ingeniería

ACS y Sener conquistan Alemania: ganan la primera planta de gas licuado del país

El consorcio formado por las dos ingenierías ha sido elegido para la negociación final de la primera planta GNL del país, un proyecto estratégico que abastecerá la rica región de Hamburgo

Foto: Imagen de una planta de GNL.
Imagen de una planta de GNL.
Adelantado en

La construcción de la primera terminal de gas natural licuado (GNL) será española o no será. Así es como puede resumirse el resultado del concurso convocado para realizar en la localidad de Brunsbüttel, situada en la norteña área industrial de Hamburgo, un proyecto llave en mano, conocido en la jerga del sector como EPC, llamado a ser la punta de lanza del plan lanzado por las autoridades del país para sembrarlo con este tipo de infraestructuras y garantizar así el abastecimiento energético.

Como adelantó El Confidencial, de los cuatro consorcios internacionales que fueron precalificados para participar en la puja, tres llevaban sello español y solo uno era extranjero. En concreto, se trataba de la suma de fuerzas de las asiáticas Hiundai Engineering y Korea Gas Corporation, que se enfrentaba a la alianza de Cobra (filial de ACS) con Sener y TGE Gas; a la de Sacyr Fluor con Entrepose Contrating y Vinci, y a la de Técnicas Reunidas con la alemana Heitkamp.

Y, finalmente, el elegido ha sido el más hispano de los tres, el consorcio formado por Cobra y Sener. Según ha comunicado German LNG Terminal, el licitador de la obra, ha seleccionado este grupo para pasar a la fase final que, en esencia, consiste en debatir una última mejora de costes antes de sellar el contrato definitivo, hito inicialmente previsto para finales de este año.

German LNG Terminal es una sociedad conjunta formada ‘ad hoc’ por las empresas Gasunie LNG Holding, Vopak LNG Holding y Oiltanking para este proyecto, el cual es crítico para la rica e industrial zona de Hamburgo, que tiene en la futura planta de gas natural licuado una garantía de abastecimiento energético más limpio.

Alemania tiene en marcha un ambicioso programa de descarbonización, dentro del cual se enmarca el plan de crear una red de distribución de GNL, el cual requiere la construcción de terminales por todo el país.

A la espera de que las dos ingenierías españolas lleguen a un acuerdo final con German LNG, el importe final del contrato podría rondar los 50 millones de euros, mientras que el presupuesto de construcción de toda la planta podría terminar moviéndose cerca de los 500 millones de euros.

Talento y experiencia

Las empresas españolas, además de ser referencia internacional en los trabajos de ingeniería, cuentan con una dilata experiencia en este tipo de plantas gracias a que, en este terreno, nuestro país ha sabido hacer de la necesidad virtud.

Como España necesita del exterior para garantizar el abastecimiento energético, hace tiempo que tomó la decisión de aprovechar sus kilómetros de costa para instalar este tipo de infraestructuras, que permiten almacenar la materia prima.

Así, contamos con plantas regasificadoras en Ferrol (Galicia), El Musel (Asturias, aunque no está operativa), Bilbao, Barcelona, Sagunto (Valencia), Huelva y Cartagena (Murcia), la plataforma de La Gaviota (Vizcaya) y el fallido almacén de gas Castor.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios