89.000 empresas bajan potencia eléctrica por el covid para reducir su factura de luz
  1. Empresas
El Gobierno lo reguló hace un mes

89.000 empresas bajan potencia eléctrica por el covid para reducir su factura de luz

El 90% de la reducción de ingresos corresponde a la disminución de la potencia contratada de los grandes clientes industriales, que representan el 18% de los que han solicitado esta operación

placeholder Foto: Un hombre camina frente a un par de locales comerciales cerrados. (EFE)
Un hombre camina frente a un par de locales comerciales cerrados. (EFE)

65.000 empresas y autónomos han solicitado y disminuido su potencia eléctrica contratada para reducir su factura de la luz, según datos que manejan las distribuidoras, que son las firmas encargadas de ejecutar estos cambios. Esta medida se puso en marcha para aquellas empresas que se quedaron sin actividad como consecuencia del estado de alarma derivado de la pandemia del coronavirus. Este mismo miércoles, el director de regulación de Endesa, Juan José Alba, actualizaba la cifra hasta los 89.000 peticiones ejecutadas en un evento digital organizado por la patronal Aelec.

Este registro se da cuando se va a cumplir un mes de que el Gobierno regulara en el Real Decreto 11/2020 que estas compañías distribuidoras (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo) realizaran de forma gratuita y más de una vez al año este cambio a todo aquel que lo solicitara.

El 90% de los ahorros de esta medida corresponde a 11.700 grandes empresas industriales que están entre las tarifas 3.1 A y 6.X. Estas compañías más grandes son el 18% de todas las que han solicitado el cambio. Es decir, que los más beneficiados son los grandes consumidores. El otro 10% de reducción de costes es de 33.800 (52% del total) pequeños negocios (tarifa 3.0), y 19.500 que han pedido esta medida son autónomos. El 30% de todas las peticiones.

Foto: Captura de la señal institucional del Palacio de la Moncloa de la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa. (EFE)

Según explica una de las grandes distribuidoras, los autónomos están logrando con esta medida ahorros de entre 10 y 50 euros al mes. Las pequeñas y medianas empresas pueden reducir sus costes entre 130 y hasta 1.000 euros. Dicho lo cual, son los grandes consumidores con mayores potencias los que están logrando los mayores ahorros. Además, fueron estas empresas las que primero solicitaron las rebajas de sus potencias contratadas. Para cada usuario que se acoge a esta medida, las distribuidoras están tardando entre tres y cuatro días en ejecutar el cambio.

Antes de que esta medida fuera regulada, las empresas ya se lanzaron a anunciar estos cambios a sus clientes. No obstante, el real decreto las obliga a hacerlo de forma gratuita, para que así se pueda ahorrar. Hasta entonces, solo EDP y Viesgo se habían comprometido a dar estos cambios de forma gratuita.

El 90% de los ahorros de esta medida corresponde a 11.700 grandes empresas industriales que están entre tarifas 3.1 A y 6.X. Son el 18% de beneficiados

Por empresas, Endesa señala que ha dado 35.000 bajadas de potencia. Unión Fenosa Distribución (Naturgy) ha gestionado 6.750 cambios para pymes y autónomos. Viesgo ha realizado 690 cambios. El resto, hasta los 65.000 totales, son los que han hecho Iberdrola y EDP.

Los ahorros obtenidos van contra el sistema, con lo que no suponen una disminución de ingresos para las grandes distribuidoras eléctricas, ya que estas tienen su retribución regulada. Sin embargo, el Gobierno advirtió en el real decreto de que el agujero que pueda quedar en el sistema eléctrico por estas reducciones de potencia sería pagado con los Presupuestos de 2020. No obstante, posteriormente asumió que este ejercicio tendría que prorrogar los de 2019. El sistema eléctrico lleva desde 2013 sin incurrir en déficit, pero aún están por pagar más de 20.000 millones de deuda acumulada hasta ese año. Este pago se hace cada mes en la factura del usuario.

Esta medida sirve para todas aquellas empresas que se han visto obligadas a cerrar y no necesitan consumo eléctrico, por lo que mientras tengan sus negocios sin funcionar, en la mayoría de casos, no necesitan prácticamente ninguna capacidad eléctrica. Con la bajada, lo que se logra es disminuir la parte fija que se paga en el recibo, que viene a representar alrededor del 40% de la misma.

Factura de la luz Autónomos Empresas Coronavirus Pandemia Presupuestos Generales del Estado Rebajas
El redactor recomienda