EL GOBIERNO QUIERE PROHIBIR EL PET DESDE 2023

Los aceiteros, contra Agricultura: el vidrio es menos sostenible que el plástico

Cooperativas y envasadores alertan de que eliminar el plástico y virar a cristal en el virgen extra dificultará su venta. Expertos defienden que el PET no perjudica la calidad ni el medio ambiente

Foto: Planta de envasado de aceite. (EFE)
Planta de envasado de aceite. (EFE)
Adelantado en

La previsión de que, desde el 1 de enero de 2023, los 160 millones de litros de aceite de oliva virgen extra (AOVE) que se venden anualmente en botella de plástico en España tengan que dejar de usar ese material ha soliviantado a parte del sector. Es la propuesta que el ministro de Agricultura, Luis Planas, desveló en una entrevista con este medio hace unas semanas y con la que puso la guinda al decálogo de medidas para revalorizar la producción de zumo de aceituna en el corto y medio plazo. Planas apuntó a que el virgen extra debe ser envasado en cristal, como se hace mayoritariamente en Italia, para distinguirlo como el de mejor calidad.

La segunda versión del borrador de real decreto que regulará el envasado ha recogido algunas de las sugerencias del sector, acotando la prohibición de usar envases de PET para el aceite que se venda en supermercados e hipermercados (el 85% del total, según datos de Agricultura), dejando fuera el que se comercializa directamente en cooperativas en garrafas de varios litros (un 2%). Anierac, patronal de los envasadores de aceite españoles, no tiene desagregadas cifras por tipos de envase (desde medio litro a 5 litros).

Desde esta patronal, y desde Cooperativas, se coincide en primer lugar en una cuestión que les agravia: ¿por qué sólo al virgen extra, no en todos sus formatos y no otros productos de bebidas o limpieza mucho más intensivos en su uso?

De fondo, el temor desde los productores (cooperativas y también organizaciones como Asaja) y los embotelladores (Anierac engloba a Acesur, Migasa, Sovena, Borges o Deoleo) es a que virar hacia el vidrio encarezca el producto, lo asocie a una categoría gourmet que restrinja su público. "Se podría producir un trasvase a otras categorías del producto o a otros aceites vegetales, además de que se irían al traste los esfuerzos del sector para que el AOVE sea un ingrediente imprescindible en las cocinas", advierten desde Cooperativas Agro-Alimentarias de España.

Anierac añade que envasar en plástico nada tiene que ver con la calidad. "La calidad depende de lo que se envase, tanto el plástico como el vidrio cumplen los mismos estándares y mantienen la calidad del producto. Prohibir el envasado de virgen extra en PET desde 2023 nos convertiría en el único país del mundo con una medida así", explica Primitivo Fernández, secretario general de la patronal. El ministerio de Agricultura, consultado, insiste en los dos argumentos clave que defiende Planas: permite salvaguardar mejor la calidad y lo diferencia a ojos del consumidor en el lineal, además de la vertiente medioambiental de cambiar de material de envasado.

Impacto ambiental

Desde Andaltec, el centro tecnológico del plástico ubicado en Martos (Jaén), se refuta ese segundo argumento. "Hay muchos estudios científicos, algunos son interesados, claro está. Pero todos coinciden en que teniendo en cuenta la huella de carbono de ambos desde la cuna a la tumba, como se dice, el plástico es mucho más sostenible que el vidrio", explica el investigador Daniel Aguilera.

Anierac calcula que si el impacto en emisión de gases de efecto invernadero del plástico es de 1, el del vidrio es de 2,3. Aguilera aporta algunos datos para entender esa diferencia. "El vidrio no es un mal envase, es un estupendo envase. Pero el plástico se ha impuesto porque pesa menos (veinte veces menos), es más barato y más difícil de romper. Además, aunque es cierto que el vidrio se recicla eternamente y el PET no, el fundido del primero se hace a 1.500 grados frente a los 300 del segundo, lo que multiplica el gasto eléctrico".

Planta de envasado de Carbonell en Córdoba. (Foto: Deoleo)
Planta de envasado de Carbonell en Córdoba. (Foto: Deoleo)

Andaltec, especializado en plásticos para automoción, también trabaja en este material como contenedor de alimentos y añade: "Científicamente, tampoco hay ninguna prueba de que el producto se mantenga con mejor calidad en vidrio que en plástico. Se trata sólo de una percepción del consumidor, de márketing. Además, el plástico no traspasa nada al aceite con el que está en contacto", añade Aguilera. Es decir, igual que el vidrio que es inocuo para lo que almacena.

Comparativa de la profesora Kim Raegart. (Universidad de Gante)
Comparativa de la profesora Kim Raegart. (Universidad de Gante)

El experto de Andaltec remite a algunos estudios como el de la profesora Kim Ragaert, de la universidad belga de Gante, que defienden en general la eficiencia ambiental del plástico respecto de otros materiales como el vidrio, el papel o los materiales textiles. En promedio, las alternativas al PET son entre 2 y 3,5 veces más demandantes de energía, más voluminosas y más generadoras de emisiones de dióxido de carbono en todo su ciclo de vida, según esta investigadora.

La mayor voluminosidad de las botellas de vidrio también afectan a la capacidad de envasado de aceite implantada en España, que disminuiría un 30% respecto la actual; el mayor peso del vidrio haría que a cada litro envasado en vidrio se le añadiera medio kilo más, lo que encarece la logística ya que para transportar lo que ahora se hace en un camión precisarían de cuatro; y si se piensa en latas, son sustancialmente más caras que el plástico y desde el sector envasador se considera un material de manejo más complicado en el hogar. Todo ello según Anierac.

Los fabricantes de vidrio destinan el 7% de su producción a botellas para aceite y están a menos de 300 km de sus clientes, en un 80% españoles

Desde Cooperativas, que aglutinan dos tercios de la producción de aceite de España, se concluye sobre el uso del plástico: "No se deben poner impedimentos a este tipo de formatos, dado que son totalmente imprescindibles para dar salida a un volumen importante, más necesario ahora que nunca. Por último, la repercusión a nivel industrial sería muy relevante ante los cambios a acometer en sus líneas de envasado". Las empresas que agrupan a agricultores barruntan una gran campaña para 2020/2021 y no quieren que se le dificulte la comercialización para evitar que se ahonde en la ya grave crisis de precios.

Bien, ¿pero qué se opina desde el lado de los fabricantes de envases de vidrio? Desde la asociación que los agrupa, Anfevi, se defienden sus ventajas y su capacidad de asumir la demanda de este tipo de clientes. La red de 13 plantas que existe en España tiene dos ventajas: "Reducir los impactos ambientales y fomentar la economía local, parámetros ambos que son básicos y prioritarios dentro de la política de sostenibilidad que caracteriza a la industria del envase de vidrio".

Crecimiento en el último lustro

"Como ejemplo de lo anterior, basta decir que los clientes de una planta vidriera se encuentran dentro de un radio de menos de 300 km y cerca del 80% de los envases de vidrio fabricados en España van destinados a envasadores nacionales". Los productores destinan actualmente el 7% de su capacidad a atender a embotelladores de aceite, por lo que tienen margen para asumir alzas en la demanda. De hecho, Anierac explica que de los 160.000 millones de litros de virgen extra embotellados en España anualmente, usan vidrio el 8%, siento el plástico el 90% restante.

La demanda de vidrio para envasar aceite viene creciendo ya al 33% en los últimos cinco años, según Anfevi. La patronal hace gala de que todo el vidrio es reaprovechable para generar nuevos envases y por tanto está totalmente insertado en la economía circular. Además, recuerdan que en 2030 el sector se ha puesto el objetivo de reutilizar el 90% del vidrio y que aporta al aceite valor, imagen y prestigio. Desde Anfevi señalan que ya Italia o Portugal envasan mayoritariamente el virgen extra en vidrio "sin que la legislación les obligue".

Envasado de aceite en lata. (1881)
Envasado de aceite en lata. (1881)

Y, en medio de todo ello, también merece la pena escuchar la opinión del pionero del envasado de aceite de oliva virgen extra en tetrabrik, la empresa cordobesa Arteoliva. "Un envase que deje pasar la luz, incluido el vidrio o plástico oscurecido, y permita una cámara de aire entre el tapón y el aceite, supone condenar al mejor virgen extra a un deterioro acelerado", asegura Felipe Silvela, uno de los fundadores de la compañía.

La empresa usa envases opacos y nitrógeno como gas inerte para evitar la presencia de oxígeno en el interior del tetrabrik. Silvela apela al binomio calidad visual-calidad real para defender la necesidad de proteger al aceite de la luz y el aire para evitar su fotoxidación y consecuente degradación. Hasta ahora, sin embargo, sigue siendo muy minoritario el uso de este tipo de envase para el zumo de aceituna. Arteoliva, de hecho, es mucho más conocido por sus gazpachos y salmorejos antes que por su aceite.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios