EFECTOS DEL COVID

BBVA pierde su ventaja histórica frente a Santander: su capital, el más bajo de España

El golpe del primer trimestre deja a BBVA como entidad española con menor ratio de solvencia y con el peor registro frente a Santander en una década

Foto: Carlos Torres (i), presidente de BBVA, y José Antonio Álvarez, CEO de Santander. (EFE)
Carlos Torres (i), presidente de BBVA, y José Antonio Álvarez, CEO de Santander. (EFE)
Adelantado en

Sorpaso histórico en la banca española. Santander ha conseguido en el último trimestre la mayor ventaja en capital frente a su máximo competidor, BBVA, de la última década. La entidad presidida por Ana Botín anunció al mercado una tasa de solvencia del 11,58%, frente al 10,84% reportado por el banco liderado por Carlos Torres. Es la mayor distancia desde comienzos de 2011, cuando en Europa imperaban otros requisitos de capital distintos a los de ahora y estos dos bancos estaban presididos por Emilio Botín y Francisco González.

BBVA ha tenido en la solvencia una de sus grandes ventajas competitivas frente a Santander en los últimos años. Desde comienzos de 2014, la segunda entidad española ha superado a su primer rival trimestre a trimestre en este indicador, salvo en dos ocasiones —septiembre de 2015 y marzo de 2018—, en las que se puso por delante el banco cántabro por impactos temporales de su rival vasco.

Este adelantamiento ha llegado ahora tras los peores resultados trimestrales de la historia de BBVA, con pérdidas de 1.792 millones de euros. Esta entidad fue la única española en entrar en números rojos en el arranque de 2020, por dos factores: al haber hecho el mayor esfuerzo de provisiones —casi 1.400 millones—, para avanzar el máximo golpe posible del resto del año por el covid; y por un deterioro del fondo de comercio en Estados Unidos de 2.084 millones, aunque éste no tiene impacto en solvencia.

Desde BBVA, remarcan el sacrificio realizado en el primer trimestre, mayor que el de sus rivales, y que, a diferencia de Santander, no canceló el último dividendo con cargo a resultados de 2019, lo que le restó 29 puntos básicos. Sus dotaciones covid-19 representaron un 40% de su margen neto, frente al 25% del grupo presidido por Botín. Y, además, adelantó el golpe (en resultados, no capital) en uno de los mercados más presionados, el de Estados Unidos. Fuentes financieras consultadas por este medio señalan que esto se debe en parte a que BBVA está expuesto a uno de los estados norteamericanos más afectados, Texas, por la crisis del petróleo, y a que hasta ahora tenían valorada superiormente esta filial en su balance. Para situar su fondo de comercio al mismo nivel que BBVA USA —sobre activos—, Santander podría tener que asumir un deterioro de 700 millones. La entidad presidida por Botín reconoció ante el supervisor norteamericano, la SEC, que no se podía descartar un golpe contable en esta filial, según avanzó 'Expansión'. Otro condicionante podría ser que el mayor banco español fragmentó el impacto de la normativa contable IFRS 9, según fuentes financieras.

Cambio de objetivos

Al margen de estos factores, las hojas de ruta que dieron cada entidad y los cálculos de los principales bancos de inversión apuntan a que el sorpaso de Santander se va a mantener en el tiempo. Así, el actual objetivo de capital de BBVA está entre el 10,84% y el 11,34%. Mientras, Santander mantiene su meta anterior, de situarse en la banda alta de su objetivo de entre el 11% y el 12%.

Estar por encima en este 'ranking' es importante para las entidades, ya que el mercado puede temer una ampliación de capital del banco que esté más débil, como ha ocurrido con Santander en los últimos años. Al margen de ello, ni supervisores ni inversores creen que vaya a haber ningún problema de solvencia en estos grupos. Además, Europa está poniendo en marcha todas las medidas para flexibilizar el uso de capital para asumir pérdidas derivadas del covid-19, evitando así tensiones en los mercados. El problema vendrá cuando se normalice la situación y el BCE pida que se restablezcan los niveles previos a la crisis, según banqueros consultados por este medio.

Los grandes bancos españoles llegan a esta crisis con ratios de solvencia inferiores a sus grandes competidores europeos, pero con mayor capacidad de aguantar el golpe. Así, los últimos test de estrés comunitarios han venido mostrando que Santander, BBVA y el resto de entidades españolas generan un beneficio antes de provisiones mayor —25.000 millones anuales en el caso de Santander, según explicó ayer su CEO—.

Como punto negativo, no se espera que la diversificación internacional que tanto ha ayudado a los buques financieros españoles en anteriores crisis sirva de soporte en la actual. La crisis del covid-19 es internacional y genera un mayor nivel de incertidumbre en países donde se juegan mucho como México —45% del beneficio de BBVA y 9% del de Santander— y Brasil —28% del de Santander—.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios