Sanidad permite que los ayuntamientos amplíen las terrazas de los bares
  1. Empresas
LOS DETALLES DE LA DESESCALADA EN FASE 1

Sanidad permite que los ayuntamientos amplíen las terrazas de los bares

La orden que regula las actividades permitidas en las áreas que entran en fase 1 el lunes incluye autorizar los mercadillos, con visto bueno municipal, con el 25% de puestos y 30% de aforo

Foto: Bares en el centro de San Sebastián. (EFE)
Bares en el centro de San Sebastián. (EFE)

El Boletín Oficial del Estado de este sábado recoge el detalle de cómo ejecutar la flexibilización de las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus en aquellas áreas geográficas que entran pasado mañana, lunes día 11, en la denominada fase 1. Y, entre todas ellas, quizá sobresale la que regula la reapertura parcial de los bares y restaurantes, un sector que ya logró que el Gobierno cambiara del 30% al 50% el aforo máximo permitido en esta primera etapa de la desescalada. La novedad adicional es que el ministerio de Sanidad abre también la mano para que, con autorización municipal, el espacio destinado a las terrazas pueda ampliarse.

"En el caso de que el establecimiento de hostelería y restauración obtuviera el permiso del Ayuntamiento para incrementar la superficie destinada a la terraza al aire libre, se podrán incrementar el número de mesas previsto en el apartado anterior [el 50% de las que tuviera autorizadas previamente], respetando, en todo caso, la proporción del cincuenta por ciento entre mesas y superficie disponible y llevando a cabo un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública en el que se ubique la terraza", señala el apartado 2 del artículo 15 de la orden ministerial.

Foto: Una tarde en el PaiPai Beach en la vida precovid. (Cedida)

Es decir, que para que un establecimiento de hostelería o restauración pueda añadir una mesa más a las que ya tenía autorizadas antes del cierre forzado desde el 15 de marzo, el consistorio debería autorizar espacio adicional para que se instalaran dos. Y que la zona en que se ubica el bar permita en paralelo al ayuntamiento aumentar el área peatonal en la misma proporción.

En definitiva, un gesto adicional para facilitar la vuelta a la actividad de un sector clave en la economía española: aporta el 6% del PIB y 1,7 millones de empleos. Las mesas, o grupos de mesas, tendrán que estar ocupadas como máximo por 10 personas. Se prohíbe el uso de cartas de menús físicas, y se informará a los clientes por cartelería o vía web de la oferta disponible.

Mercadillos y tiendas

Junto a ello, el texto de la orden también especifica cómo volverán a una cierta normalidad los mercadillos de venta ambulante tan comunes en miles de municipios. Deberán contar con autorización municipal y los ayuntamientos deberán comunicar esa autorización a las autoridades sanitarias de su comunidad autónoma. Podrán contar con un 25% de los puestos habituales y su aforo no deberá superar el 30% del normal. No se especifica cómo se controlará ese aforo. Los ayuntamientos podrán ampliar la superficie en que se instalan para garantizar las distancias de seguridad entre puestos y clientes.

Con respecto a las tiendas de comercio minorista de hasta 400 metros cuadrados de superficie, no instaladas en centros comerciales, se les obliga a realizar al menos dos turnos de desinfección y limpieza. Una siempre al finalizar la jornada y otra a lo largo de la misma, con avisos a los clientes de que durante esa limpieza el establecimiento permanecerá no accesible.

Reabren colegios y universidades para desinfección y tareas administrativas. Se permiten congresos científicos-bien motivados- de hasta 30 personas

No se les permite a estos comercio físicos realizar acciones comerciales que propicien aglomeraciones -su aforo está limitado al 30% en cualquiera de las plantas con que conste el establecimiento- y se prohíben los productos de prueba. Se regula también cómo gestionar las prendas que se prueban y no se compran, o las que se devuelven. Sí podrán realizar ofertas a través de canales de venta digitales.

La orden también recoge la reapertura, para tareas de desinfección y administrativas así como para adaptar esos espacio a la etapa pospandemia, de universidades y centros educativos. También se regula la vuelta a la actividad de laboratorios universitarios. Siempre que estén motivados, se permite la celebración de seminarios y congresos científicos y relacionados con la innovación con un máximo de 30 personas. Se fomentará la asistencia por internet a los mismos, en cualquier caso.

Foto: Labores de desinfección de un hotel

También reabren las bibliotecas para la actividad de préstamos y devoluciones, así como para lectura en sala pero no para estudio en sala. Algunas específicas por el tipo de sus fondos bibliográficos como la Biblioteca Nacional podrán permitir la consulta de algunos de sus volúmenes. Los locales de espectáculos podrán albergar 30 personas máximo cuando sean cerrados, y 200 cuando se realicen al aire libre.

Los hoteles reabrirán sin zonas comunes, ni piscinas o spas o gimnasios, y la obligación de desinfectar las zonas comunes cada dos horas. Deberán desinfectarse antes de la reapertura y no se limita el número de huéspedes que pueden acoger. Protocolos más amplios que regularán su actividad en los meses venideros han sido adelantados hoy sábado por El Confidencial.

placeholder Clases reducidas y con elementos de protección en un gimnasio de Barcelona. (EFE)
Clases reducidas y con elementos de protección en un gimnasio de Barcelona. (EFE)

Se permite, como ya se había anunciado, la reapertura de los centros de alto rendimiento para deportistas, los centros de entrenamientos usados en las ligas profesionales y los centros deportivos al aire libre. Todo ello con limitaciones y medidas de distanciamiento e higiene. Los gimnasios cerrados, públicos o privados, podrán reabrirse siempre que el cliente solicite cita previa, con el aforo limitado a un tercio, una persona por entrenador y con los vestuarios y zonas de duchas cerradas.

Hoteles Ministerio de Sanidad Boletín Oficial del Estado
El redactor recomienda