CONVERSACIONES SOBRE SOSTENIBILIDAD

Van Son: "La moda pasó de ser un medio de expresión a una industria de usar y tirar"

El CEO de Mud Jeans considera que ya no hay excusa, que la tecnología es clave para crear colecciones de ropa de una manera correcta, sostenible y circular

Cuando la sociedad estaba más concienciada que nunca para combatir la emergencia climática, la crisis sanitaria del coronavirus irrumpió con fuerza en el escenario global. El confinamiento y el parón de las actividades han provocado que la economía se haya visto resentida y empresas y gobiernos estén trabajando conjuntamente en la recuperación. Una recuperación verde, que utilice eficazmente los recursos y genere un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Según Bert van Son, CEO de Mud Jeans —una empresa de moda holandesa que se dedica a la fabricación, venta y alquiler de vaqueros de algodón orgánico y reciclado—, "la economía circular es la respuesta para el futuro, siempre que se cuenten con reglas y una legislación clara".

Van Son ha sido el octavo invitado a los encuentros del proyecto #aBetterWay, de la plataforma de sostenibilidad Quiero. A raíz de estas conversaciones, guiadas por Sandra Pina, directora general de Quiero, El Confidencial y Endesa han puesto en marcha el ciclo 'Liderar el cambio', cuyo objetivo es promover una conversación global y coral sobre cómo hacer mejor las cosas y acelerar el cambio hacia empresas más sostenibles.

Bert van Son, CEO de Mud Jeans.
Bert van Son, CEO de Mud Jeans.

PREGUNTA. Desde tu larga experiencia en la industria de la moda has podido ver absolutamente todo en este sector, desde lo apasionante que es, hasta su efecto como una de las industrias más contaminantes del planeta. Un día decidiste que tenías que hacer algo al respecto…

RESPUESTA. Sí, sin duda. Creímos que teníamos que hacer algo en contra del 'fast fashion', del consumo rápido de la moda, que pasó de ser algo con lo que expresarse a ser una industria de usar y tirar. Empezamos por lo pequeño hasta llegar a los ítems más grandes y contaminantes para mejorarlos. Así surgió Mud Jeans.

P. Tu modelo de negocio está basado en los principios de la economía circular, algo que todavía es lejano para la mayoría de las empresas pese a la legislación que viene y que está en boca de todos. ¿Cuáles son las grandes barreras para que los negocios realmente implementen la economía circular? ¿Es cuestión de mentalidad o de comportamientos?

R. En la actualidad no tenemos excusa. La tecnología nos permite hacer ropa de una manera correcta, sostenible y circular. Es cierto que muchas de las personas que encuentro en grandes compañías están tratando de hacerlo mejor, pero chocan con el límite del presupuesto. Supone un cambio de mentalidad, de pensar en cómo le vamos a dejar el mundo a nuestros hijos, qué estamos haciendo ahora y, por supuesto, de asumir la responsabilidad que tenemos como compañías. Trabajar en la responsabilidad es demostrar que sabemos cómo podemos ganar dinero sin dañar a las personas ni devastar el medio ambiente.

"No invertimos en campañas de 'marketing' dirigidas a un público de masas que no entienden nuestro propósito ni nuestra propuesta"

Otro de los grandes factores a tener en cuenta es la transparencia, una de las cosas más difíciles de lograr y que depende mucho de los liderazgos. Muchas grandes industrias, como las tecnológicas, todavía tratan de esconder cosas. Nosotros hemos dejado a disposición del público el análisis del ciclo de vida del producto, donde pueden ver su impacto ambiental de manera clara y en todas las etapas de su existencia.

P. ¿Podrías darnos un par de recetas de éxito de tu negocio como emprendedor? ¿Qué hace un emprendedor de éxito? ¿Es acaso una mezcla de valentía e inconsciencia?

R. No hay grandes secretos, solo perseverancia. Como emprendedor hay que seguir adelante incluso cuando se tiene un mal día. A veces es difícil, sobre todo cuando tratas de llegar a fin de mes. Pero hay que tratar de ver la parte positiva de lo que está pasando. En mi caso, por ejemplo, tengo la oportunidad de compartir trabajo con jóvenes brillantes. ¿Cómo se puede valorar eso?

P. Hace apenas un par de años un estudio de la Unión Europea indicaba la falta de conciencia de la propuesta de economía circular entre las empresas y especialmente entre los ciudadanos. La legislación sin duda ha generado conocimiento dentro de la empresa, ¿cómo ves que ha ido evolucionando el ciudadano desde que empezaste? ¿Dónde está el consumidor ahora?

R. Realmente hay bastantes consumidores a los que aún no les importa nada este tema. Pero hay otro grupo de consumidores más interesados que, afortunadamente, está creciendo. Como compañía nos gusta explorar el consumidor consciente, personas que entienden lo que intentamos implementar. De hecho, hemos decidido deliberadamente no invertir mucho tiempo, dinero y esfuerzo en realizar campañas de 'marketing' dirigidas a un público de masas que no entienden nuestro propósito y nuestra propuesta.

P. Una empresa debe actuar desde el liderazgo en el sector, no solo desde la organización. ¿Se está transformando la industria de la moda o está todavía muy lejos de esa transformación real?

R. Soy optimista, pero debo decir que no. El sector todavía está lejos de esta transformación. Creo que hay todavía muchos empresarios que están ganando dinero de forma fácil y que no están pagando a sus empleados de forma adecuada. Además, la industria de la moda siempre está buscando pagar menos y esto tiene resultados devastadores sobre la naturaleza. Lo bueno es que en estos momentos el consumidor está exigiendo más transparencia a las compañías y a las marcas. Y aunque algunas están empezando a comunicar lo que hacen, el consumidor debería ser aún más crítico. No debemos ser perezosos y contentarnos con que una compañía diga que ha sacado una edición de 1.000 pantalones con algodón reciclado, mientras sigue poniendo en el mercado seis millones de pantalones de algodón 'sucio'. Hay que estar bien informado, aunque no siempre sea fácil.

P. ¿Cuál debería ser el rol de los ciudadanos y las administraciones en esa transformación de la industria de la moda que no se está produciendo?

R. Lo primero a tener en cuenta es que si un consumidor gasta en una empresa, está dando un voto de confianza. Lo segundo es que los consumidores quieren tener opciones. Y lo tercero es la administración. Los gobiernos tratan de crear un campo de juego nivelado. Por ejemplo, el Gobierno holandés está sacando lo que se llama empresa social limitada, que lo que va a cambiar es el sistema de IVA. Si yo hago tela en Valencia, donde consigo convertir un 40% de pantalones usados en nuevos, debería ser capaz de dar ese 40% de descuento del IVA a mis consumidores. En Mud Jeans incluso tenemos este sistema implementado de alquiler con derecho a compra en el cual puedes llevarte un par de pantalones nuevos y dejar unos viejos, que son reparados y vendidos de segunda mano sin necesidad de llevar IVA. Estos modelos ayudan a desarrollar negocios entorno a la economía circular.

Sandra Pina, directora general de Quiero.
Sandra Pina, directora general de Quiero.

P. Nadie es perfecto cuando empieza, pero hay que seguir mejorando en cada paso. ¿En Mud Jeans atraéis organizaciones con un propósito similar al vuestro?

R. Por supuesto. A veces surgen grandes innovaciones que te permite hacerlo mejor. Contamos con personas que vienen con nuevas ideas, no inventamos todo nosotros. Tratamos de hacer nuevas colecciones con nuevas técnicas en lugar de querer averiguar qué es lo que los mercados quieren o cuáles son los colores de moda. No creemos en esa forma de sacar colecciones.

P. ¿Debería haber más conexiones entre emprendedores como tú y las grandes empresas?

R. En mi modelo comparto todo públicamente: dónde hacemos las prendas, qué hacemos, cómo lo hacemos… Es una de las razones por las que empecé este negocio, para cambiar el sector. Y creo que si desde emprendimientos más pequeños somos capaces de mostrar que lo que hacemos merece la pena, quizá las empresas más grandes quieran empezar a copiarnos. Y eso sería fantástico.

P. ¿Dónde ves la economía circular en los próximos años? ¿Cómo ves el futuro? ¿Es realmente un pilar tangible de las soluciones que buscamos a las grandes problemáticas que enfrentamos?

R. Creo que la economía circular es la respuesta para el futuro de todas las industrias. Pero hay que implementar algunas reglas claras siendo rigurosos. Por ejemplo, creando una corriente de reciclado única. Es decir, utilizo algodón y luego lo reutilizo. Mucha gente quiere reforzar un material de algodón usando plástico, y esto hace que luego no sea reciclable. Tenemos que poder hacerlo bien.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios