PRIMERA FASE DEL PROYECTO DE 400 MILLONES

Santander se sube a las baterías de litio y grafeno producidas en Badajoz

El grupo español invertirá 80 millones para producir, desde 2023, baterías de litio y grafeno que se cargan en menos de 15 minutos. Son un 25% más baratas y duran el triple que las actuales

Foto: Recarga de un coche eléctrico. (EFE)
Recarga de un coche eléctrico. (EFE)

La fábrica de baterías para automoción que el grupo español Phi4Tech promueve en la Plataforma Logística del Suroeste en Badajoz empieza a recabar el respaldo financiero con el horizonte de 2023 para tener en marcha su primera fase. Planteada para una capacidad de fabricación total de 10 gigavatios al año que exigirá una inversión de unos 400 millones, esa primera fase precisará de recursos por 80 millones y los promotores han seducido a Banco Santander y un puñado de fondos para respaldarla.

Así lo explican a El Confidencial dos de los socios de Phi4Tech, Antonio León y Mario Celdrán, durante una conversación por videoconferencia. León es el cofundador de la firma sevillana de pinturas basadas en grafeno (en lugar de titanio) Graphenstone, la primera de las tres grandes áreas de actividad en las que opera Phi4Tech. Esta sociedad, que actúa de holding, incluye pinturas, baterías para coches y almacenamiento energético, y aplicaciones sanitarias. Henry Kravis, cofundador del fondo KKR, ha entrado recientemente en el capital de la matriz a título particular, como avanzó Expansión.

La innovación que plantea la compañía respecto de los modelos de fabricación de baterías de litio actuales está en la mezcla de ese metal con materiales grafénicos. El éxito de Graphenstone, que vende en 45 países desde su sede en El Viso del Alcor (Sevilla), es la mejor carta de presentación. "Los derivados grafénicos tienen más aplicaciones aparte de las pinturas. Llevamos años colaborando con grupos de investigación e instituciones en España y EEUU para sustituir elementos derivados de hidrocarburos por nanomateriales basados en el grafeno", explica Celdrán. Este directivo es inversor en Graphenstone desde su creación por parte de Antonio León hace siete años.

Los materiales que se mezclarán con el litio en las baterías que producirá Phi4Tech han sido certificados por la institución de investigación estadounidense Georgia Tech (integrada en la universidad pública de Atlanta). Gracias a ellos se consigue, según los directivos, cargar las baterías en menos de 15 minutos (entre 5 y 8 minutos en los mejores registros logrados en laboratorio); que su durabilidad triplique la actual; y que su coste sea un 25% menor.

Suministro estable de litio

El punto débil del negocio de las baterías está en asegurarse un suministro estable de litio. "El 80% del litio mundial está en Australia, China y Bolivia. Por eso yo mismo y Alejandro Ayala, socios de Phi4Tech, somos también promotores de la mina de litio de Cáceres. Nos decidimos por ella tras estudiar hasta ocho localizaciones en España. Hay en ella alrededor de 700.000 toneladas de reservas probadas, es decir podría suministrar litio para las baterías de 25 millones de coches eléctricos al año a razón de 40.000 toneladas anuales de mineral extraído", detalla Celdrán. La planta de baterías absorberá sólo el 5% de la producción anual de la mina.

Los directivos explican que la apuesta por extraer litio en España y garantizarse así un suministro estable para la planta de baterías entronca con su voluntad de contar con metal extraído con técnicas sostenibles medioambientalmente. "América o China, a diferencia de Europa o Japón, tienen estándares ambientales con más laxos. Nosotros apostamos por un modelo de economía circular que acompañe a los nuevos materiales del futuro con los que trabajamos, queremos hacer una cadena sostenible totalmente. Y tenemos la suerte de que España es una de las mayores reservas de litio del mundo".

Tenemos conversaciones avanzadas con un gran grupo europeo de automoción con fábricas en España y queremos licenciar la tecnología para hacer más factorías en Barcelona o Navarra

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, señaló hace unos días que los permisos que dependen de la administración autonómica estarán concedidos tanto para la mina (sólo precisa del visto bueno de la Junta) como para la fábrica antes de final de año. La planta de baterías sí está sobre la mesa del ministerio de Industria para que España la aporte al proyecto europeo de dotarse de capacidad de fabricación endógena de este componente clave de la movilidad eléctrica. El ministerio de Industria está por ello puntualmente informado de los avances del proyecto.

Los directivos, aunque no dan nombres, aseguran estar en conversaciones con dos grandes grupos europeos de automoción con presencia en España, con uno de ellos negociaciones avanzadas para hacer un predesarrollo comercial de una batería. Volkswagen, Renault y PSA son los tres que encajan en esa definición. Y las perspectivas de futuro de Phi4Tech indican que podría ser el primero de ellos. "Nuestro proyecto a largo pasa por licenciar la tecnología para replicarla en otras fábricas en Barcelona o Navarra. El personal para este tipo de fábricas y tecnologías no existe ahora, por eso vamos a trabajar con la Universidad de Extremadura para tener recursos humanos disponibles dentro de 3 años".

Almacenaje energético primero

¿Cómo encaja la planta extremeña en el mapa europeo y global de suministro de baterías para automoción? La demanda estimada de baterías en 2029 será de unos 2.500 gigavatios anuales a escala mundial. De ese total, el 75% procederá de China y otros 16% de Europa, unos 400 gigavatios. "En esta última cifra es donde encajan los 10 gigavatios que, en su configuración completa, tendrá la factoría de Badajoz", detallan los promotores. Celdrán, además, visualiza plantas de fabricación de baterías mucho más grandes, del entorno de 50 gigavatios, "algo que sólo es viable con un acuerdo con algún gran fabricante".

Con todo, los planes más inmediatos de Phi4Tech pasan por desarrollar soluciones de almacenamiento para plantas de energías renovables. Igualmente con el litio y materiales grafénicos como base, eliminando productos contaminantes o menos sostenibles como las sales utilizadas para acumular calor en plantas termosolares, por ejemplo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios