Test de la marca Cellex

Siemens Gamesa cierra la compra de 3.500 test rápidos de detección del coronavirus

La firma está a la espera de recibir las pruebas, que tendrá que poner en primer lugar a disposición de las autoridades de las CC. AA. antes de distribuirlas entre los trabajadores de la firma

Foto: Cellexcovid.es
Cellexcovid.es
Adelantado en

Siemens Gamesa ha cerrado la compra de 3.500 test de anticuerpos de detección del coronavirus, según fuentes al tanto de la operación. Se trata de pruebas rápidas de la marca Cellex, firma certificada por la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA) y que también cuenta con la homologación CE de la Unión Europea. Concretamente, se trata de los Cellex qSARS-CoV-2 IgG/IgM Rapid Test.

Según la descripción del propio producto, la prueba es "un inmunoensayo de flujo lateral destinado a la detección y diferenciación cualitativa de anticuerpos IgM e IgG contra SARS-CoV-2 en muestras de suero, plasma (EDTA, citrato) o venopunción de sangre entera de pacientes sospechosos de infección por covid-19 por un proveedor de atención médica".

A diferencia de los test más practicados conocidos como PCR, las pruebas de detección de anticuerpo también son capaces de saber si quien lo realiza ya ha pasado la enfermedad y ha desarrollado anticuerpos. Esta es, según la OMS, la mejor forma de proteger a la población y poder reincorporarse a los trabajos en condiciones de seguridad evitando rebrotes de una enfermedad altamente contagiosa.

Con esta compra, Siemens Gamesa cumple con la promesa de realizar test a todos sus trabajadores en el regreso a sus puestos de trabajo. Sin embargo, aunque el proveedor de la cotizada ya ha realizado el desembolso, están aún pendientes de que los productos lleguen a España desde EEUU a través de un operador logístico contratado.

Además, una vez entren en territorio nacional, las pruebas de diagnóstico deberán ser puestas a disposición de las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas a donde se dirijan los test, tal y como obliga una orden emitida por el Ministerio de Sanidad, que ha reiterado en diversas ocasiones que los test deben estar bajo control para que sean los facultativos los que prescriban las pruebas y decidan el mejor destino de los mismos.

Siemens Gamesa ya empezó a practicar test sobre los trabajadores de su división de operación y mantenimiento de parques eólicos, empleados que por ser considerados de carácter esencial no han parado durante el periodo de estado de alarma. Para esta tarea cuenta con Quirón Prevención, servicio médico de la empresa.

Posteriormente, con el fin de la hibernación total decretada por el Gobierno entre el 24 de marzo y el 9 de abril, la dirección de la compañía dedicada a las energías renovables transmitió a los comités de empresa que tratarían de testar a los empleados que volvieran a las fábricas.

No obstante, días antes de rearrancar la actividad, directivos de Siemens Gamesa transmitieron a los sindicatos, trabajadores y a otras personas ajenas a la organización que el proveedor que les iba a surtir de más de 2.000 test para las fábricas les había dicho que no las tendría a tiempo porque el Gobierno se las había requisado, tal y como recogió entonces El Confidenical y diversos medios de comunicación. Aunque el Ejecutivo primero optó por no hacer comentarios a este respecto, posteriormente, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y fuentes de su departamento han asegurado que no se ha producido ninguna requisición. Por su parte, el laboratorio que provee de este material destaca ahora que se trató de comprar 2.000 test para la vuelta de la Semana Santa pero que no había stock y añade que en ningún caso transmitió a Siemens Gamesa que hubieran sido requisados. Por su parte, directivos, fuentes próximas a la dirección y trabajadores de la cotizada siguen manteniendo que la versión que se dio a los trabajadores -que los test habían sido requisados- era la que les habia dado su proveedor. De forma oficial, Siemens Gamesa guarda silencio.

El fabricante eólico no es la única empresa del Ibex que ha anunciado que testeará a sus plantillas en el regreso a sus puestos de trabajo. BBVA fue uno de los primeros que advirtió que llevaría a cabo este protocolo. También Naturgy ha dicho que hará 16.000 pruebas siempre basándose en lo que le digan las autoridades sanitarias. Otro de los que ha acordado hacer test a su plantilla es Iberdrola.

Otros sectores están en este proceso. El fútbol profesional también advirtió que quería realizar test a los futbolistas antes de volver a los entrenamientos. No obstante, de nuevo el ministro de Sanidad reiteró que lo primero que tienen que hacer es poner en conocimiento de los responsables sanitarios de las CC. AA. la posesión de estas pruebas para que sean utilizadas según su criterio. Salvador Illa ha justificado esta acción en que la estrategia de testeo deber ser única y estar supervisada por el Gobierno.

Siemens Gamesa ya dijo que procuraría traer pruebas cuanto antes y ponía mayo como horizontes para recibirlas. Con estos 3.500 test se podría hacer pruebas a una parte muy importante de la plantilla. Para antes de que el Gobierno presentara su plan de desescalada, el fabricante de aerogeneradores ya había fijado el 9 de agosto como fecha para poder volver a los puestos de trabajo del personal de oficina, una fecha que podrán actualizar en función de los requisitos establecidos por el Gobierno.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios