Los ERTE llegan a la banca a través de los 'call centers': Servinform ajusta el de ING
  1. Empresas
AJUSTE HASTA EL 31 DE MAYO DE 2021

Los ERTE llegan a la banca a través de los 'call centers': Servinform ajusta el de ING

La empresa, a la que ING traspasó una unidad de producción hace un año con más de 100 empleados, ultima un ERTE para 89 personas que durará hasta el 31 de mayo de 2021

placeholder Foto: Logotipo de ING. (EFE)
Logotipo de ING. (EFE)

La banca se ha comprometido a evitar tocar las plantillas durante esta crisis, después de una década de recortes, pero los ajustes sí han llegado a los servicios que rodean a las entidades. Es el caso de Servinform, que negocia esta semana de forma exprés un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) para 89 personas de la unidad de teleoperadores que trabaja con ING.

De hecho, parte del equipo de trabajadores al que se dirige el ajuste formaba parte de la plantilla de la filial del banco holandés hasta hace algo más de un año, cuando ING traspasó su último ‘call center’ en propiedad a Servinform. Este equipo forma parte de la unidad de trabajadores de la empresa de teleoperadores que atiende el negocio hipotecario de la entidad, con 313 trabajadores.

Servinform ha iniciado esta semana una mesa de negociación con los sindicatos para aplicar un ERTE destinado a 89 empleados entre el 1 de junio de 2020 y el 31 de mayo de 2021. La empresa justifica la decisión en el descenso esperado en la producción hipotecaria de ING. Debido al estado de alarma, el proceso se negocia en una semana, en vez de en los 15 días habituales.

Foto: Pasajeros en el Metro de Madrid hoy lunes 16. (Reuters)

Desde los sindicatos dan por hecho que el grueso del ajuste se centrará en los antiguos empleados de ING, que subrogaron sus contratos cuando hace algo más de un año Servinform se quedó la unidad de negocio, y también conservaron las ventajas por ser trabajadores del banco. Según fuentes sindicales, el coste por trabajador con convenio de banca puede llegar a triplicar al de empleados contratados con convenio de teleoperador en jornadas de 30 horas semanales.

La incorporación de los trabajadores de ING a Servinform en 2019 llevó aparejada tensión y protestas previamente, por el miedo a despidos o recortes de sus condiciones. Al final, ING y Servinform subrogaron los empleos con los mismos salarios, el banco mantuvo las ventajas de empleado y hubo un compromiso firmado por la empresa y los sindicatos de que no hubiera despidos durante dos años.

Los 313 trabajadores de este servicio están repartidos entre Las Rozas, donde están los 110 antiguos empleados de ING, y Torrejón de Ardoz, donde tiene su sede la compañía y gran parte de la plantilla, con 1.410 trabajadores de los 3.302 que tienen contrato con Servinform, según el documento de propuesta del ERTE. La empresa ya inició un plan de trasladar a los trabajadores de Las Rozas a Torrejón, que ha quedado congelado por el coronavirus, ya que la mayoría está teletrabajando.

Asimismo, según fuentes sindicales, hay una demanda colectiva de este segmento de la plantilla contra este plan de movilidad, que según los sindicatos está enfocado a buscar la baja de los trabajadores, que no se ha producido. “Por eso han ofrecido 45 días por año trabajado para quien quiera rescindir el contrato voluntariamente, cuando la empresa solo está obligada a ofrecer 20 días”, aseguran en un sindicato.

Foto: Foto: EFE.

Los sindicatos aseguran que el volumen de trabajo no ha descendido en los trabajadores, ya que la caída de producción hipotecaria se ha compensado con la actividad de los teleoperadores por consultas sobre sus créditos y por las moratorias. De hecho, 110 personas del equipo, más de un tercio, están adscritos al nuevo servicio creado para moratorias. Sea como fuere, el ERTE consumirá días de derechos de subsidio por desempleo tras el estado de alarma, además de reducir en un 30% los ingresos de los 89 empleados que se vean afectados.

Desde la empresa aseguran que tratan de evitar estos ajustes: "Del total de la plantilla de la compañía, actualmente solo se encuentra entre afectados o en proceso de negociación de ERTE el 5% de la misma. Nuestra prioridad, en todo caso, es poder volver lo antes posible a la normalidad", asegura un portavoz de Servinform, que añade que la idea no es llegar hasta el 31 de mayo, sino reincorporarlos en cuanto se pueda. ING explica que es una decisión entre compañía y trabajadores sobre la que no puede opinar.

El documento que ha puesto encima de la mesa Servinform asegura que, teniendo en cuenta las previsiones económicas en las que se basa el ERTE, en realidad debería aplicarse sobre el 65% de la unidad de trabajo de ING. Esto es, sobre 203 personas. La empresa señala que ING preveía para este año un incremento de la producción hipotecaria del 7% respecto a 2019, pero desde el 14 de marzo ha habido un desplome en la demanda del 70% y en las firmas del 60%.

Las proyecciones del banco, según Servinform, apuntan a una recuperación del sector inmobiliario en forma de U, con una “ligera mejora de la demanda de viviendas en el último trimestre del año, que redundarán en un crecimiento en las firmas hipotecarias a principios de 2021, alcanzando los niveles de actividad precovid-19 bien entrado 2021”.

ERTE Sindicatos Banca ING
El redactor recomienda