A PARTIR DE LA SEMANA QUE VIENE

Golf en la desescalada: grupos de cuatro y sin tocar la bandera tras jugar el hoyo

Propietarios de campos de golf y jugadores consensúan un protocolo que debe aprobar aún Sanidad. Los 400 campos de España, preparados para abrir desde el próximo lunes 11

Foto: Un jugador de golf en EEUU. (Reuters)
Un jugador de golf en EEUU. (Reuters)

El golf se presenta ante la desescalada como una de las actividades que menos riesgo de contagio de coronavirus tiene cuando retome la actividad deportiva y turística. Cinco entidades que representan al sector en España, donde hay unos 400 campos operativos, han consensuado en colaboración con el Instituto para la Calidad Turística Española (Icte) un borrador de protocolo de reapertura. Documento que aún tienen que validar el Consejo Superior de Deportes y el ministerio de Sanidad. No tocar la bandera al terminar el hoyo y recoger la bola con precaución del mismo son, quizá, dos de las medidas más curiosas del documento al que ha accedido El Confidencial.

"Respetar la distancia social en un entorno abierto como es un campo es fácil, además se proponen grupos de máximo 4 personas que es la configuración más habitual antes de esta crisis. Entre ellos habrá una distancia temporal de diez minutos en el momento de iniciar el juego para evitar contacto entre grupos", detalla Santi Urquijo, gerente de la Asociación Española de Campos de Golf (AECG), patronal de las empresas y clubes de socios que agrupa a la mayoría de esas 400 instalaciones. "Estamos preparados para reabrir allí donde se entre en fase 1, desde el lunes próximo, porque se nos permitió ejercer labores de conservación de las instalaciones para no echar a perder los campos".

Desde la AECG se especifica en cualquier caso que habrá campos con más o menos posibilidad de reabrir. Aquellos propiedad de, o utilizados fundamentalmente por, socios del entorno más cercano a la instalación pueden tener público potencial suficiente para abrir sus puertas con las limitaciones que puedan establecerse tras pasar esos filtros del CSD y Sanidad. "Pero hay muchos orientados al turista extranjero, que no podrán volver a la normalidad y donde esperamos que se permita la continuidad de los Ertes", precisa Urquijo.

España recibía anualmente en torno a 1,2 millones de turistas atraídos por el golf. Madrid, por no hablar de las zonas de la costa mediterránea, es el área metropolitana de Europa con más campos en sus alrededores, una treintena. A razón de unos 25 empleados directos por campo, el sector aglutina a diez mil trabajadores. ¿Habrá que llevar mascarilla para trabajar o jugar? El borrador de protocolo lo contempla para empleados, proveedores y jugadores cuando las distancias de seguridad no puedan mantenerse y atendiendo siempre a las recomendaciones que vayan publicando las autoridades sanitarias.

El greenfee y otros servicios, con tarjeta o con pago por internet; vehículos buggies y carritos, desinfección después de cada uso

El protocolo además prevé que tanto el salón social como los vestuarios permanecerán cerrados. Al aseo solo se entrará de uno en uno, e igualmente se cuidará del mantenimiento de la distancia social dentro del cuarto de palos. El pago del greenfee y de cualquier otro servicio será preferentemente digital. Los vehículos buggies para uso personal o familiar, así como los carritos manuales o eléctricos para transporte del material, se desinfectarán después de cada uso.

Precaución con las bolas

Los jugadores acudirán directamente el punto de inicio dentro del campo, sin interactuar en el interior de la Casa Club, que sí podrá permanecer abierta. Los búnkers (zonas de arena entreveradas en el césped) deberán de repararse por parte de los propios jugadores, ya que los rastrillos se retirarán para no compartirlos entre distintos grupos. Las banderas en el green serán fijas, no se tocarán ni retirarán al culminar cada hoyo. Además, estos hoyos tendrán un tope para que las bolas no lleguen al fondo y estas serán extraídas con precaución.

Jugadores con máscara en un campor de EEUU. (Reuters)
Jugadores con máscara en un campor de EEUU. (Reuters)

Al terminar, se recomiendan despedidas breves y sin contacto. Los palos y zapatos no se limpiarán en las zonas habituales previstas para ello, y se recomienda ir directamente del campo al aparcamiento. La tienda o el bar de cada instalación deberán seguir las mismas normas establecidas para comercios de este tipo fuera del campo de golf.

En EEUU, relata el gerente de la AECG, ha habido 30 estados que han mantenido sus campos de golf abiertos, como también ha ocurrido en Suecia donde no ha habido restricciones para jugar. Francia, sin embargo, ha establecido que los mayores de 65 años no pueden jugar y se permiten grupos de solo dos jugadores, siendo la regulación más estricta hasta la fecha en Europa. En breve se conocerá cómo volverán los golfistas a sus campos en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios