el 90% de los turistas son españoles

Meliá reabre 55 hoteles y recupera terreno tras el confinamiento

Los hoteles españoles van recuperando de manera paulatina su actividad tras el confinamiento, apostando por medidas de seguridad e higiene para los huéspedes

Foto:  Meliá Salinas en Lanzarote.
Meliá Salinas en Lanzarote.

Este 2020 está siendo el año más duro para el turismo en España. El sector, el más destacado a nivel global, está sufriendo de cerca la crisis del covid: según un informe de Exceltur, el sector ha perdido 1,1 millones de puestos de trabajo y 43.460 millones de euros de actividad económica entre marzo y junio de este año. Con la posibilidad de nuevos rebrotes en el horizonte, el futuro inmediato se plantea cauto: la Encuesta de Confianza de la propia compañía refleja que en el cuarto trimestre de este año el sector hotelero habrá perdido un 50,9% respecto a 2019.

Las cifras, aun con todo, son indudablemente mejores que las del mes de marzo, el más duro de todos: en aquellos 30 días el sector bajó en un 96,6% sus ventas al turista extranjero y en un 83,1% las ventas al turista español. Por tanto, y pese a mantenerse extremadamente cauto, el sector está empezando paulatinamente a recuperar su actividad habitual.

Meliá recupera terreno

Dentro de este panorama, Meliá Hotels International ya ha reabierto 55 de los cerca de 100 hoteles con los que la compañía cuenta en toda España. Las reaperturas se están haciendo de manera escalonada y se calcula que, a finales de este mes, sean ya cerca de 70 los hoteles de su catálogo que vuelvan a acoger turistas en nuestro país.

La cadena hotelera muestra unas cifras más optimistas que el resto del sector. Registra una caída de reservas del 40% frente al verano de 2019, mientras que la media del sector se sitúa entre el 60 y el 80%. Por provincias, las que menos han caído son Huelva (-12%) y Cádiz (-18%). La empresa achaca parte del mérito de sus cifras a su "fortaleza digital, a través de melia.com, que ha incentivado mucho las ventas con una campaña especial de verano, 'Cuando vuelvas, cuídate con Meliá', que ofrece condiciones muy ventajosas como descuentos de hasta el 30% y puntos extra MeliáRewards".

Mientras los hoteles españoles tienen caída de ventas de entre el 60% y el 80%, Meliá cosecha un descenso del 40%

La compañía también ha medido detalladamente el perfil de su usuario actual: su demanda se focaliza sobre todo en hoteles vacacionales (costas peninsulares y archipiélagos canario y balear) y es fundamentalmente doméstica, ya que cerca del 90% de sus turistas actuales son españoles. Eso sí, está viendo cómo comienza a reavivarse cierta demanda por parte de británicos y alemanes. Entre todos ellos mantienen un nivel de ocupación cercano al 60% en los hoteles reabiertos en España.

Por otro lado, tras la notable incertidumbre de los pasados meses, Meliá observa que la tendencia a la cancelación de reservas va disminuyendo, de forma que para las reservas nuevas o más recientes, las cancelaciones representan tan solo un 20% del total.

Meliá Palma Bay.
Meliá Palma Bay.

Las claves: seguridad y espacio

Hay dos aspectos fundamentales que, según la compañía, explican que sus cifras sean mejores que la media: en primer lugar se encuentra su programa Stay Safe With Meliá, certificado por Bureau Veritas, que establece "estrictas medidas de seguridad sanitaria sin perjudicar la experiencia del cliente, para lo que han trabajado en adecuar todos los estándares de marca a la realidad postcovid". Como explica Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y CEO del grupo, "los clientes han pasado unos meses muy duros y a la hora de reservar sus vacaciones quieren asegurarse de que serán, además de seguras, agradables y divertidas".

ME Ibiza.
ME Ibiza.

En segundo lugar, muchos de sus hoteles registran una gran amplitud debido a "una oferta completamente renovada en los últimos años, donde se dio máxima importancia a los espacios abiertos y al aire libre, los 'rooftops' y los grandes 'lounges', con hoteles muy amplios que con la crisis pandémica se han revelado como las opciones más seguras para disfrutar de unas vacaciones".

Un 'Plan Marshall' para el turismo europeo

Todo apunta a que nada será igual para el sector turístico después del covid. Con rebrotes o sin ellos, está claro que la percepción de los usuarios ha cambiado para siempre y que cualquier escenario dentro de la industria puede cambiar en cuestión de semanas, en función de cómo evolucione la situación sanitaria en cada país.

Ante esta transformación Escarrer, considera que el sector precisará más que nunca de la colaboración público-privada. El ejecutivo confía en que, como ha dicho la ministra de Industria, Comercio y Turismo una vez despejado el horizonte de ayudas europeas con el Plan de Reconstrucción aprobado por el Consejo Europeo, el turismo reciba un tratamiento y una prioridad acorde con el peso que tiene el sector (12,6% del PIB) en la economía española y pide, una vez más, "diálogo y consenso con el sector privado para la definición de la hoja de ruta de la reconstrucción del sector, en clave de calidad, competitividad, digitalización y sostenibilidad".

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios