S&P rebaja IAG a bono basura: "Está tomando medidas, pero no serán suficientes"
  1. Empresas
CREE QUE LA DEUDA SE DUPLICARÁ

S&P rebaja IAG a bono basura: "Está tomando medidas, pero no serán suficientes"

La agencia celebra la sólida liquidez de la aerolínea, pero también avisa de la baja visibilidad acerca de la evolución de la pandemia del covid-19 y las tendencias recesionarias

Foto: S&P rebaja IAG a bono basura: "Está tomando medidas, pero no serán suficientes"
S&P rebaja IAG a bono basura: "Está tomando medidas, pero no serán suficientes"

S&P Global ha rebajado el ‘rating’ de International Consolidated Airlines (IAG) a BB+ desde BBB-, lo que significa que la aerolínea británico-española ha entrado en la categoría de bono basura, cayendo por debajo del grado de inversión. La agencia también ha cambiado la perspectiva de la cotizada desde ‘estable’ a ‘negativo’.

Según explica S&P en el comunicado, la rebaja “refleja que, mientras que IAG está ejecutando medidas para mitigar el colapso de la demanda de viajes aéreos en los últimos meses, no prevemos que esto sea suficiente para compensar completamente la caída en picado de los ingresos”.

La compañía ha implementado iniciativas de recortes de costes y eficiencia operativa, así como reducciones de capacidad “drásticas”, matizan los analistas de la agencia, que añaden que IAG también se debería ver beneficiada de una factura del combustible más baja (la estiman en 4.400 millones en 2020 en comparación con los 6.000 millones de 2019).

Foto: Las aerolíneas piden a Ábalos que subvencione el asiento vacío para no quebrar

“De todos modos, estimamos que el ebitda ajustado será negativo en 2020, considerablemente más débil que los 5.400 millones de euros registrados en 2019 y nuestra estimación de marzo de 2.000 millones de euros”, argumenta S&P. “Esto, agravado por los requerimientos de capital circulante, que podrían ser materiales por unos reembolsos de billetes potencialmente mayores o unas reservas de viajes desordenadas, resultarán en unos flujos de caja libre operativos significativamente negativos y en acumulación de deuda”.

[El Estado se juega 1.000 M en la viabilidad de Iberia y Air Europa]

Asimismo, S&P Global cree que la deuda se duplicará para finales de 2020 hasta alrededor de 15.000 millones de euros. Los analistas detallan que la reducción de 'capex' para aviones nuevos y otros proyectos de inversión desde los 4.200 millones a los 3.000 millones, así como la suspensión del dividendo “solo contrarrestará moderadamente el aumento de la deuda ajustada”. De ahí que la agencia haya decidido revisar su evaluación del riesgo de financiación de IAG desde ‘intermedio’ a ‘agresivo’.

“Prevemos una mejora del rendimiento financiero de IAG en 2021, con el ebitda ajustado creciendo a entre 3.000 millones y 3.500 millones de euros, con el ratio entre deuda y fondos de operaciones ajustados repuntando a un nivel del 15%-20% pero todavía por debajo del nivel del 65% de 2019”, apuntan los analistas. Para que se den estas previsiones, la agencia cuenta con que el tráfico de viajeros se empezará a recuperar este año, que los beneficios de las medidas de recortes de costes y los bajos precios del combustible empiecen a surtir efecto y que la deuda neta de la aerolínea empiece a reducirse.

Foto: ¿Puede Ryanair escapar al hundimiento de las aerolíneas?

“No obstante, la baja visibilidad acerca de la evolución de la pandemia del covid-19 y las tendencias recesionarias apuntan a que nuestras previsiones están sujetas a riesgos significativos”, avisa la agencia. De todos modos, S&P celebra que la “liquidez de IAG continúa siendo sólida pese al flujo de caja negativo esperado para 2020”. Asimismo S&P considera que las fuentes de liquidez excedan en 1,5 veces el gasto de estas en los próximos doce meses, recordando que la aerolínea tenía un total de 10.000 millones de euros en liquidez a cierre de 2019, con una buena distribución de la deuda y sin vencimientos significativos hasta 2022.

Moody’s todavía mantiene a IAG en el grado de inversión, con una nota del Baa3, pero el pasado 17 de marzo la puso bajo revisión junto con el resto del sector por las malas expectativas de futuro. Este miércoles, S&P también ha puesto en el foco a Lufthansa y EasyJet, entre otras aerolíneas europeas, rebajándolas a un 'rating' del BB+ y BBB-, respectivamente.

Standard & Poor's no cree que la demanda se recupere completamente hasta el año 2023

“Las acciones para contener la pandemia, incluyendo las medidas de distanciamiento social impuestas por los gobiernos, restricciones de viaje y cuarentenas han reducido de repente y drásticamente la demanda global de viajes aéreos”. Asimismo S&P espera que el tráfico caiga un 50% en 2020 a nivel mundial y un 55% en Europa, recuperándose hasta quedarse un 30% por debajo de los niveles de 2019 en tanto el Viejo Continente como a nivel mundial. La agencia no cree que la demanda se recupere completamente hasta 2023.

“La recuperación también se verá influenciada por como las aerolíneas reestructuran y recortan sus flotas para alinearse con la demanda”, zanjan los analistas. “Aunque una vacuna ayudaría a proteger a las poblaciones, los riesgos de nuevos brotes en los próximos 12 y 18 meses es real y probablemente haga dudar a los gobiernos a la hora de levantar las restricciones de viaje”, reza el comunicado, poniendo como ejemplo la prohibición a la entrada de extranjeros en China y las cuarentenas en Beijing.

IAG Aerolíneas Coronavirus
El redactor recomienda