UNIDOS FRENTE AL COVID-19

El Corte Inglés dona 40.000 euros para las víctimas de violencia de género

La Fundación Integra hará llegar ese dinero a través de tarjetas para comprar alimentos o productos de primera necesidad a 200 familias desfavorecidas de Barcelona, Madrid y Sevilla

Foto:

Los supermercados y sus trabajadores han sido pieza fundamental en la pandemia del coronavirus. Con un confinamiento total en que solo se podía acceder a la calle para realizar la compra, las grandes superficies han permanecido con las puertas abiertas para seguir vendiendo los productos de primera necesidad.

Siendo conscientes de las dificultades que estos tiempos acarrean para las familias, estas empresas de alimentación están mostrando no solo su pulso para garantizar el suministro de productos sino también su solidaridad con los más vulnerables. Algunas ya colaboraban con fundaciones y ONG y, en esta situación, han reforzado esta unión. Es el caso de El Corte Inglés, que ya colaboraba desde enero de 2019 con la Fundación Integra para ayudar a víctimas de violencia de género y personas en riesgo de exclusión social en su integración laboral. Ahora, con la situación excepcional, han decidido donar tarjetas regalo por valor de 40.000 euros con el fin de mejorar la situación de estas mujeres y sus hijos, en colaboración también con la Fundación Ramón Areces.

La Fundación Integra hará llegar esas tarjetas a 200 familias desfavorecidas de Barcelona, Madrid y Sevilla para que puedan comprar alimentos y productos de primera necesidad en establecimientos de El Corte Inglés, Hipercor o Supercor y a través de la web.

La compañía ha entregado, a través de la Fundación Altius, un total de 7.000 litros de leche fresca a personas que están en situación de vulnerabilidad

No han sido las únicas donaciones relacionadas con alimentación. A través de la Fundación Altius, ha entregado un total de 7.000 litros de leche fresca a personas que están en situación de vulnerabilidad y 50 toneladas de patatas mediante Mensajeros de la Paz y el Banco de Alimentos. Así mismo, ha donado alimentos y productos de primera necesidad en Murcia, a través de la Fundación Jesús Abandonado, Cruz Roja y Cáritas, y a la población de Santiago y Eibar tras la colaboración con sendos ayuntamientos, entre otras acciones.

El Corte Inglés ha querido impulsar la idea de que solo con la ayuda de todos podemos salir más fuertes de la crisis sanitaria y social, y ha puesto en marcha la iniciativa ‘Unidos ayudamos más’, en colaboración con Cáritas, Cruz Roja, la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), Fundación ONCE y Unicef España, a través de la venta de tarjetas solidarias por valor de tres euros. La idea es recaudar fondos que se destinarán a las diferentes acciones que llevan a cabo estas entidades para mitigar los efectos del coronavirus y ayudar a las personas más afectadas por la situación. Los clientes podrán elegir a cuál o cuáles de estas cinco entidades quieren destinar su donativo. Las tarjetas solidarias se pueden adquirir en las líneas de caja de los 300 supermercados El Corte Inglés, los hipermercados Hipercor y los supermercados Supercor de toda España.

Entrega de mascarillas

En el ámbito público, El Corte Inglés ha querido contribuir en la distribución de material imprescindible para evitar el contagio y propagación del virus. Así, ha entregado al Ministerio de Sanidad 500.000 mascarillas para la protección de los sanitarios que luchan contra la pandemia. Este material ha sido gestionado por la oficina que tiene la compañía en Shanghái, una oficina que, junto al resto de las que se encuentran en Asia, se ha puesto a disposición de las autoridades para realizar gestiones de tramitación de pedidos de material sanitario. También los talleres de costura del grupo ofrecen su maquinaria a las autoridades para fabricar mascarillas.

El personal sanitario puede pedir su compra a través de un teléfono y un correo electrónico; esta compra se entrega de forma gratuita

En el ámbito textil, la compañía ha proporcionado ropa de cama, colchones y material de autoprotección a diferentes hospitales del territorio nacional y a los hospitales de campaña. También se ha entregado esta ropa de cama, toallas, alimentos y productos de primera necesidad a las residencias de ancianos, donde se encuentra uno de los colectivos más golpeados por la enfermedad.

Precisamente para preservar a ese sector más vulnerable de la población, El Corte Inglés ha habilitado cajas y áreas dentro de sus supermercados destinadas a mayores de 65 años, dándoles, además, prioridad en el momento de realizar la compra. Tienen acceso preferente durante la primera hora de apertura, de 10:00 a 11:00, en los centros de El Corte Inglés e Hipercor, y de 9:00 a 10:00 en Supercor.

Conscientes del trabajo de los profesionales de la Sanidad, el grupo de alimentación ha querido aportar su granito de arena para facilitarles su trabajo poniendo un servicio especial para ellos: un número de teléfono y un correo electrónico para que puedan realizar un pedido de manera ágil y rápida; esta compra se llevará al domicilio de manera gratuita.

Empresas