Varios secotres denuncian la falta de pruebas

El Gobierno aseguró al inicio de abril que ya contaba con material sanitario suficiente

"Le comunicamos que ya se encuentran cubiertos la mayoría de suministros sanitarios" contestó el pasado 7 de abril el servicio de suministros para el covid-19 de Sanidad a un proveedor

Foto: Prueba con un test rápido de anticuerpos con una pequeña extracción de sangre de un dedo. (Reuters)
Prueba con un test rápido de anticuerpos con una pequeña extracción de sangre de un dedo. (Reuters)
Adelantado en

"En nombre del Gobierno de España, queremos agradecerle su interés en colaborar para paliar los efectos que el impacto de la crisis del coronavirus está teniendo sobre nuestro país. Actualmente, en función de las necesidades calculadas, le comunicamos que ya se encuentran cubiertos la mayoría de suministros sanitarios". Esta fue la respuesta que dio el Ministerio de Sanidad el pasado 7 de abril vía mail a un proveedor que aseguraba tener hasta dos millones de test rápidos y capacidad de envío inmediata.

El proveedor de origen chino y con base en Colonia (Alemania), que ha confirmado la recepción de este comunicado de Sanidad, transmitió a la Unidad de Estrategias de Aprovisionamiento del SNS del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) el 23 de marzo, cuando la crisis sanitaria golpeaba con más fuerza, que estaba a su disposición para surtir de material: contaba con un stock de dos millones de pruebas de la marca Xiamen AmonMed Biotechnology, un fabricante del test rápido de anticuerpos IgM y IgG, las pruebas detectan si un paciente ha pasado ya la enfermedad. En dicho ofrecimiento, aseguraba además tener diversos documentos acreditativos: "Hemos cerrado la venta de 500.000 unidades al Gobierno inglés la semana pasada" con la certificación "MHRA UK Declaration" y que tenían "el reporte clínico del hospital en Wuhan".

Al no recibir respuesta, dos días más tarde, el 25 de marzo, el importador volvió a ponerse en contacto con el Gobierno para reiterar su ofrecimiento, aseguraba tener 250.000 kits en cajas de 25 unidades ya en Frankfurt y que podría tener en Madrid el sábado 28 de marzo. La primera respuesta del Ingesa llegó el 1 de abril para derivar su propuesta y finalmente el 7 de abril, se cerró este ofrecimiento derivando a un formulario online genérico que tiene el Ministerio para quienes quieran vender. La firma, propiedad del multimillonario chino Don Gao, también trató de colocar este material a la Comunidad Autónoma de Madrid y la Generalitat de Catalunya sin éxito en ninguno de los dos casos, apuntan fuentes al tanto de la situación de la empresa.

Foto de archivo de personal sanitario realizando un testeo para coronavirus. (EFE)
Foto de archivo de personal sanitario realizando un testeo para coronavirus. (EFE)

Antes de todo esto, la Organización mundial de la Salud ya había pedido intensificar las pruebas a la población como mejor forma de contener la pandemia y lograr que el brote se redujera cuanto antes. "Test, test y más test" dijo el 16 de marzo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. A día de hoy, diversos colectivos esenciales expuestos al contagio, como sanitarios de hospitales, centros de atención primaria, personal de residencias, militares o policías siguen denunciando que no les llegan las pruebas diagnósticas.

Un ejemplo de esta escasez lo pone de manifiesto Fuenlabrada. El Ayuntamiento de esta localidad madrileña compró 3.000 test rápidos de atincuerpos IgG e IgM para el hospital del municipio después de que la concejalía de Bienestar Social emitiera un informe el 7 de abril en el que alertaba de "la escasez de los mismos en la coyuntura de emergencia sanitaria en la que nos encontramos y siendo fundamentales para el control de la pandemia entre la población".

El colectivo de sanitarios está siendo fuertemente golpeado por el coronavirus. Casi 50.000 se han contagiado desde que se inició la pandemia. Uno de cada cinco infectados en España es personal de centros de salud. El sector sufre la tasa de contagio más alta del mundo, que se eleva por encima del 20%. Fuentes del colectivo creen que esta situación es debida a la falta de protección por la indisponibilidad de material adecuado y suficiente.

[Fuenlabrada compra test rápidos para su hospital y alerta de su escasez y necesidad]

Ya el ocho de abril, solo un día después de asegurar que ya estaban cubiertos de material sanitario, el Gobierno señaló que se llevaría a cabo un estudio de seroprevalencia realizando 30.000 test rápidos a una muestra poblacional para conocer el nivel de inmunidad contra el coronavirus logrado por la sociedad. Este estudio es clave para la vuelta a la normalidad tras el confinamiento. El estudio ha sufrido varias rectificaciones y retrasos. La demora se justificó por problemas logísticos para la puesta en marcha de forma homogénea en todas las comunidades autónomas y aún no se tienen resultados preliminares del mismo.

Preguntado por esta situación, fuentes del Ministerio de Sanidad se limitan a indicar que "el Gobierno de España tiene contratos firmados con diferentes empresas para suministro de material sanitario". "Si es necesario, se ampliarán esos contratos", añade. Respecto a los test, el ramo dirigido por Salvador Illa destaca que "el Ministerio ha firmado un contrato de cinco millones de test rápidos provenientes de China. La sensibilidad de esos test ha sido probada y validada por el Instituto de Salud Carlos III. "Trabajamos con el listado oficial de empresas ofrecido por el gobierno de China y en permanente contacto con las oficinas consulares". Fuentes al tanto de la situación del servicio de compras público destacan que se reciben decenas de ofertas de proveedores de todo tipo continuamente, de ahí que no se puedan atender todos los ofrecimientos.

Sanitarios de hospitales, centros de atención primaria, personal de residencias, militares o policías siguen denunciando que no llegan los test

El Gobierno ha recibido un aluvión de críticas por las compras de test y otros materiales realizadas hasta ahora, tanto por la escasez como por que algunos han llegado en estado defectuoso. El Ejecutivo tuvo que devolver 650.000 pruebas diagnósticas en mal estado que compró a Interpharma, una firma con sede en Barcelona que decía ser un "proveedor de confianza". También compró material sanitario a una empresa condenada por estafa. Han sido diversas las quejas por comprar material a empresas sin experiencia o sin licencia de Sanidad. Uno de los últimos episodios respecto a las compras, fue la puesta en circulación de una partida de mascarillas defectuosas, que ya ha motivado algunas denuncias de sus usuarios.

Por su parte, el proveedor que aseguraba tener dos millones de test es la empresa Xam Med. Su director ejecutivo y representante legal es Don Zhengdong Gao. Más conocido como Don Gao, es una de las mayores fortunas de China, según la revista Forbes. Su patrimonio lo ha construido con la empresa Positec, dedicada a la maquinaria para la industria. Desde que se desatara la epidemia del coronavirus en China, Don Gao está colaborando con el fabricante de test Xiamen AmonMed Biotechnology, señaló Xam Med al departamento de compras de Sanidad.

Según su web, el kit de prueba se sometió a un estudio clínico exhaustivo en el Wuhan Third Hospital. Se analizaron un total de 227 muestras de sujetos en este ensayo clínico. Los resultados de la prueba se resumirán de la siguiente manera: los resultados del examen de 227 muestras clínicas de heces mostraron que la sensibilidad total del reactivo (IgM + IgG) fue del 93,13%, la sensibilidad total de la IgM fue del 78,43% y la sensibilidad total de la IgG fue del 84,31%. No obstante, el proveedor señala que el Ministerio de Sanidad no solicitó en ninguna aclaración sobre la calidad del producto ofrecido.

Estos test cuentan con la marca registrada de la CE, según un listado elaborado por la revista científica Nature, una de las publicaciones científicas más reconocidas del mundo. También está incluido en el listado de productos aprobados contra el Sars-Cov 2 de MedBoard, plataforma de validación regulatoria y técnica en el ámbito médico avalada por diversas entidades privadas de EEUU, Suiza o Reino Unido.

En ambos listados aparecen también los test rápidos de la marca Wondfo, comprados por España y validados por el Instituto Carlos III. Cataluña se quejó de la ineficacia estos test por su baja sensibilidad. Sin embargo, el ministro Salvador Illa señaló que los test deben ser practicados sobre colectivos en los que sean efectivos (personas con alta probabilidad de haber sufrido contagio). Esta fue una de las razones que esgrimió el Ministerio para elaborar una orden que obliga a todos los poseedores de test a advertirlo a las autoridades sanitarias de las CCAA para que se haga un uso según las directrices sanitarias.

Los test rápidos son claves para conocer el nivel de inmunidad de la población y poder volver a la normalidad con la mayor seguridad. El Gobierno asegura que se hacen hasta 47.000 pruebas PCR a la semana en España. Estas pruebas, pese a ser las más fiables, solo detectan la presencia de virus en el momento de la prueba, con lo que no sirven para el estudio de seroprevalencia o para saber si alguien ya pasó la enfermedad. Sanidad asegura que ya se han hecho más de 2,5 millones de test, de los que 900.000 son test de anticuerpos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios