CONCURSO DE PESA Y PEISA

Doble varapalo para Argentina en la batalla española por la expropiación de YPF

La Audiencia Provincial de Madrid rechaza que una demanda se juzgue donde quería la República de Argentina, lo que reduce en gran medida sus posibilidades

Foto: Sede de YPF en Buenos Aires. (Reuters)
Sede de YPF en Buenos Aires. (Reuters)
Adelantado en

Doble varapalo judicial para Argentina por culpa de España. La república latinoamericana ha perdido dos recursos clave derivados de la expropiación de YPF, en los que se juega cerca de 3.000 millones de dólares (2.656 millones de euros). El primero llegó el pasado 22 de mayo en la Audiencia Provincial de Madrid —sección número 20—, que dio un portazo a la estrategia de la potencia latinoamericana para derribar un concurso español, según un auto al que ha tenido acceso este medio. El segundo se notificó el viernes en Nueva York: la jueza Loretta Preska rechazó el intento de que el pleito multimillonario se lleve a Buenos Aires. Será ella misma la que decida esta cuestión, en la que se juega sus finanzas la economía argentina.

Estas dos noticias, unidas, suponen un duro golpe a la estrategia legal de la Casa Rosada, que desde hace años intenta derribar las demandas de dos sociedades españolas que se vieron arruinadas por la expropiación de YPF: Petersen Energía (PESA) y Petersen Energía Inversora (Peisa). Las crearon los banqueros argentinos Eskenazi para comprar un 25% de la antigua filial de Repsol entre 2008 y 2011. Ahora, son dos empresas en concurso, que buscan una indemnización de Argentina en el tribunal de Preska, lo que ha provocado la actual batalla legal.

Argentina tomó la decisión de abrir el frente español a raíz de la demanda norteamericana. Los asesores legales de la Casa Rosada creen que el concurso español se valió de una "simulación del contrato" dentro del acuerdo con el fondo internacional Burford para financiar la demanda en EEUU. Este punto es clave, ya que, de tener razón, PESA y Peisa habrían cometido una irregularidad a ojos de la Justicia norteamericana, lo que dejaría en 'stand by' la demanda multimillonaria. Para ello, los demandantes tienen que probar que Burford ha comprado el litigio, en lugar de financiarlo.

En este escenario, Argentina y la nacionalizada YPF presentaron dos demandas en los juzgados de Princesa de Madrid, intentando esquivar el juzgado de lo mercantil que llevó el concurso, con el que lo tendrían casi imposible. PESA y Peisa presentaron una declinatoria, solicitando a la Justicia madrileña que no aceptara la ofensiva latinoamericana y la derivara al juez concursal, algo que fue 'comprado' por los tribunales. Argentina decidió recurrir, asesorada por uno de los abogados estrella españoles, el decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso, y por un exsocio de Garrigues y Freshfields, Fernando Bautista. Esto es lo que acaba de resolver la Audiencia, en contra de los intereses de Buenos Aires.

Cambio político

Esta decisión es clave, ya que no hay nuevas vías de apelación y resta gran parte de las opciones de prosperar a la demanda argentina, que ahora tendrá que decidir si da marcha atrás o mantiene su intento de doblegar el brazo al juez concursal. Desde que se abrió el proceso hasta ahora, ha cambiado el Gobierno de Argentina, que ahora vuelve a ser más cercano a los Eskenazi. Falta por conocer el desenlace del recurso de YPF, que se espera para las próximas semanas.

El escrito de la Audiencia de Madrid es contundente contra los demandantes, imponiendo el pago de costas. "Afirma la parte recurrente que de prosperar las pretensiones de la demanda, dicha circunstancia no llevará aparejado efecto negativo alguno para el patrimonio de las concursadas. Sin embargo, no compartimos dicha conclusión", expone la resolución. Así, el juez compra los argumentos de PESA y Peisa, que defendieron que la demanda de Argentina perseguía bloquear la única vía para lograr recuperar dinero para sus acreedores: la demanda en EEUU, el único activo de sus sociedades tras la pérdida de las acciones de YPF derivada de la expropiación.

"La adquisición de los derechos indemnizatorios por Prospect [el fondo Burford] supondría un grave riesgo para la viabilidad de la reclamación procesal" ante el juzgado de Nueva York, "lo que haría descarrilar la expectativa de obtener una indemnización por la expropiación", sentencia la Audiencia de Madrid.

La estrategia legal de PESA y Peisa ha sido diseñada por el administrador concursal, Armando Betancor, y el abogado Blas A. González. Tanto ellos como Argentina e YPF estaban pendientes de que la jueza Preska resolviera si su tribunal es competente para tratar la causa, ante los intentos de la Casa Rosada de llevar el proceso a los tribunales argentinos. No será así, lo que provocará, de nuevo, que Argentina dispute esta batalla en campo rival. El país latinoamericano ya intentó tumbar la demanda con recursos ante el Tribunal Supremo estadounidense, que fueron rechazados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios