PROYECTO WHITE AND ZENIT

Fondos de salida: Chenavari pone en venta todo su ladrillo en España

El fondo anglosajón ha dado un mandato para vender los 700 millones en activos inmobiliarios que le quedaban en España. Tenía planes para ello desde antes del covid-19

Foto: Grúas trabajando en varios edificios de Madrid. (Reuters)
Grúas trabajando en varios edificios de Madrid. (Reuters)
Adelantado en

Primer fondo que decide vender sus activos en España en plena crisis del covid-19. Chenavari, una firma de inversiones oportunistas de Reino Unido, ha puesto a la venta todos los inmuebles y créditos que ha ido comprando desde 2014, valorados en 700 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por este medio. Lo ha hecho con una cartera por la que pujarán otros fondos —mercado secundario— bajo el Proyecto Wave & Zenith, que está poniendo en mercado Alantra.

Las fuentes consultadas señalan que Chenavari ya había tomado la decisión de abandonar España antes de que estallara la crisis del coronavirus. De hecho, su director inmobiliario español, José García Cedrún, dejó el fondo en marzo para crear un nuevo proyecto ligado al sector en la capital británica, Aexx Capital.

Chenavari fue uno de los fondos que entraron en la primera oleada de ventas de activos tóxicos de los bancos españoles. Participó en dos de las primeras carteras que puso en marcha Bankia después del rescate: el Proyecto Wind, de 1.300 millones, que se quedó junto a Oaktree, y otro de crédito promotor por valor de 335 millones de euros. Desde entonces, el 'hedge fund' británico ha ido gestionando estos activos y comprando otros en operaciones menos mediáticas.

Tras el estallido de la crisis del coronavirus, el fondo optó por retrasar la venta de los activos, pero pasados unos meses ha decidido reactivarla, ya que la decisión de salir de España ya estaba tomada de antemano.

¿Se reabre el mercado?

Chenavari fue creado en Londres hace 12 años de la mano de exdirectivos franceses de Société Générale, BNP Paribas y Bear Stearns. Tiene 90 empleados y 5.000 millones en activos bajo gestión. Junto a la compra de carteras de créditos inmobiliarios, está especializado en la financiación alternativa (banca en la sombra) y en la compraventa de deuda bancaria de alto riesgo.

Este proyecto es el segundo que sale al mercado en España desde que se decretó el estado de alarma. El primero, adelantado por este medio, fue el de Sabadell, con una cartera de 300 millones de pymes con colateral inmobiliario: el Proyecto Explorer, en el que asesora Deloitte y con el que la entidad catalana está tanteando el apetito del mercado en un momento complejo como el actual.

Vista de la City londinense durante la crisis del covid. (Reuters)
Vista de la City londinense durante la crisis del covid. (Reuters)

Desde el sector, opinan que el momento es de gran incertidumbre por las expectativas del mercado inmobiliario —en el que se esperan caídas en precio a medio plazo— y por la situación del mercado crediticio. Este tipo de operaciones se financian desde los grandes bancos de inversión internacionales con mucho apalancamiento, que hace que los fondos pongan apenas 'equity' (capital), lo que ha permitido que los precios se disparen en los últimos años. Tras el estallido de la crisis, nadie sabe cómo van a responder los Morgan Stanley, Goldman Sachs y JP Morgan a la llamada de los inversores.

Junto a las operaciones de Chenavari y Banco Sabadell, se espera que haya un goteo de transacciones hasta la vuelta de verano, cuando se pronostica una oleada de carteras de las entidades financieras para sanear sus balances antes de final de año.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios