Reducirían el nivel de impacto del cierre

Nissan presenta ante la Generalitat un ERE de extinción para 2.525 empleos

La presentación del ERE coloca a la Generalitat en el foco, y en concreto a la Conselleria de Treball, que encabeza Chakir El Homrani. Pero la Generalitat no puede tumbar el proceso

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Nissan ha presentado este martes un ERE de extinción en Barcelona para 2.525 empleos, según han explicado fuentes legales cercanas a la Generalitat de Cataluña. El ERE se ha presentado ante el departamento de Treball, al ser un ajuste de personal que afecta a trabajadores en Cataluña, en esencia para cerrar la fábrica de la Zona Franca y los centros de Moncada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, a partir de diciembre de 2020.

El dato también se ha comunicado a los sindicatos en la primera reunión del proceso de consultas con los representantes de los trabajadores designados por los comités de empresa locales acerca de la intención de la compañía. La propuesta ha pasado por salvar unos 500 empleos y reducir el impacto de pérdidas de puestos de trabajo hasta los 2.525, en lugar de los 3.000 previstos inicialmente. Se ha consultado con portavoces de la Generalitat, los cuales han declinado pronunciarse al respecto, pese a ser el ERE más importante presentado este año.

Al presentar el ERE empieza a correr el reloj de los 30 días naturales, para el período de consultas del ERE, con lo que en este mes empresa y sindicatos se tendrán que poner de acuerdo en establecer las mejores condiciones posibles para los despidos que conllevará el cierre de las plantas en Cataluña. Portavoces de Nissan han asegurado desconocer el plazo concreto de la presentación del expediente de regulación.

Tras la reforma laboral, la Generalitat no puede vetar la presentación del ERE. Sin embargo, su papel de mediación en el período de consultas que se abre ahora puede resultar fundamental para que el acuerdo resulte lo menos traumático posible, según apuntan fuentes sindicales.

En la reunión de este martes por la mañana con los sindicatos, Nissan ha planteado atenuar el impacto del ajuste. Según un comunicado de Nissan, en el encuentro la empresa ha planteado "la intención de abordar con la comisión negociadora la posible continuidad de ciertas actividades no relacionadas con la fabricación tales como el Centro Técnico Europeo de Nissan en Barcelona (NTCE Spain) y Compras". La dirección de NMISA espera contar con la participación de las Administraciones Públicas en ese marco de diálogo. Eso aproximadamente, según fuentes del sector, supone mantener unos 500 empleos en Barcelona, incluyendo aquí el centro de recambios de El Prat, que tampoco se cerraría

Se trata de empleos de alto nivel y bien pagados, que la empresa podría plantearse preservar en Barcelona, si bien podrían ubicarse en cualquier lugar del mundo. De alguna manera se preservaría el papel de la capital catalana en el sector de la automoción. Por la cuestión del coronavirus, la presentación del ERE ha resultado problemática. La Generalitat ha reducido el número de personas que podían acudir a Treball a presentarlo. Pero al final la empresa ha ejecutado la presentación de los despidos, si bien se trata del planteamiento inicial y las condiciones finales no se sabrán hasta que acabe el período de consultas.

El encuentro no estaba claro porque la semana pasada había dudas de si el comité de empresa iba a participar. Al final se han presentado y se ha empezado a negociar la Dirección de Nissan Motor Ibérica (NMISA).

La Generalitat en el foco

La presentación del ERE coloca a la Generalitat en el foco, y en concreto a la Conselleria de Treball, que encabeza Chakir El Homrani. Se trata del segundo gran tema con el que ha de torear esta 'conselleria' después de las muertes en las residencias de la tercera edad a causa del coronavirus. Tras las casi 4.000 muertes en residencias, la Generalitat arrebató Homrani la competencia sobre residencias y las puso en manos de las Conselleria de Salut, ambas controladas por ERC.

En el caso de Nissan, tras la reforma laboral, la Generalitat tiene nulo margen para frenar el ERE. Pero puede jugar el papel de árbitro durante el período de consultas y de, hecho, su rol de mediador, puede ser clave para que un cierre como el de la multinacional nipona resulte lo menos traumático posible. Se puede negociar mejores condiciones laborales, nuevos plazos y, como plantea la cosa, mantener actividades testimoniales no relacionadas directamente con la industria.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios