LAS VENTAS CAEN MÁS DEL 50%

El Corte Inglés: el covid-19 le cuesta ya 2.000 millones y lo aboca a pérdidas históricas

El Corte Inglés, la empresa con la plantilla más grande de España, está sufriendo de lleno el impacto de la pandemia en sus cuentas debido al cierre de la mayoría de superficie comercial

Foto: Una mujer camina frente a un centro de El Corte Inglés, en Barcelona. (EFE)
Una mujer camina frente a un centro de El Corte Inglés, en Barcelona. (EFE)
Adelantado en

El Corte Inglés, la empresa con la plantilla más grande de España, está sufriendo de lleno el impacto de la pandemia en sus cuentas debido al cierre forzoso de la mayoría de su superficie comercial. Según fuentes internas, y pese al buen comportamiento del área de supermercados, el grupo de distribución va a perder ventas por valor de 2.000 millones de euros en los tres primeros meses de su año fiscal, que comenzó el pasado 1 de marzo, pocos días antes de que se expandiera el covid-19.

Las mismas fuentes señalan que marzo y abril acabaron con un desplome de las ventas de entre el 50 y el 55% en los centros comerciales, incluidas las ventas por internet despachadas en estos puntos de venta. El miedo por las primeras noticias sobre la transmisión del coronavirus en la primera semana de marzo frenó la asistencia de los clientes a los centros comerciales, situación que se radicalizó tras la posterior declaración del estado de alarma el día 14 por parte del Gobierno.

En esos primeros días, la facturación de El Corte Inglés se desplomó entre un 60 y un 65%, dado que, salvo el área de supermercados, la de electrónica y de parafarmacia, el resto de la superficie comercial se mantuvo cerrado. La compañía se esforzó por reforzar la división 'online', que en jornadas de pico de demanda —las primeras, en pleno acopio de comida y productos para la casa— multiplicó por cinco sus entregas habituales.

Las ventas del área de supermercados, que habitualmente representan cerca del 20% de todo el grupo, han crecido un 40%, mientras que las 'online', que acaparaban el 6% del conjunto del 'holding', se han duplicado prácticamente por dos. Pero este buen comportamiento de estas dos áreas de negocio no ha podido compensar el cierre de más del 70% de los metros cuadrados habitualmente abiertos al público y hoy cerrados por orden ministerial.

El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid. (EFE)
El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, en Madrid. (EFE)

El resultado bruto provisional es que la cifra de negocio de El Corte Inglés en los dos primeros meses del ejercicio fiscal ha sido de alrededor de 800 millones de euros, frente a los 1.645,5 millones que facturaron los centros comerciales del 'holding' en marzo y abril de 2019. Un desplome de algo más del 50% que ha continuado en la primera quincena de mayo, ya que el Gobierno impide abrir tiendas de más de 400 metros en las comunidades que estén ya en la fase 1 de la desescalada. Dado que esta situación se va a extender con total seguridad durante todo el mes en curso, la compañía va a dejar de ingresar unos 1.300 millones en sus puntos de venta de mayor tamaño.

A esta cifra hay que sumar el cierre a cal y canto de su red de agencias de viajes, la mayor del país, y la segunda línea de negocio más importante de El Corte Inglés. Esta filial, que representa el 17% de todo el negocio del 'holding', ha perdido cerca de 700 millones de euros de facturación en lo que va del primer trimestre del ejercicio fiscal. De hecho, según algunas fuentes, sus ingresos se han desplomado prácticamente un 100% y es el negocio que peor expectativas tiene, por la caída en picado del turismo.

Las referencias de Inditex y H&M

Pese a estos datos, en El Corte Inglés están satisfechos, ya que el desplome de la cifra de negocio podría haber sido aún mucho mayor si se tiene en cuenta que el área de supermercados apenas suponía hasta la fecha el 20% del volumen total e internet, el 6%. Además, se trata del trimestre menos relevante para la casa, ya que más de un tercio del beneficio se lo juega entre el Black Friday y el periodo de rebajas, es decir, entre finales de noviembre y hasta febrero, su último trimestre fiscal.

Lo que ya se descuenta en El Corte Inglés es que el ejercicio 2019-2020 está condenado a acabar con las primeras pérdidas en la historia reciente del grupo. Aunque la compañía consiguiera remontar en la última parte del año, fuentes internas dan por hecho que el segundo trimestre y el resto del año tampoco serán buenos, por el derrumbe de la economía española, de la que depende prácticamente su cuenta de resultados, y cuyo PIB puede llegar a caer un 10%. Marta Álvarez Guil, presidenta de la cadena, ha puesto en marcha un plan de ajuste de costes para minimizar el daño, pero consideran que no podrán absorber todo el impacto del coronavirus. Especialmente cuando tengan que volver a pagar la nómina de los cerca de 26.000 empleados que están ahora en ERTE.

En el grupo de distribución, tienen como referencia las provisiones que ya han hecho competidores como Inditex y H&M, que han anunciado provisiones por 287 y 320 millones de euros, respectivamente, por el producto que no han podido vender por el covid-19 y que pasa a contabilizarse como 'stock' fallido.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios