JAVIER GARCÍA DEL RÍO

Sareb reestructura su cúpula para adaptarla al nuevo consejero delegado

El banco malo busca nuevo director de Riesgos y Legal tras la salida de Gómez Gilabert, uno de los pesos pesados, a Deloitte. Guitart deja el área de Negocio, que estará más ligada al CEO

Foto: Jaime Echegoyen (i) y Javier García del Río, futuro CEO de Sareb. (Sareb)
Jaime Echegoyen (i) y Javier García del Río, futuro CEO de Sareb. (Sareb)

Sareb renueva su cúpula para adaptarla al nuevo consejero delegado. La llegada de Javier García del Río, ex director general de Solvia, ha hecho que se reajusten algunos puestos en el comité de dirección del banco malo. Entre otros, dejan sus puestos dos de los pesos pesados de la sociedad, Alfredo Guitart (Negocio) y Manuel Ángel Gómez Gilabert (Legal y Riesgos), según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Este último ha anunciado que sale de Sareb para fichar por Deloitte Legal. Fue uno de los principales responsables de la sociedad desde que se creó el banco malo, primero como director financiero, entre 2013 y 2016, y desde entonces como director de Legal y Riesgos. Sareb está buscando todavía su reemplazo.

Por su parte, Guitart deja la dirección de Negocio, que asumirá el futuro CEO. García del Río todavía no es consejero delegado, a la espera de ser nombrado por la junta general de accionistas. Mientras tanto, ejercerá de número dos con el cargo de director general. Sareb ha buscado un nuevo acomodo a Guitart, que también llegó a la sociedad en 2012 de la mano de la expresidenta Belén Romana.

A la espera de que García del Río sea nombrado CEO, la cúpula de Sareb está liderada por el presidente Jaime Echegoyen, con seis direcciones por debajo: Negocio (hasta ahora Guitart), Legal y Riesgos (Gómez Gilabert), Medios (Idoia Maguregui), Estrategia (Iker Beraza), Desarrollo y Promociones (Juan Ramón Dios) y Comercial (Marisela González).

Nueva estrategia

Los cambios en el comité de dirección, que podrían anunciarse este mismo viernes, van enfocados a adaptar la sociedad a su nueva estrategia. Sareb lleva meses preparándose para convertirse en una inmobiliaria y reducir al máximo los créditos heredados de las entidades rescatadas. El banco malo ha optado por esta vía para maximizar el valor de sus activos, mediante la comercialización de los pisos ya en propiedad y la inversión en nuevos.

Junto a ello, la sociedad semipública estará centrada en los próximos meses en renegociar tres de los cuatro contratos de gestión ('servicing') que vencen en 2021: los de Altamira, Servihabitat y Solvia. A finales de 2019 renegoció su pacto con Haya Real Estate, de Cerberus, aplicando nuevas condiciones y una rebaja de más del 30% en sus honorarios.

Sareb está centrado en rebajar costes y buscar nuevas vías de facturación tras el empeoramiento de sus resultados: perdió 947 millones el año pasado, un 8% más que el año anterior, tras una significativa reducción de los ingresos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios