PARÁLISIS EN LOS PLANES ESTRATÉGICOS

La actividad de las empresas aún es un 60% menor que antes del coronavirus

El volumen de operaciones de M&A, fichajes y nombramientos, cambios societarios o creación de empresas llegó a desplomarse un 80%. Repunta levemente en la fase 1

Foto: Muchas empresas esconden algo más que un as en la manga. (iStock)
Muchas empresas esconden algo más que un as en la manga. (iStock)
Adelantado en

La actividad corporativa de las empresas se ha paralizado a un nivel sin precedentes. Como era de esperar, se han desplomado las operaciones de compraventa y fusiones (M&A, en la jerga), y también las ventas. Pero la parálisis va más allá. Cualquier decisión sobre cambios societarios, fichajes y nombramientos, o la decisión de abrir y cerrar empresas se ha cancelado o pospuesto de forma mayoritaria.

Todo este tipo de movimientos pasa por el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), cuyo contenido nunca ha sido tan escueto como ahora. En estos documentos aparecen la creación o liquidación de sociedades, los nombramientos de apoderados, ceses e incorporaciones en los consejos de administración, cambios con los auditores, cambios de domicilio social, ampliaciones de capital y cualquier cambio que afecte a la sociedad mercantil.

En las últimas semanas, el número de operaciones se ha reducido drásticamente como consecuencia del coronavirus. El BORME se publica por provincias, y la de Madrid es la que más actividad recoge. Al menos, en la antigua normalidad, cuando se podían ver a diario, de media, entre 800 y 900 anotaciones diarias. Esta cifra llegó a quedarse en menos de 150 en el momento en que la actividad corporativa más acusó la pandemia, aún sin la 'desescalada', lo que supone un desplome de más del 80%. Con ella, y en especial con la fase 1, se han vuelto a promedios en las últimas semanas de entre 300 y 400 anotaciones diarias. Esto es, cifras que aún están un 60% por debajo de la vieja normalidad.

El BORME recoge las operaciones con decalaje, que a veces es de una semana y a menudo de un mes o incluso más. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de comparar los datos. En el gráfico aparecen las medidas semanales de páginas (son equivalentes, siempre entre 12 y 16 anotaciones cada una) diarias. En marzo se empezó a notar un descenso que fue más acusado a finales de mes, y más abrupto a mediados de abril. Mientras que en las tres últimas semanas ya se ve un repunte.

La crisis provocó, solo entre marzo y abril, el cierre de 133.757 empresas del registro de códigos de cuenta de cotización de la Seguridad Social, pasando en poco tiempo de millón y medio a 1,36 millones. Pero la caída de la actividad va más allá, como se ve con el BORME. Aunque también se ven los primeros brotes verdes, como ocurre con el consumo según datos a tiempo real de BBVA o Banco Sabadell con compras con tarjetas de crédito.

La pandemia ha provocado "una caída generalizada de la actividad empresarial que se ha traducido, entre otros muchos aspectos, en una reducción muy significativa en la creación de nuevos proyectos empresariales, a través de la inscripción registral de nuevas constituciones de sociedades; y la confianza de los accionistas en sus empresas, esto es, las inscripciones registrales de operaciones de ampliación de capital", explica Lourdes Centeno, socia de EY Abogados.

La pandemia ha provocado una caída generalizada de la actividad empresarial que se ha traducido en una reducción de nuevos proyectos empresariales

El Colegio de Registradores ya avisó de que el descenso de entre el 3% y el 5% que se observó en constituciones y ampliaciones de capital en enero, se agudizó con en febrero hasta un 9%. En marzo, la caída fue de entre un tercio y un cuarto respecto al mes anterior, y en abril se acentuó la dinámica. "La restricción de movimientos ha influido negativamente en el desarrollo de la actividad empresarial, pero también el entorno complejo e incierto", apostilla Centeno.

En la fase inicial de la crisis, prosigue la socia de EY Abogados, "las empresas se centraron en sobrevivir y hacer frente a los impactos inmediatos. Las empresas han tenido que concentrar sus recursos en hacer frente a esta situación de emergencia y gestionar la fase inicial de la crisis, cuya dimensión global y su precipitación de forma absolutamente imprevista han provocado el abandono transitorio de los planes estratégicos, así como de los proyectos y las operaciones corporativas que, salvo en casos imprescindibles para la generación de liquidez, se quedarán a la espera de poder obtener una mayor visibilidad y certeza sobre las nuevas circunstancias y el entorno en el que, en su caso, deberán ejecutarse".

Actos registrales como termómetro económico

"La evolución de los actos registrales es un indicador de hasta qué punto se ha paralizado la actividad económica", señala un analista económico acostumbrado a trabajar en esta materia. En este sentido, Ignacio Jiménez, director general de Iberinform explica que "en febrero ya habíamos observado una caída de actos registrales de constitución de empresas del 12%, pero en abril y mayo esta caída se dispara por encima del 60%, frente a los datos del mismo mes del año anterior".

Creación de empresas. (Fuente: Crédito y Caución)
Creación de empresas. (Fuente: Crédito y Caución)

El máximo dirigente del servicio de estudios de Crédito y Caución (Grupo Catalana Occidente) señala que esto se debe a dos razones: "Por un lado, muchos empresarios, administradores y consejos se han visto afectados por una imposibilidad real, de carácter físico y presencial, para formalizar sus acuerdos, formular sus cuentas o cumplir con sus obligaciones registrales. Por otro lado, en un momento de elevada incertidumbre como el actual muchas empresas han paralizado su vida societaria, retrasando cualquier toma de decisiones".

Precisamente esta misma semana Iberinform señalaba que "la hibernación de la economía española continúa reduciendo las actividades de creación y disolución de empresas. De acuerdo con su análisis, en mayo de 2020 se registraron un total de 681 disoluciones y 3.087 constituciones. Frente al mismo mes del año anterior, eso supone una disminución del 72% en las disoluciones y del 64% en la creación de nuevas empresas".

Desplome de las operaciones M&A

La crisis también ha provocado un desplome en las operaciones M&A. El mercado transaccional español registró hasta el mes de mayo 699 operaciones por un importe agregado de 13.802 millones de euros, según el informe mensual de TTR, lo que supone un descenso interanual del 61,6% en el capital movilizado y del 30,8% en el número de operaciones.

Operaciones en el último año. (Fuente: TTR)
Operaciones en el último año. (Fuente: TTR)

En el mes de mayo, la consultora contabiliza 81 fusiones y adquisiciones, por un total de 1.233,5 millones. Esto supone una caída del 60% respecto al mismo mes del año anterior. Si bien hay un repunte respecto a abril, cuando hubo 68 operaciones, las cifras aún están lejos de las que se veían antes de la crisis.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios