UN AÑO DESPUÉS DE ANUNCIAR EL ACUERDO

Telefónica demanda a Millicom por anular la compra de su filial en Costa Rica por 500 M

La operadora española demanda al fondo de capital riesgo, uno de sus principales socios en Latinoamérica, por incumplimiento de contrato un año después del acuerdo

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El coronavirus no solo está afectando al negocio ordinario de las empresas, sino también a los acuerdos anunciados y firmados mucho tiempo atrás previo a la expansión del covid-19. Es lo que le ha pasado a Telefónica con Millicom International Cellular, que se ha echado atrás en el pacto para la venta de la totalidad del capital social de filial del grupo español en Costa Rica por 570 millones de euros.

Según fuentes financieras, Telefónica va a demandar a Millicom International Cellular ante los tribunales del Estado de Nueva York (Estados Unidos), en defensa de sus derechos, para exigir el cumplimiento de lo pactado en el mencionado acuerdo comunicado el pasado 20 de febrero. La demanda será interpuesta tan pronto como dichos tribunales permitan el inicio de nuevas acciones que no sean de emergencia.

A este respecto, Telefónica informa que una vez obtenidas las pertinentes autorizaciones regulatorias y completadas todas las restantes condiciones establecidas en el referido acuerdo para la ejecución de dicha compraventa, solicitó formalmente a Millicom International Cellular llevar a cabo la ejecución del contrato y el cierre de la transacción, habiendo manifestado dicha sociedad "su decisión negativa a proceder con el cierre, constituyendo un incumplimiento de los términos y condiciones establecidos en el referido contrato".

En dichas acciones legales, Telefónica exige el cumplimiento de lo pactado en el mencionado acuerdo, y el resarcimiento de todos los daños y perjuicios que este incumplimiento injustificado pudiera ocasionar a Telefónica.

A finales de febrero de 2019, el grupo presidido por José María Alvarez-Pallete dio un nuevo paso en su objetivo de adelgazamiento de la deuda al cerrar la venta de sus negocios en Costa Rica, Panamá y Nicaragua a Millicom por unos 1.450 millones de euros. Esta operación, junto con el traspaso de sus actividades en Guatemala y El Salvador a Carlos Slim, permitía a la compañía reducir su deuda por debajo de los 40.000 millones por primera vez en 14 años.

Meses después, en agosto, Telefónica y Millicom acordaron también la venta de la filial de Panamá, en la que tenía una participación del 60%, por un importe total de 594 millones de dólares, aproximadamente 536 millones de euros al tipo de cambio de ese momento. En concreto, Telefónica Centroamérica Inversiones, sociedad participada directa e indirectamente al 60% por Telefónica y al 40% por Corporación Multi Inversiones, traspasó la totalidad del capital social de Telefónica Móviles Panamá a Cable Onda, una filial de Millicom International Cellular, una vez obtenidas las aprobaciones regulatorias pertinentes.

Millicom se había situado como uno de los principales candidatos a la adquisición de una participación significativa en Hispam, el holding que agrupa todos los negocios que Telefónica aún mantiene en Latinoamérica, con la excepción de Brasil. Una operación de unos 6.000 millones de euros que iba a marcar un punto de inflexión en el balance de la compañía española, muy penalizada en bolsa --ha caído a niveles históricos-- por su elevada deuda.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios