informe y cambios

Nuevo revés para locales comerciales: las autoescuelas pueden ser sólo 'online'

Un informe del exsubsecretario de Estado de Economía, Miguel Temboury, concluye que el reglamento de autoescuelas que obliga a tener local físico ha quedado anulado por normas posteriores

Foto: Varios coches de autoescuela, en Móstoles. (EFE)
Varios coches de autoescuela, en Móstoles. (EFE)
Adelantado en

El último bastión de los locales comerciales está a punto de caer. Las autoescuelas, hasta ahora vecinos habituales de cualquier barrio por la obligación impuesta a estas sociedades de contar con un local físico, pueden verse liberadas de estas cadenas en breve. La llave está en un informe elaborado por Miguel Temboury, socio de Procesal de GA_P, que concluye que diferentes normativas han derogado tácitamente esta exigencia, recogida en el Reglamento de Autoescuelas.

El que fuera mano derecha de Luis de Guindos ha redactado este documento, fechado el pasado 21 de julio y al que ha tenido acceso El Confidencial, a instancias de la autoescuela digital Onroad, que aterrizó en España en 2018 y que es filial del grupo francés Ornikar, 'start-up' nacida en 2014 y que en apenas seis años ha conseguido hacerse con un 30% de la cuota de mercado del país vecino. Un éxito que aspira replicar al sur de los Pirineos y, para conseguirlo, está dispuesta a lanzar una ofensiva en todos los frentes que permita consolidar el modelo digital, libre de imposiciones del pasado, como la que hace referencia a los locales.

El momento es único. La pandemia del covid-19 ha sido el detonante para la digitalización definitiva tanto de los negocios como de las actividades de formación, las dos caras de la moneda de las autoescuelas. Según datos de Onroad, entre mediados de marzo y mediados de abril, las autoescuelas digitales, que ya se encontraban en plena fase de crecimiento, han registrado un incremento del 172% de las matriculaciones, alza que, de consolidarse, pondría en jaque todo el negocio tradicional de las autoescuelas.

Para andar sobre seguro, la 'start-up' está trabajando en demostrar jurídicamente que las autoescuelas pueden ser solo 'online' y que, en el supuesto de que se les requiriera algún espacio físico, bastaría con un 'co-working'. Este planteamiento es todo un revulsivo tanto para las empresas tradicionales, como para el negocio de los locales comerciales, que ha visto desplomarse sus rentas por el cierre masivo de negocios derivado del estado de alarma, la nueva crisis económica y el auge del comercio 'online', hasta el punto de que se estima que el 40% de estos espacios se quedarán vacíos para finales de este año, según un informe de Brickbro.

Varios vehículos de autoescuelas ante la sede de la DGT en Lérida.
Varios vehículos de autoescuelas ante la sede de la DGT en Lérida.

De hecho, uno de los argumentos que esgrime Temboury para defender la caducidad del esquema tradicional es el auge de los modelos digitales tanto en el ámbito público, como en el privado. "Actualmente, la única finalidad a la que responden los locales es disponer de un centro para relacionarse con los alumnos y realizar trámites administrativos. Pero en este ámbito, la Administración Electrónica, y especialmente la situación generada por el covid-19, han impuesto y reforzado la obligación de relacionarse electrónicamente con la Administración, haciendo que sea incluso innecesario disponer de un local para estos fines", señala entre sus conclusiones.

A esta nueva realidad se unen diferentes normativas y pronunciamientos contrarios a los artículos 3 y 13 del Reglamento de Autoescuelas, que son los que defienden la necesidad de contar con locales físicos y, además, de tenerlos en cada una de las ciudades donde se imparta la formación. "Exigir a las autoescuelas que cuenten necesariamente con un local por escuela, sección o sucursal y, además, pretender imponer una formación presencial obligatoria en autoescuela como requisito para acceder al examen teórico, no debe entenderse justificado por la salvaguarda del interés general. Tal y como estableció el TJUE, estas restricciones van más allá de lo que es necesario para alcanzar el objetivo perseguido y lo hacen en detrimento de otros operadores del sector, como son las plataformas 'online'", recoge el informe.

Uno de los argumentos principales que esgrimen quienes defienden la formación presencial y, por tanto, la necesidad de contar con un local físico, es la importancia de la seguridad vial, que se enmarcaría dentro de la seguridad pública, pilar sobre el cual, la propia DGT (Dirección General de Tráfico) intentó imponer una formación teórica presencial mínima de ocho horas, propuesta que fue rechazada por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), que consideró discriminatoria esta restricción al imponer "barreras de entrada al mercado que no se encuentran justificadas ni son proporcionadas, beneficiando por tanto a las autoescuelas tradicionales, en detrimento de nuevos operadores en el mercado".

Esta posición del Tribunal de Justicia de la UE dirigido a "adaptar los distintos ordenamientos a una mayor apertura del sector de los servicios" unido a los pronunciamientos de la CNMC llevan al abogado del Estado a concluir que "la exigencia contenida en los artículos 3 y 13 del Reglamento de Autoescuelas, en cuanto a que las secciones deben disponer cada una de un local, ha sido tácitamente derogada por normativa de rango legal posterior y que esta exigencia ya no resultaría aplicable".

Guerra de modelos y precio

Detrás de estas posiciones encontradas en torno a las autoescuelas se esconde no solo un debate sobre el modelo, como está ocurriendo en otros tantos negocios por el impacto de la digitalización, sino también una guerra de precios que pone en jaque a los centros tradicionales, y que se ve alimentada por el cambio de paradigma que ha traído consigo el covid-19.

Según la asociación de consumidores Facua, sacarse el carnet de conducir a la primera cuesta, de media, 692 euros, importes que las autoescuelas 'online' prometen abaratar, en gran parte, gracias a dejar reducida la parte teórica a menos de 30 euros, cifra que, sostienen, es diez veces inferior a la de las autoescuelas tradicionales.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios