JUICIO MILLONARIO

Argentina pide que Brufau participe en el juicio de la expropiación de YPF en EEUU

Los tribunales norteamericanos fijan para junio de 2021 un juicio en el que Argentina se juega miles de millones y Repsol puede recuperar cerca de 1.000 millones más de YPF

Foto: Antonio Brufau, presidente de Repsol. (EFE)
Antonio Brufau, presidente de Repsol. (EFE)
Adelantado en

El juicio por la expropiación de YPF en Estados Unidos tendrá acento español. Argentina ha pedido que colaboren en el proceso varios directivos de Repsol, entre los que figura su presidente, Antonio Brufau. También se pondrá a prueba a otros exejecutivos de primera fila como los exdirectores financieros Fernando Ramírez y Miguel Ángel Devesa, y su antiguo responsable en Argentina, Antonio Gomis.

Esta petición ha llegado en el juicio que instruye la magistrada Loretta Preska, en el distrito Sur de Nueva York, el equivalente a la Audiencia Nacional de EEUU. Preska todavía tiene que decidir sobre ello y cómo lo articula, con vías que pueden ir desde la citación como testigo de Brufau hasta el requerimiento de determinada documentación vinculada a YPF y su expropiación.

Este proceso llega a un momento clave tras años en los que Argentina ha intentado, sin éxito, que el juicio no tuviera lugar en Estados Unidos, llegando incluso a recurrir en el Tribunal Supremo norteamericano. En principio, la vista tendrá lugar en junio de 2021. En ella, Argentina se juega miles de millones —hasta 12.000 millones— en una reclamación interpuesta por la administración concursal de dos sociedades españolas, Petersen Energía (PESA) y Petersen Energía Inversora (Peisa), con la financiación del fondo de litigios Burford Capital.

La instructora del juicio de YPF, Loretta Preska. (Reuters)
La instructora del juicio de YPF, Loretta Preska. (Reuters)

Esta guerra surge a raíz de la expropiación de YPF a Repsol en 2012, que provocó que entraran en concurso las sociedades españolas, que eran de los polémicos banqueros argentinos Eskenazi, dueños entonces de un 25% de YPF. El administrador español, Armando Betancor, diseñó un plan de liquidación, aprobado por el juez, que pasaba por demandar a Argentina en Estados Unidos por ofrecer a Repsol una compensación —5.000 millones en bonos— de la que no se benefició Grupo Petersen.

Tras los recursos y contrarrecursos de Argentina, el proceso ha entrado en la fase dispositiva. Tras fijar la fecha de la vista, el tribunal dio traslado a las partes —Argentina, YPF y las sociedades españolas— para que solicitaran las pruebas necesarias durante el juicio.

Regalo para Repsol

Este proceso tiene un posible beneficiado indirecto: Repsol, que fue uno de los acreedores que financió la compra de acciones de YPF por parte de PESA y Peisa. Si la jueza Preska diera la razón a los demandantes españoles, la petrolera presidida por Brufau podría recuperar entre 800 y 1.000 millones con los que no contaba de antemano. También hay fondos como Anchorage que han ido comprando posiciones a antiguos bancos acreedores.

Es en este contexto en el que Argentina, YPF y los demandantes han pedido un arsenal de pruebas. Además de las declaraciones de directivos y exdirectivos de Repsol, la república latinoamericana ha solicitado toneladas de documentos sobre los acuerdos de venta de Repsol a los Eskenazi de acciones de YPF, sobre la expropiación y sobre el acuerdo de Repsol con Argentina. También se pide información o la citación de exministros argentinos como Julio de Vido, Axel Kicillof y Hernán Lorenzino, del administrador concursal español, de los Eskenazi y de ejecutivos de Burford.

Por su parte, YPF solicita que testifiquen también el director de los servicios jurídicos de Repsol, Pablo Blanco Pérez, y un abogado de Uría Menéndez, Cándido Paz, bufete de la petrolera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios