consecuencia del covid-19

Los hoteleros empiezan a poner en venta sus inmuebles para conseguir liquidez

Tras unas semanas en que el mercado ha estado congelado, han empezado a moverse varios procesos, más o menos discretos, dirigidos a hacer caja ante la falta de ingresos

Foto: Hotel Condes, en Barcelona.
Hotel Condes, en Barcelona.
Adelantado en

Los peores augurios en torno a la crisis económica derivada del covid-19 han empezado a cumplirse, y las consecuencias empiezan a verse en el sector hotelero, uno de los más golpeados por la pandemia, al haber tenido que cerrar por completo su actividad.

A esto se une el desplome del turismo en todo el mundo, y las serias dudas que existen sobre cuándo podrá recuperar la normalidad (cada vez más agentes del sector dan por perdidos este año y el próximo), malos augurios que están llevando a un creciente número de empresarios hoteleros a empezar a mover en el mercado la venta de sus establecimientos.

“El mercado de ofertas se paró en seco, pero en las últimas dos semanas han empezado, tímidamente, a ofrecerse nuevas oportunidades o a activarse algunas previas”, reconoce un potencial comprador que pide salvaguardar el anonimato.

Aunque hay ofertas de todo tipo —procesos de venta libre de operador o incluyendo gestión—, se espera que las operaciones de 'sale & leaseback' (compra y posterior recompra) sean uno de los grandes protagonistas, ya que se trata de una figura especialmente diseñada para vendedores necesitados de hacer caja.

Y eso es lo que persiguen actualmente los vendedores: conseguir liquidez para afrontar el frenazo en seco de ingresos que ha desatado el coronavirus, una carencia de ingresos que amenaza con extenderse a lo largo de todo este año y puede que no empiece a recuperarse, y con cifras irrisorias, hasta la próxima primavera.

Sombrillas cerradas en una playa desierta. (EFE)
Sombrillas cerradas en una playa desierta. (EFE)

Entre las operaciones que ya habían circulado por el mercado en el pasado, de manera más o menos formal, y que ahora han vuelto a levantar teléfonos, está la venta de un porfolio de tres establecimientos de la familia Cadarso en Barcelona: el Condes y Monument, ubicados en el cotizado paseo de Grácia, y el Fonda España, junto al Liceo, según han confirmado varias fuentes.

En la operación, se incluyen los tres locales comerciales que tienen alquilados, en Grácia, a firmas de lujo, segmento que hasta ahora era garantía de seguridad pero que, en el entorno actual de impagos generalizados de alquileres y serias dudas sobre cuándo volverá el cliente internacional, empieza a verse con otros ojos.

Portobello Capital también lanzó al mercado a finales del año pasado la cadena hotelera Blue Sea Hotels & Resort, por unos 230 millones, según se publicó entonces, proceso que también se sumaría a esta renovada hornada de procesos, según las fuentes consultadas.

A pesar del contexto actual, continúa habiendo una gran liquidez en el mercado entre los grandes fondos internacionales. Estos son los candidatos naturales a estudiar este tipo de procesos, ya que cuentan con el dinero, el apetito por las inversiones alternativas y la oportunidad de adquirir más barato inmuebles que, hasta el pasado marzo, parecían intocables.

Al otro lado de la mesa, hay empresarios familiares, especialmente dueños de establecimientos de tres y cuatro estrellas ubicados en segunda línea de las principales playas del país, como Marbella o las islas, o en primera de destinos como la costa almeriense, la granadina y todo el levante.

Una primera hornada tras la que se espera que se multipliquen las oportunidades de compra, sobre todo si, como cada vez temen más operadores, la normalidad no llega a este negocio hasta 2022. En ese caso, advierten, se verán muchas operaciones oportunistas... y en los enclaves más demandados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios