crisis coronavirus

El palacete-hospital que dio lugar al 'gabinete en la sombra' de Almeida

Este desconocido episodio es una de propuestas solidarias recibidas por Madrid durante la crisis, un aluvión de opciones que ha desbordado los canales convencionales de atención del Ayuntamiento

Foto: José Luis Martínez Almeida en un acto oficial de la festividad del día de San Isidro
José Luis Martínez Almeida en un acto oficial de la festividad del día de San Isidro

Convertir un palacete del barrio de Salamanca en hospital de campaña suena a episodio propio de la Guerra Civil, pero llegó a ser una posibilidad real hace solo unas semanas, cuando la crisis sanitaria provocada por el covid-19 colapsó Madrid. La oferta del abogado Miguel Riaño, transformar la sede del despacho Herbert Smith Freehills, era aparatosa y generosa a partes iguales, pero no descabellada, pues esta centenaria casona ya tuvo usos singulares en el pasado, desde Cuartel General de las Brigadas Internacionales a sede del Ayuntamiento Republicano.

Este desconocido episodio forma parte del aluvión de propuestas solidarias recibidas por Madrid, hasta desbordarse los canales convencionales de atención del Ayuntamiento. Para orientar esa ayuda, que ha incluido donaciones de todo tipo, desde dinero a miles de kilos de hortalizas de la huerta murciana, el alcalde José Luis Martínez Almeida delegó todo el operativo a su mano derecha y compañera de gremio, Matilde 'Mati' García-Duarte, abogada del Estado y coordinadora general del consistorio desde que aceptó la llamada de su amigo 'Pepe'.

Aprovechando esa disposición para arrimar el hombro, el Ayuntamiento confió al despacho, del que son socios conocidos abogados del Estado (Soler-Tappa, González-Echenique, Mourenza, Fraguas…), algún tipo de colaboración de otro ámbito, vinculada más a sus capacidades de trabajo y networking. Para moldear esa idea Riaño reclutó a un top como Alejandro Beltrán, poco público, pero muy influyente en el mundo de los negocios por su condición de presidente de McKinsey, la consultora estratégica donde ha hecho carrera mundial durante dos décadas.

Esta dupla, tutelada por la mano derecha del alcalde, definió la composición del grupo de trabajo con primeros espadas del sector privado. La iniciativa, presentada esta semana con un deliberado perfil bajo, pese a contar con Goiri (Bankia), Garmendia (Cotec), Garralda (Mutua), Bogas (Endesa), Madera (Quirón), Entrecanales (Acciona)…, pretende desarrollar un plan para la reactivación económica de Madrid similar al de Italia, donde han confiado esa tarea a un ejecutivo de éxito internacional como Vittorio Colao, exnúmero uno de Vodafone.

Una vez más durante esta crisis, el alcalde de Madrid ha demostrado su capacidad para concitar adhesiones. En este caso, del sector empresarial, difíciles de imaginar en cualquier otro ámbito político, ni con el Gobierno, que ha descafeinado un concepto similar con una mera comisión parlamentaria, ni en la oposición, donde Pablo Casado, incapaz de sumar nuevo talento al partido y arrastrado por la imagen follonera de Isabel Díaz Ayuso, ha recurrido a viejos valores del PP (Ana Pastor, Elvira Rodríguez y Enrique López) para visualizar un gabinete en la sombra.

En este perfecto desbarajuste, "Almeida ha visto la oportunidad", reconocen desde una de las compañías, sin verlo como un inconveniente. "Es listo, trabaja y evita la confrontación gratuita, ¿te parece poco?". Nadie vaciló ante la llamada y han sido muchos los que han levantado la mano a posteriori para sumarse a la iniciativa. "Digamos que no genera anticuerpos", explica otro 'patrono' con poca experiencia de trato con el alcalde, pero satisfactoria. "Le interesa el objetivo y ha sido generoso en la aproximación. No sé si forma parte de una estrategia, pero parece transparente".

La primera cita, celebrada esta semana en el antiguo Palacio de Correos, sirvió para intercambiar ideas sobre las líneas de trabajo definidas por el 'paper' de McKinsey. Hay cuatro ejes definidos: ocio y turismo; movilidad, urbanismo y servicios públicos; tecnología, telecomunicaciones y educación; y sanidad y servicios sociales. La próxima reunión, dentro de cuatro semanas, servirá para definir un responsable de proyecto para cada área y comenzar a rodar el plan, porque "esto tiene que ser en positivo", reconoce otro de los integrantes del sanedrín con asiento en el Ibex.

Aunque la capital ya cuenta con plataformas de colaboración público-privadas, activas durante los mandatos de Ana Botella y Manuela Carmena, el actual alcalde ha querido crear su propio laboratorio de ideas, demostrando a la vez, aunque sea de manera indirecta, su capacidad para movilizar a pesos pesados del sector privado. "Es una persona responsable y con alto sentido del servicio público, pero también ambicioso", reconoce un asesor económico del PP, dando a entender que nunca renunciará a cotas de mayor responsabilidad si tiene oportunidad para ello.

Tras unas primeras semanas de visibilidad, con tono conciliador y constructivo, Almeida fue desplazado por su compañera de partido y presidenta de la Comunidad de Madrid. "Cualquier comparación le hace quedar en buen lugar y lo engrandece", subraya otro de los involucrados en el proyecto. "Que emerjan figuras con apariencia solida es bueno para el país (y para el PP), sobre todo ahora que existe la impresión de que gracias a la respuesta solidaria y comprometida de la sociedad civil, no por el desempeño de la clase política, podemos afrontar mejor esta crisis".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios