LUIS GALLEGO TOMARÁ LOS MANDOS EN SEPTIEMBRE

IAG plantea rebajar el precio de compra de Air Europa por el impacto del covid

El propietario de British Airways, Iberia y Vueling pierde 1.860 millones en hasta marzo por el impacto del covid. Prevé una recuperación progresiva a partir del segundo semestre

Foto: Luis Gallego, futuro CEO de IAG, a la derecha, junto al actual presidente, Antonio Vázquez. (EFE)
Luis Gallego, futuro CEO de IAG, a la derecha, junto al actual presidente, Antonio Vázquez. (EFE)

International Airlines Group (IAG), el grupo propietario de las aerolíneas British Airways, Iberia y Vueling, ha anunciado esta mañana pérdidas de 1.860 millones en el primer trimestre del año debido al impacto del coronavirus. El grupo ha comunicado también la fecha concreta en la que el actual presidente de Iberia, Luis Gallego, pasará a suceder a Willie Walsh como CEO de IAG: será el próximo 24 de septiembre.

Pero una de las noticias importantes llegó en la conferencia con analistas. Walsh avanzó que la empresa podría revisar a la baja el precio de compra de Air Europa por Iberia, fijado en 1.000 millones, para que la operación siga teniendo sentido en un mundo pospandemia, en el que al menos durante un tiempo, se espera una reducción global de los viajes en avión. Para ello se usaría un mecanismo para ello incluido en el acuerdo de adquisición firmado en noviembre.

"La compra de Air Europa sigue teniendo sentido estratégico para nosotros. Pero ellos tienen retos quizá incluso mayores que los nuestros debido a la pérdida de ingresos. No tengo ahora mismo más visibilidad sobre este tema, tenemos que comprender mejor lo que está ocurriendo en Air Europa ahora mismo", detalló el primer directivo de IAG.

La compañía prevé que el tráfico de viajeros, que en el conjunto del año caerá un promedio del 50% con un derrumbe del 90% en el actual segundo trimestre, se recupere en la segunda mitad del ejercicio. Pero hasta 2023 no recuperará el nivel de 2019, según su estimación.

El impacto por el desajuste de los precios del queroseno entre lo que estaba contratado ya, y la caída fortísima registrada en su cotización, ha generado un impacto negativo de 1.300 millones de euros. En él se incluyen también pérdidas derivadas de la operativa con divisas distintas del euro. La compañía ha reducido sus gastos semanales en más de la mitad, desde 440 a 200 millones, con la mayoría de sus 595 aviones aterrizados forzosamente. Para el conjunto de 2020, la pérdida por la baja contable de coberturas de combustible y de tipo de cambio se estima en 1.500 millones. A ello se suma una factura de combustible ordinaria de 2.900 millones.

Las medidas para reducir la flota se basan en dos pilares: la renuncia a 68 aviones que se iban a entregar hasta 2022 (sobre todo los de corto radio) y la devolución de 20 aeronaves en leasing. Hasta 95 aviones más en alquiler pueden ser devueltos a las empresas de leasing (lessors) en los próximos dos años. Con ello, la inversión estimada este año se ha reducido ya en 1.200 millones, estando los 3.000 millones restantes previstos casi totalmente financiados.

“El resultado de las operaciones hasta finales de febrero fue similar al del año anterior. Sin embargo, los resultados del mes de marzo se vieron gravemente afectados por las restricciones a los viajes impuestas por los gobiernos debido a la rápida propagación del covid-19, que impactó considerablemente la demanda. La mayor parte de las pérdidas del trimestre ocurrieron durante las dos últimas semanas de marzo", explica Walsh en unas declaraciones que acompañan a la presentación.

El consejero delegado confesó justo en el cierre del encuentro con analistas, jocosamente, que está "deseando que me suceda Luis Gallego, y él estará ya deseando sucederme". "Vamos a trabajar intensamente los dos próximos meses para preparar la transición", concretó.

El crédito de 1000M firmado por Iberia y Vueling con varias entidades y el ICO está pendiente aún de alguna aprobación

“Cuando comenzó la crisis contábamos con un balance y una posición de liquidez sólidos. Estamos tomando todas las medidas oportunas para proteger la tesorería, reducir y diferir la inversión y los costes operativos y asegurar financiación adicional para reforzar y mantener nuestra liquidez. A finales de abril, contábamos con una liquidez de 10.000 millones de euros", resume el consejero delegado. En esta liquidez se incluye el crédito de algo más de mil millones firmado por Iberia y Vueling con respaldo de ICO. Esta operación está aún pendiente de aprobación definitiva que se espera en los próximos días, según ha detallado el director financiero, Steve Gunning.

Los ingresos por pasaje se redujeron un 14,5%, hasta 3.953 millones, mientras que los ingresos totales cayeron algo menos: un 13,4% situándose en 4.585 millones. Los vuelos de transporte de mercancías, usando aviones de pasajeros, han ascendido a 422 operaciones sólo en abril con un volumen total de más de 2.000 toneladas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios