CASO BANCO POPULAR

Pimco pasa a la ofensiva en el caso Popular con los correos del Banco de España

El fondo norteamericano y otros que perdieron cientos de millones en Popular creen que se puede repetir el caso Bankia con correos como los del inspector Casaus

Foto: Logo de Banco Popular. (Ilustracion: Raúl Arias)
Logo de Banco Popular. (Ilustracion: Raúl Arias)

Los grandes fondos internacionales intentan replicar la estrategia del caso Bankia en la investigación penal de Banco Popular. Pimco, Algebris y Anchorage, que perdieron cientos de millones en la resolución de 2017, han pasado a la ofensiva en el caso que se instruye en la Audiencia Nacional. Por un lado, han pedido nuevas imputaciones y declaraciones de testigos, y por otro han solicitado al juez los correos internos del Banco de España y el BCE sobre la supervisión de la entidad históricamente presidida por Ángel Ron.

Los fondos anglosajones, representados por el abogado Daniel Jiménez, sospechan que, como en Bankia, hubo división de opiniones sobre el estado de Popular dentro del regulador. Buscan correos como los del inspector José Antonio Casaus, que impulsó la investigación del caso cuyo juicio concluyó el pasado mes de octubre, provocando incluso que durante unos meses se imputaran a altos cargos del Banco de España y la CNMV.

"Resulta relevante examinar y analizar los correos electrónicos internos intercambiados por los equipos de supervisión e inspección de los reguladores pues, como se ha demostrado en otros asuntos similares (caso Bankia), los mismos pueden resultar decisivos para conocer la opinión que dichos funcionarios expertos en regulación bancaria y conocedores de la entidad bancaria tenían en cada momento sobre la situación económica real de la entidad y qué personas tuvieron conocimiento de la misma y en qué momento concreto", señala el escrito de los fondos, al que ha tenido acceso este medio.

Por ello, los inversores internacionales reclaman los correos entre equipos de inspección del Banco de España y de estos con directivos de Popular entre 2012 y 2016 y los del BCE entre 2014 y 2017.

Conexión Linde-Botín

Junto a ello, Pimco y los otros dos fondos han solicitado los correos intercambiados entre el exgobernador Luis María Linde y la presidenta de Santander, Ana Botín, en mayo y junio de 2017, "a los que hizo alusión el Sr. Linde en la declaración prestada ante el Juzgado Instructor el día 11 de marzo de 2020". "Recuérdese que, según el Sr. Linde, la Sra. Botín le manifestó, en una primera comunicación, que el Banco Santander había estudiado la situación del Banco Popular y no estaba interesado en su compra y, en cambio, en un segundo correo electrónico, le indicó que iba a participar en la adjudicación de la entidad", añade.

Además de los correos, esta acusación reclama al juez José Luis Calama que lleve acabo una serie de citaciones, en calidad de imputados y testigos. Como investigados, reclama que acudan el exdirector financiero de Popular, Francisco Sancha; el exdirector de Cumplimiento, Juan José Rubio; el exdirector de Legal, Tomás Pereira; y dos personas ligadas a las sociedades luxemburguesas de Thesan Capital: Santiago Burgaleta y María Soledad Burgaleta.

Entre los testigos hay exdirectivos del Popular, como Yolanda García (Auditoría Interna), Carmen Rivera (Riesgos), Miguel Ángel del Moral (Secretaría Técnica) y Luis Mohedano (Intervención); directivos del Banco de España como Mariano Herrera y Francisco Monzón; de la CNMV, como Eduardo Manso; y del BCE como Ramón Quintana e Ignacio Pardo.

Con este tipo de medidas, Pimco quiere revitalizar un caso que tuvo que suspender las declaraciones de Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, y de Botín, por el confinamiento.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios