EN CAJA O MEDIANTE REDUCCIÓN DE DEUDA

Telefónica recibirá entre 3.500 M y 8.000 M por la fusión de su filial UK con la de Virgin

El grupo inglés del millonario John Malone compensará al español dirigido por Álvarez-Pallete mediante pago en caja o reducción de deuda para que el acuerdo sea paritario

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Adelantado en

Telefónica recibió este lunes en bolsa con alegría la confirmación oficial de las conversaciones con Liberty Media para fusionar su negocio en Reino Unido con el de Virgin. La compañía española subió un 2,85% en una jornada en la que el Ibex 35 cayó un 3,6%. La buena acogida se debe a que el mercado estima que la multinacional española recibirá una compensación de al menos 3.500 millones de euros por parte del grupo británico para la creación de una nueva empresa en la que ambas tendrán el 50% del capital. Según algunos analistas, en función de cómo se estructure la operación, el importe podría ser incluso superior y acabar reportando unos 8.000 millones de euros para el grupo español.

El pago de Virgin Media a Telefónica se explica por la elevada deuda que arrastra el grupo propiedad del multimillonario John Malone, que los analistas de varios bancos de inversión internacionales sitúan en 12.000 millones de libras esterlinas al cierre de 2019 (13.700 millones de euros). Descontado este pasivo, los expertos le dan un valor de compañía a Virgin de unos 5.250 millones de libras, al multiplicar su beneficio operativo por ocho, mientras que O2 UK, la filial de la española, alcanzaría una tasación de 11.900 millones de libras.

La diferencia es de 6.600 millones de libras esterlinas, para un valor total de la entidad fusionada de 17.150 millones. Como la transacción entre Virgin y Telefónica se quiere hacer al 50%, cada una debería tener una participación de unos 8.575 millones de euros. Es decir, la británica, que solo estaría aportando activos por 5.200 millones, tendrá que compensar a la multinacional presidida por José María Álvarez-Pallete al menos con esa diferencia. Y esta contrapartida la recibirá Telefónica en caja, mediante la venta de un porcentaje de O2 UK, o con aportación de deuda de la compañía española a la nueva sociedad que creen ambos operadores en el Reino Unido.

Pero a ello cabría añadir otra posible vía de remuneración para Telefónica: la distribución de un dividendo extraordinario de la firma resultante a sus accionistas que se financiaría con la emisión de deuda. Según algunos analistas, como los de Bank of America Merrill Lynch, esta cifra podría estirarse hasta unos 9.000 millones de euros, lo que supondría un dividendo de 4.500 millones de euros para la operadora española.

No obstante, otras fuentes indican que las dos compañías podrían incluir una fórmula mixta, por la que la española trasladaría 4.500 millones de euros de su deuda a la entidad fusionada y Liberty, además, inyectaría en su filial 2.100 millones de libras, casi 2.400 millones de euros, antes de la fusión.

Telefónica ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información. No obstante, otras fuentes próximas a la compañía participada por CaixaBank y por BBVA reconocen que las negociaciones incluyen una compensación millonaria por parte de la británica que servirá a la española para reducir su deuda de forma significativa. Un paso adelante muy relevante que le podría permitir disminuir su pasivo, que cerró 2019 en 37.700 millones de euros.

Fachada de la sede de Telefónica, en Madrid. (EFE)
Fachada de la sede de Telefónica, en Madrid. (EFE)

Pero, además, Telefónica se podría beneficiar de las sinergias o ahorros de costes que lleva implícita la fusión con Virgin Media. Las primeras estimaciones indican que los gastos podrían adelgazarse entre 3.300 y 5.600 millones de libras, por lo que Telefónica, que se apuntaría la mitad, ahorraría entre 1.900 y casi 3.000 millones de libras. Esto supone, según los cálculos de Banco Santander, una mejora de la acción de la española de 0,7 euros por título.

Otros bancos de negocios como UBS y Morgan Stanley también han aplaudido la operación y han destacado las potenciales sinergias de la fusión, si bien no han concretado en cuánto se beneficiará la española a falta de que ambas compañías detallen la estructura del acuerdo. Lo que sí tienen claro, en el caso de la entidad estadounidense, es que la transacción no solo es buena para las dos sociedades sino que es mala para sus grandes competidores en el Reino Unido, como British Telecom y Vodafone.

El consejo de administración de Telefónica se reúne este miércoles para analizar la operación, así como los resultados del primer trimestre del año, que serán anunciados el próximo jueves día 7. El mercado espera que el grupo dé más información sobre la alianza con Virgin, así como una posible rebaja de las previsiones de ingresos para 2020 por el impacto del covid-19.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios