Pierde 556 millones en el primer trimestre

Cepsa lanza ERTE, suspende dividendo y reduce inversión tras perder 556 millones

La segunda mayor petrolera de España ha lanzado un plan de ajustes para ahorrar 100 millones de euros y reduce la inversión en 210 millones de euros, el 20% de lo previsto para 2020

Foto: Logo de Cepsa. (Reuters)
Logo de Cepsa. (Reuters)

Cepsa lanza un plan de choque tras un fuerte varapalo en los resultados del primer trimestre. La petrolera ha registrado una pérdidas de 556 millones de euros. Aunque logró un ebitda positivo de 86 millones de euros, ha realizado una fuerte devaluación de sus activos de 642 millones de euros. Esta situación contrasta con los 151 millones de euros que ganó en el periodo que va de enero a marzo de 2019.

Ante esta situación, la empresa ha decidido implementar un plan de ajuste que permita unos ahorros de 100 millones adicionales en este 2020. Para ello, ha decidido reducir la inversión en 210 millones de euros respecto al plan inicial (un 20% menos). También ha señalado que será necesario hacer un ERTE para la plantilla de sus estaciones de servicio y su consejo de administración, compuesto por el fondo soberano de Abu Dabi Mubadala (60% del capital social) y la gestora global Carlyle (40%), ha propuesto suspender el dividendo y retrasarlo hasta que tenga una mayor visibilidad respecto al futuro del negocio. Se pospone la decisión tanto de la cuantía del mismo como de cuándo se abonará.

Respecto al expediente de regulación temporal de empleo en gasolineras, que podría afectar a unos 2.500 personas, fuentes de la empresa especifican que este será flexible en el tiempo, ya que se adaptará a la demanda de trabajo y rotativo, para que afecte el menor tiempo posible a cada trabajador. Además, la compañía complementará hasta el 100% del sueldo fijo de los que se acojan al ERTE. La parte variable se mantiene aunque dado el menor volumen de ingresos esta se ha reducido significativamente.

Esta situación se produce después del fuerte derrumbe del petróleo durante las últimas semanas, en las que ha llegado a cotizar en negativo. Actualmente, el barril de Brent se sitúa en el entorno de los 30 dólares. Dicha caída, ya que hace dos meses estaba alrededor de 70 dólares por barril, se debe a dos razones fundamentalmente. En primer lugar el exceso de oferta, después de que países como Rusia y Arabia Saudí no fueran capaces de ponerse de acuerdo en el seno de la OPEP. Por otro lado, la fuerte caída de la demanda, fruto de las restricciones a las que ha obligado la pandemia mundial del coronavirus.

Además de Cepsa, la otra gran petrolera española, Repsol, se ha visto obligada a tomar medidas después de presentar pérdidas, también tras una fuerte devaluación de sus activos petroleros. Repsol mantiene su dividendo, aunque suspendió la retribución adicional al accionista que tenía pensado implementar a través de la amortización del 5% del capital social de la firma cotizada. De manera análoga, también se ha visto obligada a reducir la inversión y aplicar medidas de ajuste, aunque por ahora estas no han venido acompañadas de un ERTE.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios