SÓLO NISSAN BARCELONA QUEDA EN ENTREDICHO

PSA e Iveco culminan en Madrid, Zaragoza y Vigo la reapertura de la automoción

El grupo francés y el italiano son los últimos grandes en recuperar la producción, tras Ford, Volkswagen, Renault y Mercedes. La vuelta a la actividad de proveedores y concesionarios, claves

Foto: Fábrica de PSA-Opel en Zaragoza. (EFE)
Fábrica de PSA-Opel en Zaragoza. (EFE)

El sector de la fabricación de vehículos, tanto turismos como vehículos comerciales, vuelve a activarse al completo desde mañana lunes día 11. No con todos los empleados y todos los turnos previos al golpe de la pandemia del coronavirus, pero sí con todas sus factorías reabiertas. Los grupos PSA-Opel e Iveco tienen previsto reanudar desde mañana sus líneas de producción en sus fábricas de Figueruelas (Zaragoza) y Vigo, por un lado; y Madrid y Valladolid, por el otro.

Se suman así a la apertura escalonada en las dos últimas semanas que han venido realizando el resto de las grandes marcas con presencia fabril en España. Volkswagen en Pamplona y Barcelona; Renault en Valladolid, Palencia y Sevilla; Ford en Valencia; y Mercedes en Vitoria. La excepción que confirma la regla es Nissan, que sí que ha retomado la producción en Ávila pero encara un futuro muy negativo en su planta de la Zona Franca de Barcelona, ante la falta de un proyecto de futuro para esta factoría del grupo japonés aliado de Renault. Nissan tiene otras dos plantas en Cataluña y la huelga de una de ellas, que surte a la principal de Zona Franca, ha paralizado esta última.

En el caso de PSA, la intención es retomar desde mañana un solo turno de trabajo en Vigo y Zaragoza, y el grupo francés ha querido esperar a que reabran desde este lunes igualmente los concesionarios. En Zaragoza, con 5.500 empleados directos, sólo funcionará la línea del Opel Corsa. En Vigo, donde entre mañana y el martes se trabajará en labores previas a la reapertura, será el miércoles cuando abra la planta al completo sólo en turno de mañana. En la fábrica gallega, con 7.400 trabajadores directos, se producen cuatro modelos de Citroën, tres de Peugeot, y uno de Opel y Toyota.

PSA Vigo viene aplicando un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor, y ha acordado con los sindicatos SIT y UGT otro por causas organizativas y de producción que sólo afectará al personal laboral fijo. La compañía calculaba que la planta de Vigo cerraría 2020 con 600.000 vehículos ensamblados.

En el caso de Iveco, la firma retrasó una semana su plan de vuelta al tajo inicial previsto para el pasado 4 de mayo. En este caso, y a diferencia de PSA, el motivo ha sido la necesidad de que reactivaran previamente otras fábricas de la misma compañía en Italia que surten de componentes a las de Madrid y Valladolid. En Madrid la compañía tiene aprobado hasta el 30 de junio un Expediente de Regulación Temporal de Empleo y en Valladolid la compañía solicitó un ERTE "por fuerza mayor" hasta el 30 de abril.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios