ENTREVISTA CON SU PROPIETARIO, ÓSCAR SORDO

La mayor escuela de pilotos: "Las aerolíneas siguen apostando por formar cadetes"

FTE Jerez, el centro que más pilotos noveles licencia al año (200), cree que las necesidades de personal de las aerolíneas tirarán de la demanda de estos profesionales ya desde 2021

Foto: Uno de los aviones de prácticas de la escuela. (FTE Jerez)
Uno de los aviones de prácticas de la escuela. (FTE Jerez)
Adelantado en

El sector aeronáutico vive su mayor crisis de siempre, pero algunas hebras de actividad sí mantienen constantes vitales. Una de ellas es, por ejemplo, el mantenimiento, reparación y actualización de las aeronaves. Y otra es la formación de futuros pilotos. "La crisis del coronavirus nos afectará este año, pero no tengo dudas de que nos recuperaremos el que viene. Iberia está manteniendo sus planes de formación y tenemos otros tres posibles contratos de formación para 100 cadetes en 2021. Las aerolíneas no están recortando en formación".

Es el análisis de Óscar Sordo, el propietario y cofundador de Flight Training Europe (FTE), la mayor escuela de pilotos de aviación comercial de España por número de alumnos. "Tenemos unos 200 licenciados de media cada año. Para 2020 teníamos previstos 210, pero hay cursos que se han cancelado y otros se han iniciado con retraso. La demanda está ahí, porque ser piloto es algo vocacional y si no te formas este año lo harás más adelante".

"Y la oferta de empleo también porque las aerolíneas han tenido que extender la vida laboral de sus pilotos ante la carencia de personal los últimos años, y ahora los recortes de personal por el virus serán justamente en la parte alta de edad de las plantillas", resume el directivo.

Ubicada en el aeropuerto de Jerez, FTE facturó el año pasado 25 millones, el doble que hace seis años. El 85% de la rama de formación de pilotos, y el 15% restante de la de controladores aéreos. El 90% de sus 250 empleados está en un ERTE tras dos meses cerrada. "Estamos afectados en tanto que centro de formación, pero también por la prohibición de volar. Hemos aprovechado para avanzar mucho en el uso de herramientas de trabajo digitales y por eso necesitaría que, como pasa con las Universidades, podamos evaluar a distancia la parte teórica de nuestros cursos". El de piloto dura 18 meses.

El impacto que no niega Sordo es en este corto plazo, tanto para la escuela como para los alumnos. "El que está más afectado es quien sale ahora, en un momento en que las aerolíneas van a hacer pocas contrataciones. Antes del covid la situación era muy buena, con ofertas a los alumnos antes de terminar. Por eso no tengo duda de que a medio y largo plazo creceremos de nuevo".

Más plazas hoteleras

La rama de controladores también es fruto de potencial negocio que pueda dejar de entrar momentáneamente de la formación de pilotos. "Trabajamos muy estrechamente con NATS, el equivalente en Reino Unido a Enaire en España como gestor de las torres de control. El año pasado formamos a 100 personas y otras tantas estaban previstas este año. Tienen déficit de personal", resume el director general.

El levantamiento de la cuarentena al llegar a España desde el exterior es clave para recuperar cierta actividad. "Ahora no pueden venir ni alumnos ni formadores. Vamos a ver si el próximo mes podemos tener de vuelta a un centenar de estudiantes. Y la semana que viene queremos recuperar a 30 personas del ERTE". FTE genera un gran movimiento indirecto también, de en torno a 350 personas. La empresa de hecho acaba de comprar un inmueble al lado del aeropuerto para hacer un hotel propio con 100 habitaciones. Y eso que ya tiene en sus instalaciones actuales otras 220 habitaciones.

La pérdida de la inversión de Willis lleva a pedir a Aena negociar cuanto antes la extensión temporal de los suelos que ocupa junto al aeropuerto andaluz

"Queremos continuar en Jerez, hemos apostado por este aeropuerto en los buenos y en los malos momentos. Me gustaría iniciar en cuanto sea posible la negociación con Aena para extender la concesión de los terrenos sobre los que nos asentamos. Nuestra competencia incluye gigantes cotizados en EEUU y Canadá como CAE o L3; necesitamos certidumbre para poder movernos en medio de un sector tan exigente", resume Óscar Sordo. Y es que la reciente pérdida de la instalación de la fábrica de modernización de motores y desguace de aviones de Willis en Jerez, tras meses de negociaciones, ha sido un mazazo para el sector aeronáutico de Cádiz.

La lentitud inicial de Aena para ofrecer una solución a la alta demanda de suelo de Willis está en el origen de que el proyecto se haya ido finalmente al aeropuerto de Ciudad Real. Sordo quiere amarrar en cuanto sea posible la renovación que vence en 2024. Fue en 1999 cuando FTE, creada inicialmente en Escocia, se trasladó a Jerez buscando mejor meteorología. La empresa quiere 25 años más de uso de los 45.000 metros que ocupa, además de garantías sobre la capacidad de uso del espacio aéreo necesario para sus vuelos de formación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios