¿REAPERTURA PARA FINALES DE MES?

Ver el Guernica por turnos: cómo se visitará un museo en la nueva normalidad

España lidera en Europa la creación de protocolos para disfrutar del patrimonio histórico y museos. Mascarilla obligatoria, separación por grupos y muchos detalles por consensuar aún

Foto: El Rey y Barack Obama contemplan el 'Guernica' en el Museo Reina Sofía. (Casa del Rey)
El Rey y Barack Obama contemplan el 'Guernica' en el Museo Reina Sofía. (Casa del Rey)

El sector turístico tiene urgencia por recuperar una cierta actividad y viene trabajando, a través de la secretaría de Estado de Turismo, en directrices y recomendaciones ante el coronavirus para retomar las visitas a ubicaciones estratégicas como museos y lugares de interés histórico-patrimonial. El borrador preliminar elaborado por el Instituto para la Calidad Turísitca Española (ICTE, adscrito a esa secretaría de Estado) está ya circulando en el sector cara a la fase 2 de la desescalada, cuando museos, cines o teatros podrían reabrir con un tercio del aforo. Es decir, por ejemplo dos mil personas al día en el Museo Reina Sofía de Madrid, que expone joyas universales como el Guernica de Pablo Picasso.

Concha Iglesias, directora de Comunicación de este espacio, explica que ese documento en el cuya redacción están implicados se está compatibilizando con la elaboración de protocolos específicos para sus empleados y para los visitantes. Tras conocerse además que la comunidad de Madrid seguirá en la fase 0, la llegada a esa fase 2 será muy probablemente ya en el mes de julio. "Vamos a implantar protocolos tanto para la entrada como para la visita al museo, por experiencia sabemos que las salas del surrealismo o la del Guernica son las más visitadas, por lo que habrá que establecer aforos especiales para ir viéndolas", detalla.

Algunas cuestiones que ya se tienen meridianamente claras en el Reina Sofía son la obligatoriedad de la mascarilla durante la visita -"al que no la traiga se le proporcionará una"-, el distanciamiento entre grupos o personas sobre todo en las horas de mayor afluencia o instar a la compra de las entradas a través de internet. "Hemos reformado también la zona de taquillas, la de mostradores, hemos dividido las torres de ascensores entre la destinada a subir y la destinada a bajar y, además de colocar dispensadores de geles, estamos haciendo un refuerzo de toda la señalización y elementos de información".

Patio de los Leones de la Alhambra. (EFE)
Patio de los Leones de la Alhambra. (EFE)

El borrador elaborado por el ICTE, al que ha tenido acceso El Confidencial, incluye todas esas medidas y muchas más. Por ejemplo, y en función del volumen de aforo diario permitido, instalar cámaras termográficas en la entrada para medir la temperatura de los visitantes. También la recomendación de utilizar alfombras desinfectantes en los accesos. O eliminar la distribución de folletos informativos de papel a disposición del público y promover la información virtualizada. Y en concreto también apuesta por realizar, en el caso de grupos organizados, visitas separadas a las distintas salas. O la limpieza de audioguías entre uso y uso y su custodia en zonas limpias cuando no se estén utilizando.

Intercambio de experiencias con Asia

Jordi Tresserras, vicepresidente de Icomos España, está también involucrado en la configuración de ese documento de directrices. Icomos es el Consejo Internacional de Museos y Sitios y está asociado a la Unesco. Antes de entrar a valorar el contenido del borrador, señala como también apunta Iglesias que hace falta la implicación directa del ministerio de Cultura. "Es cierto que hay dos museos estatales aportando su visión, como el Reina Sofía y el Thyssen pero mi percepción es que ha sido elaborado con mucha urgencia y faltan al menos dos patas: Cultura y también el Icom, el consejo mundial de Museos".

España está siendo, de hecho, el primer país europeo que está trabajando de forma tan avanzada en la elaboración de protocolos para reabrir museos y lugares que son patrimonio de la Humanidad como la Alhambra de Granada, el Camino de Santiago o el Yacimiento de Atapuerca. "Estamos liderando, por lo que sabemos desde Icomos que está presente en 151 países, cómo desescalar en turismo y en visitas culturales. China, Japón y Corea nos han enviado sus protocolos porque allí ya se ha retomado algo el turismo, pero también nos están pidiendo los nuestros". España es desde 2017 el segundo país con más turistas del mundo, sólo por detrás de Francia.

Los guías turísticos deberán fijar el número máximo de personas de cada grupo al que ofrecer visitas seguras

Además de Icomos y esos dos museos, este documento de directrices ha contado con las aportaciones de otros ocho museos en total, entre ellos el Macba de Barcelona, el de Ciencias-Príncipe Felipe de Valencia o el Medieval de Lorca (Murcia). Tresserras apuesta por abrir también el documento a las aportaciones del Instituto de Patrimonio Histórico España, ya que alerta de que el uso de determinados productos de limpieza o desinfección puede dañar sitios históricos.

Una actividad ligada intrínsecamente a la reapertura de estos lugares de interés cultural es la de los guías turísticos. Otro protocolo específico regulará cómo deben realizar su trabajo cuando retomen su actividad, de momento sólo con grupos de turistas nacionales mientras las fronteras permanezcan cerradas. Y la responsabilidad que asumen cara a los turistas es muy relevante, empezando porque deberán determinar junto a sus clientes (hoteles o entidades de promoción turística, por ejemplo) "el número máximo de personas al que se le puede ofrecer el servicio de guía de forma segura".

Guía turístico en Valencia. (EFE)
Guía turístico en Valencia. (EFE)

Deberán diseñar visitas con un recorrido de sentido único para evitar cruzarse con otros grupos, evitar las zonas susceptibles de aglomeraciones y hacer las paradas explicativas en espacios abiertos. También se aconseja adelantar todo lo posible los trámites de registro al llegar a hoteles repartiendo las llaves de habitaciones dentro de los autobuses o medios de transporte, así como hacer la entrada a los alojamientos de forma escalonada. También se insta a los guías a priorizar a aquellos clientes que tengan protocolos anticovid frente a los que no los tengan.

Establecer un único punto de carga y descarga de los visitantes o evitar la distribución de información en papel (en todo caso, plastificada) y potenciar la difusión de información por medios digitales forman parte del documento. El borrador ha contado con las aportaciones de la Confederación Española de Federaciones y Asociaciones de Guías de Turismo. Y entra incluso a recomendar cómo dar las propinas al terminar el recorrido: preferentemente mediante pagos con tarjeta y, si se usa efectivo, recomienda al profesional lavarse las manos a la mayor brevedad posible tras tocas billetes o monedas.

Una guía con experiencia en Sevilla y Granada echa de menos que el borrador dé más protagonismo a las agencias de viaje, que son quienes les contratan

Zoraida Arrabal, guía turístico desde hace tres años con experiencia en Sevilla, Granada y Málaga, echa de menos varias cuestiones relevantes en ese borrador de protocolo. "No aparecen las agencias de viajes, que son quienes nos contratan. Deberían de tener un mayor protagonismo a la hora de informar a los clientes ante los que, luego, nosotros los guías somos la cara visible de esa agencia. Son las agencias quienes alquilan los medios de transporte, los alojamientos, las entradas de los monumentos y museos", detalla esta trabajadora autónoma.

En lugares como la Alhambra o el Real Alcázar de Sevilla, la intención es limitar los grupos a 10 personas, desde los 30 de antes de la pandemia. eso cuando reabran entre el 25 de mayo (previsión en Sevilla) o 1 de junio (el monumento granadino) "No sé si podremos subir los precios con la crisis que viene, por eso pienso que más que reducir el IVA turístico en el que los autónomos somos recaudadores para Hacienda, lo que nos ayudaría para poder retomar la actividad es bonificar o reducir la cuota de autónomo", propone.

Una agencia cobra entre 25-50 euros a cada turista, precios de las entradas aparte. Y un guía cobra, a lo sumo, 120 euros por sus servicios a ese grupo: "Eso en una visita a la Alhambra en inglés y un sábado, lo normal es cobrar en torno a 50 euros por grupo, e incluso 40. No hay convenio colectivo ni rangos de precios establecidos", recuerda Zoraida.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios