LEJOS DE LOS NIVELES PREVIOS AL CORONAVIRUS

Madrid y Barcelona aún consumen un 30% menos de lo normal con la fase 2

Los datos de tarjetas de débito y crédito de la banca apuntan a una recuperación parcial que deja las cifras en los comercios todavía lejos del mes de junio del año pasado

Foto: Varias personas visitan una tienda de calzados del centro comercial La Vaguada. (EFE)
Varias personas visitan una tienda de calzados del centro comercial La Vaguada. (EFE)

El paso de la fase 1 a la fase 2 ha supuesto un impulso del comercio, pero insuficiente para recuperar el terreno perdido con la crisis del coronavirus. Los niveles de compra en tiendas, supermercados o grandes superficies a través de tarjetas de crédito y débito todavía están en niveles inferiores al 70% del consumo en el mismo periodo del año anterior en las dos grandes ciudades españolas, Madrid y Barcelona.

Las dos urbes, además, han llevado una evolución similar en cuanto a las restricciones a la movilidad y a la apertura de tiendas o centros comerciales. Madrid y Barcelona entraron en la fase 2 la semana pasada, lo que supuso un incremento del 7% en el consumo respecto a los niveles de la fase 1, según las cifras recopiladas por Banco Sabadell a través de las TPV.

En este sentido, la actividad comercial según el pago con tarjetas en la última semana representó el 67,75% del mismo periodo del año anterior en Madrid, pese a subir un 6,6% respecto a la semana anterior y de un 33,54% sobre la media de las últimas cuatro semanas. Así, se ve una recuperación que aún está lejos de la anterior normalidad. Los datos son muy similares en Barcelona, donde el consumo de la última semana supuso el 68,62% respecto a los mismos días del ejercicio previo, con un repunte semanal del 13,3%.

Otro síntoma de esta evolución está en el peso de la alimentación. Mientras que las grandes superficies y las tiendas suponían entre un 15% y un 20% del consumo antes de las restricciones, en abril alcanzaron tres cuartas partes en Madrid y Barcelona, antes de recular en mayo hasta el 55% en Madrid y el 53% en Barcelona. Por el contrario, el gasto en transporte o restaurantes ha iniciado una recuperación con la desescalada.

A escala nacional, los datos de BBVA Research a partir del uso de tarjetas del banco coinciden en el diagnóstico. Hubo un desplome del 60% interanual en abril, con el mayor golpe sanitario y de incertidumbre económica, y con el avance de fases a lo largo de la geografía nacional ha habido una recuperación hasta dejar la variación interanual en la primera semana de junio en una caída del 13%.

Las conclusiones del análisis de los economistas de BBVA apuntan a que el gasto con tarjetas frenó su deterioro en las provincias que alcanzaron la fase 2 el 1 de junio, aunque las que perdió fuelle en las que habían empezado esta fase anteriormente. El gasto, además, aumentó en 29 de las 50 provincias en la semana del 1 al 7 de junio, aunque de forma insuficiente para evitar la caída de la suma total.

Volviendo a los datos a partir de las TPV del Sabadell, que son por municipios o provincias, hay diferencias notables según cómo esté avanzada la desescalada, ya que en la mayoría del resto de grandes ciudades españolas se entró en la fase 3 hace una o dos semanas. En este punto, en Valencia la actividad comercial de la semana pasada equivalió al 80% de los mismos días del año anterior; en Sevilla, del 67%; en Málaga, del 89%; en Palma de Mallorca, del 64%; y en Bilbao, del 92%. Mientras que por encima del 100% están Zaragoza, Murcia y Las Palmas.

Los datos de BBVA y Sabadell no dan una imagen completa por basarse en sus propios datos, pero al ser comparativa y tener ambos bancos cuotas de mercado relevantes en el pago con tarjeta, ya sea por número de clientes o por TPV, sirven para aproximarse al comportamiento que han tenido los consumidores. En esta línea, los empresarios están pidiendo avanzar con decisión en la desescalada y contribución del sector público para potenciar la recuperación de la demanda interna. La patronal CEOE organiza estos días un evento, al que ha llamado ‘Empresas liderando el futuro’, en el que los ‘primeros espada’ del tejido empresarial español han mostrado sus recetas, quejas y ruegos para la reconstrucción económica frente a la crisis del coronavirus.

Entre los mensajes más repetidos están aprovechar la oportunidad de la crisis para abordar una reforma educativa, tener cuentas públicas sostenibles atacando el déficit estructural, o avanzar en la transición ecológica. Pero, a corto plazo, lo que quieren es que se reactive la economía. “El impacto económico es de gran magnitud, quedan pocas dudas de ser la mayor crisis desde la guerra civil. El confinamiento ha sido útil, pero ahora cobra urgencia la reactivación de la economía para evitar un daño que sea irreversible. El virus puede seguir años y tenemos que aprender a convivir con él, a mantenerlo a raya”, afirmó este lunes Carlos Torres, presidente de BBVA.

"Es el momento de poner en marcha entre todas las empresas y todos sus trabajadores la necesaria activación económica que necesita nuestro país. Ya estamos viendo que tras la dura etapa sanitaria ahora empieza otra que también va a ser muy dura, la económica", aseguró por su parte Juan Roig, presidente de Mercadona.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios