México en 1.800 millones en 2020

El valor del banco en su principal mercado pasa de 11.200 a 9.400 millones, en gran parte por el efecto divisa. El volumen de fondos propios del banco cae un 8%

Foto: Sede de BBVA en México. (Reuters)
Sede de BBVA en México. (Reuters)
Adelantado en

México es el principal nicho de beneficios de BBVA, pero el valor de la filial se ha reducido. En concreto, el banco ha ajustado a la baja la valoración contable de la subsidiaria en 1.800 millones, hasta los 9.400 millones, lo que supone un recorte en libros del 16% en el acumulado de 2020.

Así lo reflejan las presentaciones de renta fija enfocadas a analistas. En la primera mitad del año, el valor de BBVA México en libros ha pasado de 11.200 millones a 9.400 millones, aunque sigue siendo la subsidiaria más importante del grupo. La principal caída se produjo hasta marzo, cuando se rebajó hasta los 8.900 millones, para recuperarse después levemente entre abril y junio.

En este concepto se incluyen la inversión inicial, los beneficios no distribuidos, el impacto de las divisas y otros ajustes de valoración, mientras que se excluye el fondo de comercio o ‘goodwill’. Desde el banco, explican que la variación se debe a la depreciación de la divisa (el peso mexicano cayó en el semestre un 19% con el euro), compensado parcialmente por el resultado generado por la filial.

BBVA México pesa un 21,5% en el valor contable del grupo, en 43.810 millones al cierre de junio. En diciembre, el peso era del 23%, ya que mientras que se ha ajustado el valor en libros de la filial en un 16%, el deterioro en libros del conjunto del banco ha sido del 10%. En cualquier caso, el mercado no valora así BBVA, que capitaliza 16.500 millones.

Dicho de otra manera, contablemente, BBVA México vale ahora un 16% menos que en diciembre. Esta variación tiene su reflejo en los fondos propios del grupo, que en el primer semestre han disminuido un 18% —en 2.872 millones, hasta los 34.698 millones—. Así, influye en las métricas de rentabilidad, que comparan el beneficio con los fondos propios, o en el valor contable tangible de la acción, que ha disminuido un 6%, hasta los 5,87 euros, entre diciembre y enero.

El banco suele destacar este indicador en las presentaciones de resultados, al reflejar el valor contable de la acción, y este, una evolución del banco más allá de la volatilidad del mercado. Aunque la realidad es que la acción cotiza en torno a los 2,5 euros, por debajo de la mitad del valor tangible por título.

En cualquier caso, el valor en libros influye en los fondos propios y, aunque no tiene impacto en los resultados —como sí ocurre con ajustes en el fondo de comercio—, golpea la contabilidad del banco por capital. De hecho, la ratio de capital de máxima calidad (CET1) se redujo en el primer semestre desde el 11,74% hasta el 11,22%. Aunque el consejero delegado, Onur Genç, asegura que es uno de los bancos europeos con mayor margen entre el colchón de capital y el requisito regulatorio, lo cierto es que hubo un descenso en seis meses de 52 puntos básicos, de los que 33 puntos básicos se produjeron por el efecto divisa y por las inversiones del banco a valor razonable (renta fija o Telefónica, por ejemplo).

La filial mexicana fue la que más beneficio aportó en el primer semestre, con ganancias netas de 654 millones, por encima de los 266 millones de Turquía o los 88 millones de España. En el margen neto, que recoge los ingresos netos de un banco por crédito o comisiones, el peso de México fue del 36%.

BBVA USA es la segunda subsidiaria con mayor valor contable, que de hecho aumenta en 400 millones o en un 5% en la primera mitad de 2020. Como se ha dicho, el fondo de comercio no se tiene en cuenta en este concepto, ya que en la filial estadounidense BBVA aplicó un recorte de 1.350 millones de euros el año pasado y otros 2.084 millones en el primer trimestre, por el deterioro macroeconómico y de expectativas de tipos de interés, que provocaron pérdidas históricas en el grupo.

Un fondo de comercio positivo es un apunte contable que se produce cuando se compra una empresa por encima de su valor en libros, algo impensable actualmente en la banca por los descuentos a los que cotiza, pero que era habitual en el pasado. Se anota este concepto en libros y se evitan las pérdidas, dado que se asume un valor intangible que justifica pagar más de lo que, en teoría, vale la empresa. Pero cuando hay ajustes en esta valoración, van contra resultados.

Este año, BBVA ha tenido que llevar a cabo ajustes tanto en el valor en libros de su filial más importante, México, como en el fondo de comercio de la segunda que más peso tiene en resultados, Estados Unidos. En cuanto al resto de subsidiarias, en Turquía (donde cuenta con el 49,85% de Garanti) ha disminuido el valor contable en 300 millones o en un 7%, hasta los 3.900 millones; en Colombia, en otros 300 millones o en un 20%, hasta los 1.200 millones; en Argentina, por el contrario, sube en 100 millones o en un 12,5%, hasta los 900 millones; mientras que no hay cambios en Perú, Chile y Venezuela.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios